San Felipe acusa persecución referil: “Lo de ayer fue burdo, malintencionado”

En San Felipe hay molestia con los arbitrajes.

En el partido frente a Cobreloa, los aconcagüinos reclamaron por un gol que les anularon por un inexistente fuera juego. Al menos en dos ocasiones anteriores, el club de la región de Valparaíso ya había sido perjudicado abiertamente. Su presidente, Raúl Delgado, expone su malestar.


Unión San Felipe vuelve a sufrir. Otra vez, según acusan, por culpa de los arbitrajes. En el partido frente a Cobreloa, a los aconcagüinos les anularon un gol. Esteban Antilef marcó el tanto que pudo haber significado el 2-1 parcial sobre la escuadra naranja. Sin embargo, la anotación fue invalidada por un offside que, claramente, no existía. El curso del encuentro cambió abruptamente. Los Zorros del Desierto se impusieron por 2-1. Con ese resultado, consiguieron llegar a 20 unidades y escapar del último puesto de la tabla de posiciones.

En la región de Valparaíso estallaron. “Hasta ahora permanecí callado. No me quejé. Pero ya es demasiado. Este gol de Antilef era el 2-1 a favor de Unión San Felipe. ¿A quién se le puede ocurrir que es offside? Solo al línea y al árbitro”, reclamó a través de su cuenta en Twitter el dueño del club sanfelipeño, Raúl Delgado. En el comentario, el dirigente se preocupó de citar a la cuenta oficial de la ANFP, por lo que, con seguridad, en Quilín tomaron nota del comentario.

“En el partido con Temuco y con Magallanes. Un poco ahí digo las cosas. Primero, nos encontramos con la sorpresa de que apareció (Omar) Oporto a dirigir en Calama. El árbitro era (Víctor) Abarzúa. Yo me quejé con Milad y cuando se dieron cuenta cambiaron el nombre del árbitro en la página. A nosotros nadie nos comunicó que iban a cambiar el árbitro. Curiosamente, el árbitro que eligió (Jorge) Osorio es el que nos dirigió en el partido con Magallanes y se come un offside de tres metros. Acá, en lugar de castigar a los que se equivocan los premian. Abarzúa no tenía ningún impedimento para dirigir. El línea del partido con Temuco, que se come un offside clarísimo, es designado después en otro partido. La metodología que aplica Osorio es que quien se equivoca es premiado”, profundiza ahora Delgado, en El Deportivo. “El reglamento dice que para cambiar un árbitro tiene que haber un motivo. Y que el reemplazante debe ser de mayor jerarquía”, añade.

Presentarán denuncia

La crítica es más profunda. Los dardos de Delgado apuntan a una crisis que considera generalizada. “Esto no pasa solo con San Felipe. Milad necesita que la gente que lo respaldó, cuando le tiene que decir que no, le diga que no. Hay que respaldarlo de otra manera. Haber colocado a Osorio a cargo de la Comisión es desconocer lo que es la industria. Acá los árbitros hasta se equivocan con el VAR. Basta de errores”, insiste.

Los sanfelipeños harán saber formalmente su molestia, aunque lo hacen resignados. “Vamos a presentar una denuncia el lunes, pero no sirve para nada. Porque acá las autoridades se cagan en las normas. No se respetan. Lo vengo reclamando hace mil año. Hasta ahora no me había quejado nunca, pero me cansé. Lo de ayer fue burdo, malintencionado. No puedo pensar de otra manera”, dispara Delgado. “Nuestro jugador estaba perfectamente habilitado. Y después nos cobra un penal en el minuto 43 del segundo tiempo, con el brazo pegado al cuerpo. Qué puedo pensar. Que Oporto no tiene capacidad para decidir y que Osorio no debe estar. Y que nos quieren cagar. Todos los partidos. Es una vergüenza lo que nos hacen. Incluso nos hemos visto beneficiados, pero no es lo que quiero. Lo que quiero es que no nos beneficien ni que nos caguen. Que no me sigan cagando”, enfatiza.

“Tengo derecho a pensar que hay una predisposición. Pero yo no me callo más”, sostiene a modo de conclusión.

Encuentra respaldo

La polémica alcanzó a otros actores. Víctoriano Cerda, presidente de Huachipato citó el tuit de Delgado para compartir un juicio. “Lo digo con toda responsabilidad. A San Felipe lo han perjudicado abiertamente -y sin ningún asco- en los últimos tres partidos”, acusa.

En efecto, no es primera vez que la escuadra de la región de Valparaíso lamenta un perjuicio referil. El más sonante ha sido, sin dudas, el que se produjo en agosto, cuando el delantero de Magallanes Miguel Ángel Orellana les anotó en una evidente posición de adelanto. Esa vez, el único que desapareció de las designaciones en forma inmediata fue el juez asistente Carlos Cisternas aunque, en rigor, no se puede afirmar que haya recibido una sanción, pues la Comisión de Árbitros no hace públicos sus castigos.. El resto apareció inmediatamente en otras designaciones, incluso en Primera División.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.