La crisis política en España que llevó a Pablo Iglesias a renunciar al gobierno

El líder del partido Unidas Podemos y segundo vicepresidente de España, Pablo Iglesias renunció a sus cargos para postular a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Hace una semana, los españoles siguen atentos el nuevo tablero político instaurado tras la crisis en Murcia, que derivó en la convocatoria adelantada de los comicios en la capital de España. El último en sumarse a la disputa electoral es el líder de Unidas Podemos, que intentará arrebatarle el cargo a Isabel Díaz Ayuso, del Partido Popular, dos férreos opositores que se enfrentarán en las papeletas, el próximo 4 de mayo.




En medio de una crisis que estalló la semana pasada en Murcia y que desencadenó una convocatoria adelantada de las elecciones en la comunidad autónoma de Madrid para el próximo 4 de mayo, los españoles recién intentaban descifrar el nuevo tablero de pactos políticos cuando un nuevo protagonista se sumó a la polémica. Así, ante la sorpresa de los comicios madrileños y la ausencia de candidatos de partidos de izquierdas para disputar la capital gobernada por el derechista Partido Popular (PP), el líder del partido Unidas Podemos (UP) y segundo vicepresidente del gobierno español, Pablo Iglesias, dejó sus cargos para disputar el liderazgo de Madrid.

El pasado 10 de marzo, el partido de centroderecha Ciudadanos (Cs) dio el primer golpe al realizar un inédito movimiento: romper la alianza con el PP en la comunidad autónoma de Murcia. La líder de Cs, Inés Arrimadas, informó que en conjunto al oficialista Partido Socialista Obrero Español (PSOE) presentaron mociones de censura contra el presidente de la región de Murcia, Fernando López Miras, para removerlo del cargo y posicionar nuevas autoridades tras acusar al PP de “corrupción” debido a la falta de transparencia en la entrega del listado de los cargos vacunados contra el Covid-19.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, renunció a la segunda vicepresidencia de España para postular a la jefatura de Madrid.

Sin embargo, la moción de censura resultó fallida ante falta de votos y, en cambio, ante la amenaza de replicar la situación en Madrid, Andalucía y Castilla y León, donde gobierna una coalición del PP y Cs, la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aseguró que se vio “obligada” en contra de su “voluntad de acabar la legislatura” disolviendo su mandato, lo que conlleva a anticipar la votación.

Según el diario español El Confidencial, las tensiones entre el PP y Ciudadanos reinaban desde el año pasado. Por esto, Díaz Ayuso tenía preparada una convocatoria electoral desde mayo pasado, y en septiembre durante la segunda ola de la pandemia, la opción tomó más fuerza.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una rueda de prensa, tras el anuncio de elecciones para el próximo 4 de mayo.

“La inestabilidad causada por Ciudadanos en la Región de Murcia, así como en otras autonomías y ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, nos ha llevado a esto. Quiero disculparme por la situación, pero si no lo hubiera hecho, PSOE y Ciudadanos habrían presentado una moción de censura. Si no llego a disolver la cámara, las mociones me habrían impedido convocar y nos podrían haber derrocado”.

Isabel Díaz-Ayuso, presidenta de Madrid

La “inestabilidad” política no es algo nuevo en España, especialmente después de la censura del exjefe de gobierno Mariano Rajoy en 2018, que derivó en múltiples intentos fallidos de formar Ejecutivo. El 10 de noviembre de 2019, los españoles acudieron por cuarta vez a las urnas en cuatro años, lo que finalmente obligó al socialista Pedro Sánchez a un pacto de izquierdas con Unidas Podemos, siendo el primer gobierno de coalición desde la transición democrática.

El jefe de gobierno español, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en un abrazo tras formar coalición, en 2019.

