“No te declararon reo por lindo”, “Hasta cuándo me vas a humillar, c...”: El top 10 de las mejores frases en primarias presidenciales

Foto: Agencia UNO

La historia de las primarias ha dejado expresiones, enfrentamientos y declaraciones que están grabadas en el recuerdo. La Tercera PM clasificó algunas de las mejores de ellas. Revísalas a continuación.




1. “No te declararon reo por lindo”

27 de junio de 2017. Restaban pocos días para las primarias presidenciales del 2 de julio de ese año, en que se medirían el hoy Presidente Sebastián Piñera, el entonces diputado Felipe Kast (Evópoli) y el senador RN Manuel José Ossandón, cuando los tres protagonizaron un debate televisivo -organizado por Mega, Chilevisión, Canal 13 y TVN- que llegó a alcanzar hasta 35 puntos de rating en su momento más polémico y que quedó también en el registro como uno de los cruces más recordados en una elección primaria.

Manuel JoséŽ Ossandón durante el debate televisivo de los precandidatos de Chile Vamos que se realizó el 26 de junio de 2017, días antes de las primarias. FOTO:MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

Piñera y Ossandón habían tenido enfrentamientos en la campaña, pero el debate frente a las cámaras fue especialmente álgido. En medio de una serie de cuestionamientos, una de las conductoras (Constanza Santamaría) pidió a Ossandón aclarar algunas frases que había realizado al aire tanto ese día como en instancias anteriores. “Cuando usted dijo en el programa Vértigo, de Canal 13, que la diferencia entre usted y el expresidente Piñera era que no podía caminar tranquilo por la calle, ¿por qué (Piñera) no puede hacer eso?, consultó al exalcalde, abriendo el siguiente enfrentamiento entre los entonces candidatos:

-Ossandón: No tengo idea, pregúntele por qué anda con 60 carabineros cuando va a la esquina, y yo voy solo, no tengo problema...

-Piñera: Pregúnteme nomás por qué...

-Ossandón: Ahora estoy hablando yo, señor Presidente...

-Piñera: La prepotencia de la ignorancia y la capacidad de ser un mentiroso profesional en el señor Ossandón nos sorprende todos los días, pero yo lo voy a dejar ahí, quédese en el barro, señor Ossandón, le quedan muy pocos días como candidato”.

La respuesta no tardaría en llegar. “Perdón, pero él ocupó ciertos minutos míos, porque me trató de ignorante. Yo fui gerente de una empresa agrícola, él fue gerente del Banco de Talca, pero según un video que vi de la señora Mónica Madariaga, estuvo escondido porque fue declarado reo. No lo declararon reo por lindo, y ha estado metido en un montón de problemas que siempre le echa la culpa a uno más chico”, lanzó Ossandón.

“Reo por lindo” se transformó rápidamente en Trendic Topic en Twitter, y la frase sigue siendo recordada como una de las más polémicas en un proceso de primarias.

2. “Te ‘queríai’ dar un gustito...”

Fueron unas primarias particulares, y también dejaron en el registro un impasse emblemático. En 2009, la entonces Concertación debía resolver al abanderado que buscaría suceder a la Presidenta Michelle Bachelet en La Moneda. El exmandatario Eduardo Frei (DC) iba apoyado, además de su partido, por el PS y el PPD. Del otro lado, los radicales habían levantado al exministro José Antonio Gómez.

Desde el comando de Frei se promovieron las denominadas “primarias regionales” abiertas (es decir, militantes e independientes). Finalmente, en una cláusula con las reglas pactadas, se establecía que si uno de los abanderados llegaba a aventajar por más de 20 puntos al otro, se le proclamaría como ganador.

La primera elección regional fue fijada el 5 de abril de ese año, en O’Higgins y el Maule.

Durante la tarde de ese día, el sistema de cómputos falló. Los comandos tenían conteos paralelos, y según la versión del sector de Gómez, antes de la caída del sistema, éste tenía más del 40% de los votos, lo que abría la puerta a la siguiente primaria. Cuando los programas volvieron a funcionar, según el comando, la cifra del exministro era más baja. Desde el PR comenzaron a plantear que se debía conocer el 100% de los sufragios antes antes de hablar de un ganador.

