Los clubes le rayan la cancha a Javier Castrilli: “Tiene que dejar de lado el personaje”

Javier Castrilli, en su primera conferencia como nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP.

Javier Castrilli, en su primera conferencia como nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP.

Los timoneles de los equipos de Primera División y Primera B valoran la llegada del ex juez argentino como presidente de la Comisión de Árbitros. Eso sí, manifiestan reparos respecto de los rasgos que mostró en su carrera activa y luego como comentarista. También manifiestan su sorpresa por una decisión de la que se enteraron a través de El Deportivo.




La llegada de Javier Castrilli a la presidencia de la Comisión de Árbitros estremece al fútbol chileno. El ex juez internacional argentino es una personalidad en la materia. El concepto no solo abarca las competencias técnicas, de las que hizo gala en su carrera activa, sino también a la polémica imagen que lo acompañó dentro de la cancha e incluso después, como un activo comentarista en las redes sociales, que se transformaron en su principal plataforma de opinión. El arribo del transandino es, hoy, materia de discusión entre los timoneles del fútbol chileno. Primero, eso sí, fue motivo de sorpresa, pues varios aseguran que se enteraron de su contratación a través de la nota que publicó El Deportivo en la jornada de ayer y no mediante una comunicación formal, como habrían esperado. “Hubiese sido bueno que los clubes nos enteráramos de boca de la ANFP y no por la prensa”, dice, a modo de ejemplo, el presidente de Audax Italiano, Lorenzo Antillo, opositor a la actual administración del balompié local.

Al margen de la formalidad, las opiniones se dividen, generalmente, en dos partes. La primera, alude a las capacidades técnicas del bonaerense. “El cambio es positivo. Por lo menos está la expectativa de que viene una persona con experiencia y que puede mejorar el arbitraje. Castrilli tiene que aportar la experiencia y los conocimientos que tiene. Luego, hay que ver si realmente los árbitros pueden asumir lo que les puede aportar. No es un cargo fácil, no es sencillo. Tiene que haber una persona seria y responsable. Castrilli lo es. Además, llega sin prejuicios”, valora el también argentino Raúl Delgado, presidente de San Felipe, uno de los clubes que mayores perjuicios ha sufrido por los errores referiles en la actual temporada.

Me parece que es una buena señal que la ANFP se dé cuenta de que las cosas no se estaban haciendo bien. Es un nombre de prestigio y que ojalá que pueda venir a poner orden y a preocuparse del problema de fondo, que nace desde la formación, no solo de la contingencia. Tiene que hacerlo en paralelo. Y sobre todo la disparidad de criterios en situaciones similares”, estima, ahora en sentido positivo, el audino Antillo. “Rescato más su experiencia. Es un árbitro internacional reconocido, que dirigió situaciones importantes, que estuvo en un mercado complicado. Nos va a hacer bien. Siempre hemos alabado a los árbitros argentinos, que suelen llegar a finales internacionales. Nosotros tenemos a (Roberto) Tobar, pero no mucho más. Y no vengamos con el cuento de la mafia. Son buenos árbitros, porque se forman en una competencia exigente. Nos va a hacer bien”, coincide Luis Baquedano, gerente general de Unión Española.

Javier Castrilli, en su presentación como nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP.
Javier Castrilli, en su presentación como nuevo presidente de la Comisión de Árbitros de la ANFP.

Una personalidad que inquieta

La segunda parte de la valoración de la llegada de Castrilli se relaciona, derechamente con su personalidad. En su pasado como juez, el transandino se caracterizó por un estilo confrontacional y duro. Como comentarista, se mantuvo cultivando esa línea, criticando en muchas ocasiones las decisiones arbitrales, el uso del VAR y hasta a las autoridades, como la Conmebol y la FIFA. Es más de alguna ocasión, incluso, reaccionó ante situaciones que consideró perjudiciales para la Selección. La última de ellas, por el penal en contra de de Arturo Vidal en el duelo frente a Brasil, por las Eliminatorias que el juez peruano Diego Haro no sancionó. Esa vez, atacó directamente el uso del VAR, una herramienta con la que tendrá que convivir en el fútbol chileno. “Brasil siempre es favorecida con los fallos arbitrales”, disparó a través de su cuenta en Twitter. El comentario, naturalmente, generó amplio respaldo en el país.

