Iglesia: Fiscal Arias encabeza allanamiento simultáneo en obispados de Valparaíso, Osorno, Concepción y Chillán

arias arzobispado

Fiscal Emiliano Arias fuera de la Catedral de Santiago || Aton

La medida se sustenta en que tras requisar información del obispado de Rancagua y el arzobispado de Santiago, se llegó a la conclusión de la existencia de delitos de naturaleza sexual cometidos contra menores de edad y de acciones que acreditan la existencia de encubrimiento por parte de miembros la iglesia.




Una orden de entrada y registro en la búsqueda de antecedentes que podrían constituir delitos que afecten la integridad e indemnidad sexual de menores de edad (abuso sexual, violación, prostitución infantil, almacenamiento o difusión de material pornográfico infantil etc.) cometidos por miembros de los obispados de Valparaíso, Osorno y Chillán y el Arzobispado de Concepción, está llevando a cabo a esta hora el fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias.

La diligencia, que se realiza de forma simultánea en estas cuatro ciudades, apunta a la incautación de todas las piezas de las investigaciones en poder de la Iglesia. Entre ellas se incluyen denuncias, investigaciones previas y antecedentes entregados a la Congregación para la Doctrina de la Fe, además de las carpetas de los miembros de la iglesia involucrados en ilícitos previos a la entrada en vigencia de la Reforma Procesal Penal.

La medida se sustenta en que tras requisar información del obispado de Rancagua y el arzobispado de Santiago en la investigación de delitos sexuales cometidos por el excanciller Óscar Muñoz Toledo, y los posteriores ingresos en la Oficina Pastoral de Denuncias (OPADE) y el obispado Castrense, se llegó a la conclusión de la existencia de delitos de naturaleza sexual cometidos contra menores de edad y de acciones u omisiones que acreditan la existencia de una cultura de encubrimiento por parte de altos dignatarios de la iglesia.

De hecho, esta misma jornada Arias citó a declarar en calidad de imputados como partícipes de los ilícitos indagados en calidad de encubridor al arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, por el caso Laplagne. Además se requiere revisar su proceder cuando estuvo a cargo del arzobispado de Concepción.

También se le entrega calidad de imputados al otrora obispo de Osorno y extitular castrense, Juan Barros, por casos vinculados al mundo militar y por las denuncias que recibió en Osorno y que no fueron informadas a la autoridad civil; al exobispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte, quien no realizó gestiones tras recibir una carta en que acusaban al padre coreano, Pablo Park, de diversos abusos; al obispo Carlos Pellegrin, de Chillán ,por un caso castrense que no fue judicializado, y al obispo castrense Santiago Silva Retamales por una situación similar. A ellos se suman casos en cursos contra los prelados Cristián Contreras y Luis Infanti.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.