Fue en medio de ese escenario, según el entorno de Gómez, que cerca de las 21 horas -en horario prime- habrían visto por televisión a Frei y dirigentes de su comando celebrando el triunfo desde una tarima instalada en el Centro de Eventos Ansco de la ciudad de Rancagua. Para algunos en el comando del expresidente, la versión fue otra: que Gómez había dilatado el reconocer su derrota y no se podía esperar más.

Gómez se trasladó al centro de eventos y se subió a la tarima donde estaban Frei y una serie de dirigentes de la Concertación, entre ellos el emblemático militante y entonces presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, quien en medio del tumulto, e instalado a espaldas del exsenador, lo comenzó a increpar: “Te querías dar un gustito, conchetu..., ‘queríai’ enterrar a la Concertación”. Gómez le respondió: “¿Qué te has creído infeliz c...?”. Entremedio se pudo escuchar la voz de Frei en el tumulto: “Eso no se hace, Camilo”. Los presentes y televidentes, aunque los audios no eran claros, apreciaban la tensión y el posterior forcejeo que se empezó a generar en el escenario. Los radicales acusan que hubo empujones y el propio Gómez apartó a Escalona. Además, se vieron escenas como el vicepresidente del PR, Fernando Meza, intentando bajar del escenario al líder socialista.

Aunque Escalona en las horas siguientes dijo no haber insultado a Gómez, posteriormente ofreció disculpas. El resultado final de la elección fue un 64,91% para Frei y un 35,09% para Gómez.

3. “Hasta cuándo me vas a humillar, c...”

Las primarias presidenciales de la entonces Alianza, en 2013, serán quizás de las más recordadas, por los heridos que quedaron en el camino. El entonces ministro de Economía durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, Pablo Longueira, se transformó sorpresivamente, en abril de 2013, en el candidato presidencial del partido que ya antes había presidido, la UDI. Fue ungido apenas el también exsecretario de Estado Laurence Golborne, quien había estado 107 días como abanderado gremialista, bajó su candidatura en medio del denominado caso Cencosud, que estalló luego de la divulgación de un fallo de la Corte Suprema que condenaba a esa empresa por cláusulas abusivas fijadas en la tarjeta Jumbo Más cuando Golborne era el gerente general del holding.

En las primarias, Longueira enfrentó al candidato de RN, y quien también se había desempeñado en el gabinete del Presidente Sebastián Piñera (en Defensa), Andrés Allamand.

Los primeros comicios de este tipo que realizaba la Alianza -recién en 2012 se había publicado la ley que establecía un sistema de primarias- resultaron tensos y el desenlace lo corroboró.

El domingo 30 de junio de ese año, Longueira venció por un 51,37% a Allamand (48,63%). La derrota golpeó duramente al hoy canciller. “Es momento de dejar la política”, que es una de las frases que se le escuchó decir -según en su entorno- a un visiblemente abatido Allamand. Ese mismo día, en horas de la noche, y tras reconocer la derrota, se trasladó a la sede de la UDI, en calle Suecia. Las cosas no salieron como se esperaba.

Allamand llegó acompañado de su esposa, Marcela Cubillos, en medio de la algarabía gremialista. A su arribo habría sido increpado y en su entorno dicen que incluso hubo empujones. Según las versiones, en medio de ese escenario, el generalísimo de Longueira, Joaquín Lavín, lo instó a salir al balcón del segundo piso, para saludar al vencedor en público. La recordada respuesta de Allamand llegó: “¡Hasta cuándo me vas a humillar, c...!”, le dijo a Lavín. Después abandonaría la sede.

Solo semanas más tarde se escribiría otra historia de la política reciente. Longueira bajó su candidatura presidencial. En una conferencia de prensa, en la misma casona de la UDI, tres de los hijos del exministro comunicaron que su padre padecía una depresión. El desafío lo asumió posteriormente la hoy alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei.

4. Hualpén: Alvear, Bachelet y el ‘torpedo’

Corría el otoño de 2005. A fines de abril de ese año, en Hualpén -Región del Biobío- se llevaría a cabo el último debate televisivo de las primarias presidenciales entre la carta del PS -apoyada también por el PPD y el PR-, Michelle Bachelet, y la candidata de la DC, Soledad Alvear, ambas exministras del expresidente Ricardo Lagos.

