De reina de belleza a acusada por narcotráfico: Emma Coronel, la esposa de “El Chapo” Guzmán detenida ayer en EE.UU.

La "Kim Kardashian mexicana" fue arrestada ayer en un aeropuerto de Virginia bajo los cargos de traficar cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para importar a Estados Unidos. La modelo ya había sido acusada de cooperar en los negocios de su marido, e incluso en su fuga en 2015.




“Lo que me conquistó de él fue su plática, su forma de tratarme… No me llevó grandes regalos ni grandes cosas, sino que él se gana a las personas por su forma de ser”, dijo Emma Coronel, la tercera y actual esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, al ser cuestionada sobre la diferencia de edad entre ellos durante una entrevista con el semanario Proceso en 2016.

Coronel fue detenida ayer en el aeropuerto Dulles International de Virginia, en Estados Unidos, por cargos de traficar cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para importar al país, y comparecerá por videoconferencia ante un juez del distrito de Columbia hoy.

Foto de Emma Coronel al ser ingresada ayer en el centro de detención de Alexandria. Foto: AP

La exreina de belleza de 31 años, de nacionalidad mexicano-estadounidense, conoció a Guzmán en 2006, cuando ella tenía solo 17 años y él 49. Aunque ya había decidido que sería su esposa, el capo mexicano esperó a que la joven cumpliera la mayoría de edad y fuera coronada como reina de la Feria de la Guayaba y el Café, en la población de Canelas, en el estado mexicano de Durango.

Se casaron el 2 de julio de 2007, y pasaron su luna de miel fue en uno de los ranchos de “El Chapo”, cerca de Sinaloa. Tras el matrimonio, Coronel se licenció en Ciencias de la Comunicación.

Emma Coronel en Brooklyn durante el juicio de "El Chapo" en 2019. Foto: Reuters

En 2014, Coronel se encontraba con su esposo y sus dos hijas gemelas -Emali Guadalupe y María Joaquina- cuando éste fue detenido por segunda vez en el balneario mexicano de Mazatlán. Ese año, la pareja del capo mexicano también fue detenida, pero poco tiempo después la liberaron debido a que no pudieron comprobar ningún crimen.

En 2019, Emma Coronel asistió casi todos los días al juicio de tres meses de su esposo en Nueva York, observándolo desde el público. Ese fue el contacto más cercano que tuvo con Guzmán, ya que las autoridades no dejaron que lo visitara o hablara con él por teléfono.

Ilustración del juicio de El Chapo la semana pasada. El capo saluda a su esposa, Emma Coronel.
Ilustración del juicio de "El Chapo" en 2019, donde el capo mexicano saluda a su esposa desde lejos.

Durante ese proceso, Coronel fue presentada en varias ocasiones como cómplice de “El Chapo” en sus negocios, e incluso en una de sus fugas de una cárcel mexicana de máxima seguridad en 2015. Hija de Inés Coronel Barreras y sobrina del fallecido Ignacio Coronel, último líder del cartel de Sinaloa, la exreina de belleza ha asegurado que su familia no hace nada ilegal, pese a que su padre ha sido arrestado y sus hermanos contribuyeron en la segunda fuga de Guzmán.

En entrevista con Telemundo hace un par de años, la mujer de “El Chapo” aseguró que vive de “negocios”, sin especificar de qué tipo, pero aclarando que son legales, como tierras de riego. “No tengo nada ilícito”, dijo Coronel en esa oportunidad.

Emma Coronel fuertemente resguardada durante el juicio de su esposo, en 2019 en Nueva York.

En 2019, el diario New York Daily News dio a conocer que Guzmán había firmado desde la cárcel un contrato que le otorgaba poderes legales a su esposa y sus abogados para la creación de una sociedad limitada encabezada por Coronel. La compañía se llamaría El Chapo Guzmán: JGL LLC., y consistía en una línea de ropa con la firma del capo en el logo, que sería vendida en Estados Unidos y México, lo que permitiría generar ingresos para su esposa y sus hijas.

Sin embargo, no parecen necesitarlo. Conocida como la Kim Kardashian mexicana, Coronel solía mostrar su lujosa vida a través de su cuenta de Instagram, hasta que la desactivó. Hace poco más de un año volvió a la red social, tras adquirir mayor protagonismo debido al reciente juicio de su esposo. Aunque tiene solo cinco publicaciones, sus seguidores en Instagram -donde tiene una cuenta verificada- superan los 500 mil.

“A mí no me consta que él trafique drogas”, dijo la modelo sobre su marido en la entrevista con Proceso en 2016. “Puedo decir que hemos tenido muy buena relación, siempre nos hemos llevado muy bien. Es un hombre muy atento, muy cariñoso, muy respetuoso, muy alegre, que hace que se te olviden todos los problemas”, agregó Coronel en esa oportunidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.