Ex intendente Mayol e incendios asociados a causa mapuche: "Uno parte por sospechas, luego pasa a presunciones y después a certezas"

incendios

"Una vez que ocurrió lo lamentable del joven Catrillanca, sobre todo en diciembre, la cantidad de incendios que se provocaron con nombre y apellido, con lienzos, con gente que se hacía proclamas, en la zona de Ercilla y Temucuicui", dice el jefe regional que perdió su cargo en medio de la crisis por el homicidio del comunero. Pero respecto a si hubo manos mapuches o no detrás de los siniestros, dice que "eso no lo puedo afirmar porque no tengo los datos suficientes".


A un terreno en clara disputa, con adherentes, detractores y neutrales, entraron las afirmaciones del ministro (s) del Interior, Rodrigo Ubilla, de que parte de los incendios forestales intencionales en la zona sur "están  asociados al tema de la causa mapuche". Aunque desde su entrevista de ayer a La Tercera ha sido cuestionado por parte de la oposición y otras autoridades de gobierno han tomado una cierta distancia, él ha reivindicado sus dichos y ha insistido en esa línea.

Es lo que hizo durante una entrevista en Radio Biobío, donde si bien dijo que "no hay detenidos"; sí "hay pruebas, hay grabaciones que están siendo, se van a poner a disposición del Ministerio Público". Al final de esta mañana, Interior incluso divulgó un comunicado que lista tres episodios en los que "se basa" -dice textualmente el escrito- su afirmación.

Ya antes, el intendente del Biobío, Jorge Ulloa -quien tuvo un encontrón la semana pasada, precisamente con Interior, durante el despliegue ante los incendios- hizo ver que "no tengo la certeza" de que haya manos mapuches detrás de los incendios. Y esta mañana el ministro de Agricultura, Antonio Walker, dijo que "siempre hemos hablado de grupos violentistas, nunca lo hemos asociado a ningún grupo particular", que "es complejo referirse a la opinión de un compañero de trabajo", y que -echando mano a ese comodín creado por el ex Presidente Ricardo Lagos- "dejemos que las instituciones funcionen, dejemos que la PDI haga su trabajo, que Carabineros haga su trabajo y que nos informen respecto del origen de la intencionalidad".

Quien no tiene ninguna de esas dudas es Luis Mayol Bouchon (RN) su antecesor en el cargo durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, pero más conocido por haber sido el intendente que tuvo que renunciar en noviembre producto del manejo político en el Caso Catrillanca.

Al cuadrarse con la versión de Ubilla, su ex jefe, parte relatando que "la información que tengo es la que ha salido en la prensa. He recogido alguna información, como por ejemplo, que el Ministerio Público acá en la IX Región está haciendo investigaciones respecto de varios incendios en que tiene sospechas de que hubo intencionalidad. Ahora, hay una cierta sensación bastante difundida acá en al región de que la mayoría -o no la mayoría, pero muchos muchos- de estos incendios son intencionales".

Según Mayol, "algún grado de experiencia tengo", en esto porque "cuando fui ministro me tocaron los períodos de mayores incendio, y teníamos claro. Cuando estallan varios focos al mismo tiempo, en un lugar cercano, eso no es una cosa causal. No es que se le haya caído una chispa, una brasa de una parrilla de un asado. Esas son cosas que son evidentes. Por eso comparto lo que dice el subsecretario Ubilla de que hay intencionalidad".

-Una cosa es la intencionalidad y otra atribuirle parte de esos incendios intencionales a la causa mapuche. ¿Usted también lo cree?

-Sí, percibo lo mismo que el subsecretario Ubilla. Lo que me acuerdo cuando ejercía el cargo, es que el 99% de los incendios son causados por el ser humano. El otro 1% puede ser un rayo, una cosa así, de la naturaleza. De los causados por el hombre, más menos un 45% son intencionales y los otros casuales. Bueno, creo que aquí en la Araucanía ese porcentaje de intencionalidad es mayor, es mucho mayor, por la evidencia que se ha visto: varios focos al mismo tiempo, en un mismo lugar, que baleen un helicóptero cuando está tratando de apagar un incendio, o que haya lienzos que hacen alusión a la llamada causa mapuche, y por los agricultores o la gente que uno conversa... cómo se inician los incendios, con amenazas previas, verbales. Eso hace pensar que hay una intencionalidad.

Sigue: "Una vez que ocurrió lo lamentable del joven Catrillanca, sobre todo en diciembre, la cantidad de incendios que se provocaron con nombre y apellido, con lienzos, con gente que se hacía proclamas, en la zona de Ercilla y Temucuicui".

-¿Usted sostiene que el homicidio de Camilo Catrillanca ha provocado más incendios intencionales en su nombre o a manos de la causa mapuche?

-Eso no lo puedo afirmar porque no tengo los datos suficientes para asegurar una cosa así. Pero sí es dable presumir que toda esa seguidilla de incendios, quema de escuelas, quema de pastizales, corte de carreteras, tomas de municipalidades con incendios, incendios de iglesias, templos evangélicos... entonces, es dable pensar que lo que ha ocurrido en ciertos lugares de la Araucanía, nada más que en ciertos lugares muy vinculados a zonas de Ercilla y Temucuicui, tengan que ver con esto.

"La palabra 'certeza' es bien complicada"

-¿Y porque el intendente Jorge Ulloa no cree lo mismo? ¿Que no tiene certeza?

-Es que la palabra "certeza" es bien complicada. Creo que uno tiene que partir por sospechas, después pasar a presunciones, después a presunciones fundadas, y después a una certeza. Certeza como materia de una investigación mucho más completa.

-¿No es mucho riesgo hacer estas afirmaciones en base a sospechas y presunciones? Eso mismo le pasó a usted como intendente, cuando dijo que antes del homicidio de Camilo Catrillanca habían baleado vehículos de Carabineros. Dijo que había fotos, y finalmente eso último no era cierto.

-A ver, lo que usted dice no tiene ninguna realidad. Jamás afirmé nada de eso: lo único que dije fue que los jóvenes que habían participado y que iban en el tractor, incluyendo al señor Catrillanca, tenían antecedentes. Nunca le puse apellido.

-No, no. Me refiero a otra cosa: cuando usted afirmó varias veces que había fotos que daban cuenta de que los vehículos policiales que intervinieron en el operativo habían sido baleados.

-A ver, a ver. Las fotos circularon por muchas partes, y lo que siempre dije es que lo que me informaron a mí es que esas fotos correspondían a vehículos que fueron baleados ese día que murió el joven Catrillanca. Yo jamás dije que eso correspondía a un enfrentamiento cuando murió el joven Catrillanca; incluso dije que la información que dije es que había sido un enfrentamiento cuando los policías llegaron a Temucuicui y se encontraron con el camino cortado. Eso lo reitero y lo puedo reiterar cuatrocientas veces.

-Ya. Pero volviendo a lo otro: en clave política, ¿le parece acertado este giro de localizar parte de los incendios en la causa mapuche? ¿Abrir este flanco?

-Es que no hay giro. La autoridad debe informar lo que ocurre y lo que percibe, y la información que tiene. No hay que estar sacando dividendos políticos, hay que decir la verdad de acuerdo a la información que uno tiene.

-¿No es echarle más bencina al fuego?

-Él tiene más antecedentes que nadie. Está diciendo lo que corresponde.

Comenta