Las mayores repercusiones políticas del enfrentamiento televisivo no empezarían en el mismo debate, sino horas después, más precisamente unas 48 horas después, cuando Alvear encendió los ánimos en la entonces Concertación al acusar a su contendora de haber ocupado una especie de torpedo.

La excanciller mostró su frustración con algunos aspectos de la transmisión televisiva. Entre ellos, dijo que “no permitieron que pudiésemos entrar a temas de fondo” y que no le gustó que “no existiese la posibilidad de que pudiésemos hacer un comentario respecto de la respuesta de la otra, porque ese era el formato que yo había pedido”.

Pero también agregó que su contendora “tenía tarjetas con anotaciones, desconozco el contenido de ellas, pero eran varias tarjetas las que tenía, lo que se nos había dicho expresamente que no era viable”. “Ella tenía unas tarjetas en su tarima que me llamaron la atención, porque no podíamos llevar nada. Nada de nada. Ni siquiera un pañuelo desechable. Yo cumplí y fue evidente que ella no”.

Bachelet salió a defenderse -“tenía un papel en el estrado que la misma producción había puesto ahí”, dijo- pero los ánimos se agitaron y para algunos la acusación rompió el fair play. Desde las filas bacheletistas posteriormente se comenzó a acusar a Alvear de levantar una estrategia más confrontacional y poner en riesgo la estabilidad del conglomerado.

Las exministras no llegaron a medirse en primarias. En mayo de ese año, Alvear -en medio de una baja en las encuestas- declinó su candidatura, dejando el camino allanado a Bachelet.

5. La cifra de Ossandón: cuatro mil trescientos cuarenta y cuatro mil quinientos millones...

El mismo debate en que Ossandón se despacharía el “no te declararon reo por lindo” estuvo marcado por otros momentos de tensión y frases para algunos memorables. Una de ellas, la respuesta del exalcalde de Puente Alto a la pregunta de Felipe Kast sobre el costo de su programa.

“En tu programa tú planteas que efectivamente quieres avanzar en una serie de materias. Te quiero preguntar ¿cuánto cuesta tu programa, de gobierno?, consultó el entonces diputado. Ossandón esbozó una sonrisa con un gesto de duda y luego comenzó a reír: “Por Dios, esto es divertido”, agregando: “Mira, te voy a decir la cifra exacta: cuatro mil trescientos cuarenta y cuatro mil quinientos millones coma cinco dólares… ese es el valor, tú podrás comprobarlo (...), yo lo tengo calculado”.

Las redes estallaron ante la insólita cifra entregada por el candidato.

6. “Ministro penca”, “no te echaron por bueno” y “tómate un Armonyl”

Ese debate de junio de 2017 siguió acaparando frases que quedaron en el registro. Luego de haber preguntado a Ossandón por los costos de su programa, Kast le consultó más adelante por cuáles programas sociales iba a recortar para conseguir financiamiento para sus planes de gobierno.

Felipe Kast y Manuel JoséŽ Ossandón y durante el debate televisivo de los precandidatos de Chile Vamos previo a las primarias de 2017. FOTO:MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

Ossandón lo acusó de llevar una serie de papeles al estudio para enrostrar a sus contendores, en vez de debatir. Sin contestar la pregunta, y molesto, incluso lanzó una frase a los organizadores del debate, pidiéndoles que para la próxima vez invitaran a un verdadero “candidato”, apuntando a que la intención oculta de Kast para competir en la presidencial -según Ossandón- era finalmente llegar al Senado.

La pelea siguió. “¿Cuáles programas sociales vas a cortar?, le insistió Kast. Y Ossandón respondió, sin aludir nuevamente a la pregunta: “Yo debo reconocer que fui irrespetuoso y mal educado, y lo traté de ministro ‘penca’ y te pido disculpas, pero desgraciadamente, no lo quiero comprobar”. Siguió: “Este señor fue ministro (de Desarrollo Social) un año y pregúntele al Presidente Piñera por qué lo sacaron, no lo sacaron por bueno (...), se nota que te fue mal en la reconstrucción, fuiste un fracaso en eso”.

