Disney reabre su parque en Shanghai gradualmente y con restricciones

Una visitante vestida como personajes de Disney se toma una selfie con mascarilla durante la reapertura de Disneyland Shanghai. Foto: Reuters

Los visitantes deben usar mascarillas, mantener medidas de distanciamiento en las filas y probar que no están contagiados para ingresar. La capacidad del parque se limitará a 24 mil personas por algunas semanas, en lugar de los 80 mil que asisten normalmente.




Las autoridades chinas informaron hoy sobre cinco nuevos casos de coronavirus en Wuhan, un día después de anunciar el primer contagio en más de un mes en la ciudad donde se originó la pandemia. Sin embargo, esto no evitó que el parque Disneyland de Shanghai reabriera hoy sus puertas al público, como un signo del intento de China de volver a una progresiva normalidad pese a la amenaza del virus.

La ceremonia de reapertura en Disneyland de Shanghai. Foto: AP

El parque de atracciones, ubicado en la mayor ciudad de China con más de 24 millones de habitantes, fue el primero del mundo en reanudar sus actividades desde el inicio de la pandemia, que ha tenido profundas consecuencias económicas para el grupo estadounidense.

La reapertura se llevará a cabo de manera gradual y tomando medidas de precaución. Los visitantes no solo deben usar mascarilla dentro del parque, sino que tienen que mostrar el color verde en una aplicación que tienen en sus teléfonos -que comprueba que no están infectados- para poder ingresar al parque.

Visitantes usan mascarillas y mantienen distancia mientras esperan para ingresar al parque. Foto: AFP

Por el momento, Disneyland Shanghai tiene previsto acoger un máximo de 24 mil personas al día, en lugar de las 80 mil que suelen recibir. Además, es obligatorio reservar antes por internet, para evitar aglomeraciones.

En la misma línea, se pueden escuchar anuncios dentro del parque que recuerdan a los visitantes que deben mantener la distancia establecida en la fila de las atracciones, demarcada en el suelo por líneas amarillas.

Miembros del equipo usan mascarillas mientras reciben a los visitantes en Disneyland Resort en Shanghai. Foto: Reuters

Además, el parque prometió aumentar la frecuencia de desinfección de las instalaciones y limitar -o incluso suspender- las interacciones entre el público y los personajes.

Las entradas para la primera jornada se pusieron a la venta el viernes por internet y se agotaron en pocos minutos, pese a la constante amenaza del virus. “Incluso si muchas atracciones siguen cerradas, estamos muy impacientes”, dijo a la AFP una visitante en la entrada del parque. “Hemos pasado dos meses encerradas, era un aburrimiento mortal”, agregó.

Visitantes con mascarillas posan para una foto en el Shanghai Disney Resort. Foto: Reuters

La reapertura del parque en Shanghai es una buena noticia para el grupo Disney, que estima que el impacto de la crisis sanitaria y económica ha sido de US$ 1.400 millones, incluyendo mil millones en pérdidas por sus parques de atracciones y otras actividades.

Disney había cerrado el parque en Shanghai a finales de enero, y luego hizo lo mismo con los de Estados Unidos, Francia, Japón y Hong Kong.

Niñas usando mascarillas avanzan hacia la entrada de Disneyland Shanghai. Foto: Reuters

Comenta