Los días de Ríos fuera del poder y los últimos cálculos de La Moneda ante una acusación que pierde fuerza

Los días de Ríos fuera del poder y los últimos cálculos de La Moneda ante una acusación que pierde fuerza

La ex ministra Marcela Ríos está enfocada en su defensa ante una posible acusación constitucional.

Este miércoles la Cámara votará el libelo -impulsado por Chile Vamos- en contra de la exministra de Justicia.


Un gesto para respaldar a su militante y exministra de Justicia, Marcela Ríos, organiza para las 19.30 de esta tarde la directiva de Convergencia Social, al que asistirá el Presidente Gabriel Boric, también miembro de ese partido. La idea es dar una señal de respaldo a la exsecretaria de Estado, a horas de que este miércoles enfrente una acusación constitucional en su contra.

El libelo que impulsa Chile Vamos y que será votado mañana por la sala de la Cámara de Diputados definirá -en parte- el futuro de la exministra, a quien se le acusa de haber infringido la Constitución y las leyes al tramitar los indultos concedidos por el Mandatario a 11 condenados por delitos ligados al estallido social y al exfrentista Jorge Mateluna, además del controvertido traslado de presos mapuche en Angol.

Quienes han sabido de sus días fuera del poder, desde que el Presidente le pidió la renuncia el pasado sábado 7 de enero acusando “desprolijidades“ en el otorgamiento de los beneficios procesales, aseguran que Ríos no ha tenido mucho tiempo para reponerse del golpe. De hecho, dos días después se presentó el libelo en su contra y, desde ahí, ha volcado sus energías a preparar su defensa junto a su abogado, el socialista José Antonio Viera-Gallo.

Ha sido ella, dicen en su entorno, quien ha liderado el proceso de definición de estrategias y recopilación de información para sustentar los argumentos que esgrimirá este miércoles el jurista, sin apelar a su derecho de de deducir cuestión previa, lo que ha sido leído como una señal de confianza justamente en momentos en que la acción fiscalizadora ha perdido fuerza.

Las mismas fuentes señalan que -por lo mismo- acudió hasta La Moneda la semana pasada para reunirse con la ministra Ana Lya Uriarte (Segpres), quien ha comprometido que el gobierno no dejará sola a Ríos en el proceso. Ese compromiso se ha traducido, de hecho, en que la socialista se haya abocado en los últimos días a cuadrar votos en su favor para evitar un revés, pero también intentar bloquear eventuales flancos abiertos al Mandatario relativos al tema de los indultos. Un capítulo que le asestó su peor crisis a La Moneda y que en el gobierno esperan dejar atrás cuanto antes para retomar el control de la agenda.

Ademas de sostener reuniones diarias con Viera-Gallo, la exsecretaria de Estado ha estado activa en sus redes sociales y ha dedicado parte importante de su tiempo en agradecer las muestras de apoyo que ha recibido tanto pública como privadamente.

53 votos a la baja

“Qué increíble”, comentó el diputado y jefe de bancada de RN, Andrés Longton, apuntando al republicano Benjamín Moreno, sin percatarse que su micrófono estaba abierto, luego de que el secretario de la comisión revisora de la acusación contra la exministra Marcela Ríos, declarara el resultado negativo.

“No nos contentamos con ejecutar a la ministra”, dijo el republicano al fundamentar su voto.

Con el empate, de dos votos a favor y dos en contra, entre ellos Moreno, se configuraba un rechazo y la instancia revisora recomendará a la sala no apoyar el libelo.

El lunes, el jefe del comité republicano, José Carlos Meza, había adelantado que la opinión de Moreno (de hecho, él habló en plural al anunciar su voto en contra), marcaría la postura de la toda la bancada, por lo que es probable que sus 13 votos no respalden la presentación de Chile Vamos contra la extitular de Justicia. Este martes, Meza ratificó que rechazarán el libelo.

Si bien las fuerzas opositoras (UDI, RN, Evópoli, Republicanos, ex PDG, Partido Conservador Cristiano e independientes de derecha) suman 70 votos, ese piso de votos difícilmente será alcanzado.

Además de los 13 republicanos, Gloria Naveillán (independiente) se declaró en contra y María Luisa Cordero (Indep. RN) dijo estar “en duda”, al tiempo que valoró la “decencia” de Ríos de haber renunciado.

Tampoco estarán presentes por un viaje oficial los jefes de bancada de la UDI, Jorge Alessandri, y Francisco Undurraga (Evópoli). Si bien estos últimos están pareados y sus ausencias no afectarán el resultado, hasta el momento el libelo parte con una base teórica de 53 votos, que incluso podría seguir bajando si los parlamentarios ex militantes del PDG se desmarcan. Su jefa de subcomité, Yovana Ahumada, señaló que seguían analizando el texto.

Un resultado menor a los 50 votos sería una derrota severa para Chile Vamos, donde varios de sus legisladores ya daban por perdida la acusación.

Si bien en el gobierno y el oficialismo celebraban el desmarque de los republicanos, también recibieron con inquietud la señal de que un sector de la derecha más podría continuar con la arremetida por los indultos, apuntando ahora al Presidente Gabriel Boric.

De hecho, aunque fracase el libelo contra Ríos, está abierta una comisión investigadora.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.