Kast, también ya visiblemente molesto, retrucó a su contendor a que se leyera su propio programa y comenzó a pedirle que se “relajara”.

“Relájate, estás un poquito alterado; te invito a que te relajes y leas tu programa... Tómate un Armonyl, Manuel José”.

En medio de la intervención ya a esas alturas de los conductores, se escuchó el remate de Ossandón: “¿Hay algún break para que la señora le dé (a Kast) un cariñito?”.

7. “Deduces tú correctamente”, la insinuación de Ricardo Lagos que generó un sismo

El martes 15 de marzo de 2005, el noticiero de TVN transmitió una entrevista al entonces Presidente Ricardo Lagos, que se transformaría en una de esas que cambian el curso de las cosas y generan sismos posteriores.

Hasta entonces, el Mandatario había sido cuidadoso en mostrar neutralidad en la contienda presidencial de dos de sus exministras: Michelle Bachelet, extitular de Defensa PS -que iba apoyada, además, por el PPD y el PR-, y Soledad Alvear, excanciller y abanderada de la Democracia Cristiana.

Pero ese día una insinuación lo cambió todo. En la entrevista, el entonces Jefe de Estado -que había sido consultado insistentemente y durante tiempo por la materia- volvió a poner sobre la mesa que él había dado instrucciones para que hubiera prescindencia y que La Moneda no interfiriera en el proceso para escoger a la carta de la Concertación, como había ocurrido en administraciones anteriores.

Marcando su punto, Lagos se refirió a procesos previos. “En términos históricos, yo participé en una elección primaria con Andrés Zaldívar. (Eduardo) Frei, que era el Presidente, fue imparcial, pero no me cabe duda de que el Presidente Frei, cuando fue a votar, debe haber votado por el senador Zaldívar, su colega democratacristiano” (...). Creo que mi obligación en ese sentido es ser absolutamente imparcial, vale decir, que sea ecuánime, entendiendo que mis ministros van a votar por una u otra de acuerdo a lo que son sus identificaciones partidarias”, aseguró.

Fue ahí cuando la periodista Consuelo Saavedra le preguntó: “¿Lo mismo usted?”. “Deduces tú correctamente”, respondió Lagos. La intervención fue interpretada como un respaldo a Bachelet. Alvear venía a la baja en las encuestas y, de hecho, meses después abandonaría la carrera, por lo que no llegó a concretarse la primaria.

Los coletazos llegaron rápido. La propia exministra DC fue una de las tantas que en las horas posteriores a la transmisión salió a resentir públicamente la intervención del Mandatario.

“Vi con mucha atención lo que el Presidente Lagos señaló anoche en Televisión Nacional en una entrevista. Sus expresiones me parecieron innecesarias e indebidas. Yo que fui su ministra de Relaciones Exteriores y su jefa de campaña en la segunda vuelta, no merezco esa actitud y confío en que el Presidente Lagos, en el curso de esta mañana, rectifique sus dichos”, aseguró.

Además, la directiva del partido, encabezada entonces por Adolfo Zaldívar, emitió una declaración respaldando la declaración de Alvear. Otros, como el senador Jorge Pizarro, calificaron la intervención del Presidente como “un error político gravísimo”.

8. Mayol: “Al menos tenemos programa, Beatriz”

El 27 de junio de 2017, a solo días de que se realizara la primaria del Frente Amplio -el 2 de julio- entre Beatriz Sánchez y Alberto Mayol, ambos se enfrentaron en un debate radial. Fue ahí cuando el sociólogo irrumpió generando uno de los momentos más tensos de la primaria, al acusar a la periodista de copiar su programa de gobierno.

El precandidato Alberto Mayol llegó al comando de la carta del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, para saludarla luego de los resultados de la primaria de 2017. (FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO)

Todo partió cuando Sánchez le preguntó a su contendor por el acceso de los padres al posnatal, enfatizando que en el programa del también escritor solo se les estaba otorgando “dos semanas”, generando una brecha con las madres. ¿Por qué esa diferencia?, le planteó. Mayol retrucó: ”Al menos tenemos programa, Beatriz”. La acusación solo escalaría.