De esta manera, Isabel Díaz Ayuso y Pablo Iglesias, dos férreos opositores -que curiosamente nacieron el mismo día del mismo año en la misma ciudad: 17 de octubre de 1978, en Madrid- se enfrentarán en las papeletas para gobernar Madrid. De acuerdo al diario La Vanguardia, la salida de Iglesias se fraguó en 72 horas, el jueves pasado la decisión ya estaba tomada y hoy tras ser informada es catalogada como una “apuesta de alto riesgo”.

“En política hay que tener valentía para dar las batallas que hay que dar. El bipartidismo no va a volver, pero la democracia está amenazada por una nueva derecha trumpista, bien situada en el Estado profundo e impulsada por enormes poderes económicos y mediáticos”.

Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos y exvicepresidente de España

La postulación de Iglesias en Madrid

En un video de más de ocho minutos divulgado en sus redes sociales, Iglesias explicó que la decisión se tomó debido a que en los comicios madrileños del 4 de mayo se juega el “futuro político del país”. Además, el líder de UP propuso que la actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, asuma el cupo de la vicepresidencia segunda y presida el partido, mientras en paralelo siga liderando su cartera cuando el político deje oficialmente el cargo el próximo 20 de abril, cuando inicia la campaña electoral.

La ministra de Trabajo de España, Yolanda Díaz, fue propuesta para reemplazar a Pablo Iglesias en La Moncloa.

Iglesias hizo un llamado a los votantes de izquierda para que “si así lo decida ella y si así lo quiere la militancia de nuestras organizaciones, (Yolanda Díaz) sea la candidata de Unidas Podemos en las próximas elecciones generales y la primera mujer en ser presidenta del gobierno de España”.

En tanto, la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, sería designada como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, ante la ausencia de Iglesias.

A contrarreloj y antes de salir de la oficina de la Vicepresidencia, Pablo Iglesias aseguró que buscará impulsar la ley de vivienda, mientras mueve los hilos entre los partidos de izquierda para acudir a la cita electoral de Madrid bajo una lista única entre Podemos, Más Madrid e Izquierda Unida-Madrid.

“Es un nombramiento sorpresa que tiene tres lecturas distintas. La primera es que esto cambia el terreno de juego en la comunidad de Madrid, aleja el riesgo de que Unidas Podemos no cruzara la barrera del 5% y supone un revulsivo en la izquierda, aunque no sabemos cómo esto se traducirá en cambios en los sondeos o desequilibrio en los votos, pero lo que está claro es que la campaña estará muy polarizada entre Díaz Ayuso y Pablo Iglesias. Lo segundo, es que esto tiene implicancias para el conjunto del Ejecutivo, porque el líder del partido sale del gobierno de coalición a nivel nacional y esto supone que Iglesias pueda tener una política más autónoma tratando de plantear una serie de cuestiones desde ahí o hacer oposición al gobierno, en cualquier caso esto anticipa que UP va a tomar más posiciones autónomas al margen de lo que plantee Sánchez. En tercer lugar, es que Iglesias ya prepara su propio relevo dentro de la organización con Yolanda Díaz”, señala a La Tercera PM el politólogo español Pablo Simón.

El líder del partido Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en una intervención frente al Parlamento en Madrid.

No obstante, la tarea para el líder izquierdista no será fácil. Desde la década del 90, el PP domina la alcaldía y la presidencia de Madrid. Las reacciones por la noticia no se hicieron esperar, Díaz Ayuso señaló hoy que “España me debe una, hemos sacado a Pablo Iglesias de La Moncloa”.

En los primeros coletazos políticos a la postulación de Pablo Iglesias, la candidata del PP que busca la reelección en la Puerta del Sol modificó el lema de su campaña, que pasó de “socialismo o libertad” a “comunismo o libertad”.

Según la agencia Europapress, en la Asamblea de Madrid, Unidas Podemos tiene siete diputados, por lo que las posibilidades de vencer a Díaz Ayuso revelan un complicado escenario, pero entre las explicaciones a la salida de Iglesias del gobierno español surge la posibilidad de que esto responda a: su latente marginación de decisiones en el Ejecutivo y que esto abra las puertas para que Pedro Sánchez se acerque a Ciudadanos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.