“Todo depende de cómo las personas se vayan acomodando a los cargos y sus deberes. Ahora está al servicio del fútbol chileno y tiene que comandar un sector importante. Tiene que dejar de lado el personaje y situarse como el presidente de la Comisión Arbitral. Su trayectoria habla de una persona llana a conversar, que es transparente, que dice las cosas y que ha abogado por la transparencia. Eso es clave. Que lo que ha dicho a título personal lo aplique”, dice Antillo. “Lo que uno conoce es una figura bien particular, durante largos años en el arbitraje mundial. Lo que no tengo en mi poder es qué características o competencias justifican una decisión como la que se toma”, añade Hernán Rosenblum, gerente general de Ñublense.

De lo que no hay dudas es respecto de las garantías que ofrece. “Seriedad, responsabilidad, honorabilidad y profesionalismo. En la anterior administración se cometieron errores garrafales que generan ciertas dudas respecto de la honorabilidad”, expone Delgado. “Lo más importante de todos es que el responsable del área debe tener experiencia y Castrilli la tiene. Seguramente en los últimos meses se estuvo involucrando. Él puede aportar todo su conocimiento. Hay que ver si los árbitros tienen la capacidad suficiente para aprovecharlo”, añade, además de pedir la publicidad de los castigos a los jueces como un elemento clave para una transparencia mayor del sistema.

Baquedano apunta a la eventual transferencia de un estilo que marcó una época. “No necesariamente les va a transmitir su estilo tan estricto, aparatoso. Y es distinto ser comentarista a tener una postura federativa”, dice. Y añade lo que considera una obligación natural: .”Tendrá que enseñarles a los árbitros a manejar el temperamento en una situación de VAR. Castrilli tiene toda una escuela en la toma de decisiones, en el carácter, lo que no significa que sea un dictador dentro de la cancha. Eso hay que formarlo en el INAF. Él debería tener mucha injerencia en la malla curricular del INAF. Si no, su presencia no va a servir mucho. Es lo mismo que en los jugadores. Tiene que notarse su mano. El INAF no es para darles trabajo a los amigos. La llegada de Castrilli es como la de Bielsa, pero hay que aprovecharla, sacarle el jugo”.

“No había opciones chilenas”

La contratación de Castrilli abre, además, otro flanco de discusión. Junto con respaldar la llegada del transandino, los dirigentes coinciden en que el ideal es que el cargo sea ocupado por un chileno. Sin embargo, también concuerdan en la carencia de cartas capacitadas para el puesto. “Yo creo que es un cargo que debería haber ocupado un exárbitro chileno. Son cargos para ser ocupados por gente local, por gente del país. Como también sostengo que la Selección en algún momento debe dirigirla un chileno”, apunta Delgado.

Que no haya opciones chilenas habla del problema de fondo. Ahí hay que preocuparse. Mientras más árbitros chilenos tengamos capacitados, más disponibilidad vamos a tener para que un chileno comande la Comisión. Hoy no hay una variedad para elegir. Los mejores árbitros aún están activos, como Tobar y (Julio) Bascuñán”, agrega Antillo.

En el sur, en cambio, esperan conocer en profundidad las razones de la elección del transandino. “No tenemos antecedentes de cuáles son las justificaciones para seleccionar a Castrilli. Entonces, tenemos que confiar en el directorio. Tienen que entregarlas al Consejo de Presidente, aunque les hemos dado la potestad, las facultades para tomar esas decisiones. Luego, como pasa e cualquier empresa, tienen que reportar a sus asociados de las decisiones que se adoptan”, concluye Rosenblum.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.