¿Merino o Neruda? La polémica de alto vuelo por el nombre del aeropuerto

Imagen-Aviones-Aeropuerto-70

"No estamos de acuerdo" con el proyecto, planteó enfáticamente el ministro de Defensa, Alberto Espina. El nuevo comandante en jefe de la Fach, Arturo Merino, coincidentemente hijo del prócer del aire homenajeado con la actual denominación del terminal aéreo, también habló del tema.




"Entre aviadores desaparecidos, al lado de canales y de sombras, al lado de azucenas enterradas, vienes volando". El verso es de Pablo Neruda, escrito en la década del 30 del siglo pasado, época turbulenta en Chile en la que el poeta tuvo roles protagónicos en la cultura, y también en la  política, tal como muchas personalidades de ese período. Una de ellas fue  el comodoro Arturo Merino Benítez, figura clave en la creación de la Fuerza Aérea y la aeronáutica civil en Chile,  en los tiempos de la aviación a hélice y con aparatos de madera y tela.

Merino Benítez,  en esa misma década, protagonizaba arriesgados vuelos sobre zonas inexploradas de nuestro territorio, además de participar en otras aventuras, igual de arriesgadas, en la seguidilla de golpes de Estado y tentativas revolucionarias que jalonaron esa época.

Casi 90 años después, los nombres de ambos personajes de la historia se ven trenzados en la polémica, esta vez circunscrita al cartel que recibe a los visitantes extranjeros en el aeropuerto de la capital. Este lunes, la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados dio luz verde a la tramitación de un proyecto de ley que busca bautizar el terminal aéreo internacional con el nombre del premio Nobel, "desapareciendo" la  actual denominación  que rinde homenaje al pionero del aire.

"Creemos que este es un proyecto que nos hace bien como país, que le hace bien a nuestra memoria cultural, ya que tiene como principal objetivo reconocer a una de las figuras más importantes de las  letras de nuestro país", justificó la diputada Carolina Marzán (PPD), integrante de la instancia parlamentaria.

El timonel de la comisión, Marcelo Díaz (PS), recalcó que la idea es aplicar el cambio al terminal internacional, manteniendo la denominación original, "Arturo Merino Benítez", en el nacional.

"Aquí se va a mantener el homenaje a quien fue el fundador de la aviación chilena, con el aeropuerto nacional. Nos parece una buena fórmula darle la connotación internacional a quien ha traspasado la frontera como en Pablo Neruda", explicó.

Entre parlamentarios oficialistas de la comisión, en cambio, la idea fue matizada con reservas. "El nombre de Pablo Neruda se debe destacar, porque es un premio Nobel. Sin embargo, yo plantee que se invitara a la Fach a poder exponer respecto a la relevante de Arturo Merino, el valor de él, pero  no se hizo", señaló a La Tercera Gonzalo Fuenzalida  (RN).

"Imagínese cómo me siento"

Donde la propuesta recibió una repulsa más clara fue en la propia Fuerza Aérea y el Ministerio de Defensa. El recién asumido comandante en jefe de esa institución castrense, Arturo Merino Núñez,  quien coincidentemente es hijo del prócer del aire, dijo "no puedo comentar las decisiones del Congreso. Sin embargo, les puedo decir que mi padre es considerado el arquitecto de la aviación en Chile", afirmó.

Merino explicó que en el momento en que se decidió bautizar con su actual nombre al terminal "no solamente se estaba agradeciendo su labor, sino también a todos los aviadores que dieron su vida por lo que hoy tenemos como sistema aeronáutico nacional, que es un orgullo para Chile", aseveró.

"Para nosotros, obviamente que el nombre del aeropuerto se tiene que mantener como Comodoro Arturo Merino Benítez", añadió.

"Imagínese. Creo que la respuesta es obvia", respondió Merino, ante una pregunta sobre cómo se sentía en lo personal frente a la propuesta de retirar el nombre de su padre.

El titular de Defensa, Alberto Espina, planteó a su turno una cerrada oposición al proyecto que sustituye la denominación del aeropuerto, que consideró como un "error". Habló sobre el tema durante la ceremonia en la que recibió al nuevo comandante en jefe de la Fach.

"Quiero señalar que nosotros no estamos de acuerdo en  cambiarle el  nombre al aeropuerto de Santiago. Arturo Merino Benítez fue el fundador y creador de la Fuerza Aérea de Chile y de la aeronáutica de nuestro país. Es uno de los iconos, de los símbolos no solo en Chile, sino en el mundo entero, del  desarrollo que tuvieron los comienzos de la aviación", recalcó.

"No hay ninguna razón ni justificación" para realizar el cambio de denominación, "por valioso, meritorio y, por supuesto, admirado que sea el nombre" del premio Nobel de Literatura, precisó Espina, quien dijo que desde el ministerio no descartan  conversar sobre el tema con los parlamentarios que promueven el proyecto.

La fórmula para un "aterrizaje forzoso"

La proposición de bautizar como "Pablo Neruda" al principal aeropuerto del país no es nueva. Entre los argumentos a favor se planteó en su momento que tendría algún efecto positivo sobre el  turismo, debido al reconocimiento mundial que tiene el nombre del premio Nobel entre los visitantes extranjeros

No obstante, ya en 2016 los opositores a la idea argumentaron, entre otros problemas, el millonario costo que implicaría llevar adelante la propuesta en cuanto a, por ejemplo, las modificaciones en señalética, cartografía y otros aspectos.

El problema de los recursos es el que puso sobre la pista el diputado Osvaldo Urrutia (UDI), para forzar un aterrizaje forzoso del proyecto. La propuesta sería inadmisible debido a que implica fuertes gastos de cargo a las arcas del Estado.

"Cuando se ingresó el proyecto se consultó a la Dirección General de Aeronáutica (DGAC) sobre posibles costos y resultó carísimo, sobre el millón de dólares, por conceptos de cartografía nacional e internacional. Por lo tanto, esto debe ser iniciativa del Ejecutivo. No nos corresponde hacerlo nosotros, y menos que se haya votado en la Comisión de Cultura", explicó el legislador.

"Siento que con este cambio de nombre algunos se están dando un gustito político, por lo que no me parece adecuado", concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.