Castrilli reclama el penal contra Arturo Vidal y dispara: “Brasil siempre es favorecida con los fallos arbitrales”

El ex juez internacional argentino no se reserva críticas en contra del juez peruano Diego Haro, sobre todo en la infracción que reclama el volante del Inter de Milán.


La infracción de Casemiro que reclama Arturo Vidal marcó el final del partido entre Chile y Brasil. Si el juez peruano Diego Haro se animaba a cobrarla, el resultado del partido habría cambiado y, junto con ello, la sensación con que terminó el encuentro. Pero no lo hizo. Y ahora se llena de críticas. No solo de los chilenos, sino también de actores externos. En el último grupo se inscribe el ex juez internacional Javier Castrilli, quien no vaciló en condenar la actuación del incaico.

A través de su cuenta en Twitter, el transandino analizó en duros términos las decisiones referiles. “No se juzga la intención, sino la imprudencia. Casemiro lo toca a Vidal, que se frena... ¿Por qué los árbitros peruanos (central y VAR, Haro y Carrillo) no lo sancionaron?”, parte preguntándose.

El análisis, crítica incluida, continúa. “¿Qué impotencia, verdad? Ver cómo tanto en la Copa Libertadores, en sus clubes o Eliminatorias Brasil siempre se ve favorecida con los fallos arbitrales… principalmente por las decisiones u omisiones del VAR… ¿Hasta cuándo?”, enfatiza.

Luego, en declaraciones a radio ADN, Castrilli profundiza la queja. “Para mí es un penal claro. Casemiro, la imagen es elocuente, muestra cómo hay un contacto físico. Arturo se frena y Casemiro lo toca arriba y abajo. Eso es penal. Si lo cobran en la mitad de la cancha, por qué no lo cobran dentro del área. Me parece gravísimo. Este tipo de cosas llaman poderosamente la atención, siguen alimentando las suspicacias. Esto genera mucha impotencia, porque uno ve cómo impunemente los árbitros hacen caso omiso de lo que dice el reglamento y no hay nada que lo pueda reparar. El VAR termina convalidando un daño, entonces ¿para qué está?”, explica.

“Es una cosa increíble. Parece que nos están tomando el pelo. Hay intereses en juego, intereses en juego, fuentes laborales que se ponen en juego. El fútbol es un producto de consumo masivo que genera una atracción por una enorme cantidad de capitales y esta gente como que se está burlando de esos intereses. Y lo hace con una impunidad absoluta”, añade.

“A mí no me llama la atención porque este muchacho Haro no tiene las condiciones para garantizar la aplicación de las reglas de forma igualitaria”, sentencia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.