-¿En qué sentido?, le contrapreguntó Sánchez, abriendo el siguiente diálogo:

-Mayol: Que tú no presentaste un programa al respecto.

-Sánchez: Sí, hay hoja de ruta...

-Mayol: La verdad es que nosotros sentimos, y me lo ha dicho la gente que trabajó en nuestro programa, que han ido lentamente asumiendo nuestro programa de gobierno, y la verdad es que nosotros creemos que aquí hay un estándar que tenemos que cumplir (...), entonces la pregunta es muy simple: ¿Te parece un buen estándar estar tomando lentamente el programa que nosotros hemos producido, mientras ustedes habían tenido una hoja de ruta más general, en circunstancias que efectivamente aquí hay un trabajo de un equipo que es distinto al de tu candidatura? Ya supimos lo que pasó con ciertos gobiernos que usurparon banderas ajenas y nos parece es un asunto que no es menor, que tiene cierta gravedad.

-Sánchez: No me parece el estándar, me parece que es lo responsable, haber presentado una hoja de ruta con tres cambios estructurales de lo que queremos hacer y después ir conformando, en el tiempo que lleva esta candidatura, distintos equipos técnicos de trabajo para ir elaborando propuestas. Creo que tenemos hartas diferencias en las propuestas, y si hay una propuesta buena que tú puedas presentar, yo no tengo ningún problema en que compartamos esa...

-Mayol: Pero se cita, se cita, ese es el estándar...

-Sánchez: Es que aquí yo no diría que hay una imitación, sino que estamos trabajando en ir insumando por área, distintas propuestas, distintos proyectos de ley que tienen harta sintonía, además, con lo que el Frente Amplio está haciendo (...), aquí no hay una copia, es un trabajo, con más detalle, de los distintos sectores...

Más adelante, cuando uno de los periodistas le preguntó si le estaban “copiando el programa”, Mayol, con algo más de humor, respondería: “Pero por pedacitos”.

No fue la única acusación del sociólogo durante la campaña. A inicios de junio, había insinuado un intento por bajarlo, apuntando a uno de los referentes de Revolución Democrática, Giorgio Jackson. “Hubo un momento en que se estableció una tesis de candidatura única”, aseveró.

En la primaria, en que votaron poco más de 327 mil personas, Sánchez venció a Mayol con un 67,56% de los votos, frente a los 32,44 % que obtuvo el sociólogo.

9. Duelo entre exministros de Piñera: “Pediste” que yo saliera del gobierno

Fue el primer debate televisivo entre los cuatro candidatos de Chile Vamos de cara a las primarias del próximo 18 de julio. En la transmisión -llevada a cabo por Chilevisión y CNN el 21 de junio-, Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes, Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (ind) abordaron materias como la ayuda social en pandemia, La Araucanía, narcotráfico, y hubo también emplazamientos cruzados.

Uno de los momentos cúlmine fue cuando Sichel le enrostró a su excompañero de gabinete Briones haber sido parte de su salida del gobierno.

Sichel dejó la presidencia de BancoEstado en diciembre de 2020, a la que había llegado seis meses antes, luego de encabezar el Ministerio de Desarrollo Social.

En el debate de fines de junio, Briones emplazó a su excompañero: “Tú, tanto en tu libro como en varias declaraciones, incluso lo sugeriste hoy día, dices que tú saliste del gabinete porque tú querías acelerar las ayudas económicas (...) y que, en cambio otros, que supuestamente no queríamos aquello. “Yo te pregunto: ¿Te parece leal con tu equipo decir que otros no querían avanzar? Y segundo, ¿te parece que es hablarles con la verdad a las personas sugerir que para avanzar en ayuda solo depende de la voluntad del ministro, del Presidente; porque tú lo sabes, como abogado perfectamente: se requiere una ley, y para una ley hay un acuerdo”.

Ahí se enfrascaron el un tenso diálogo. “Ignacio (...), terminé saliendo yo del gabinete, así que se responde sola la pregunta”, le contestó Sichel. Además, precisó que el libro (Sebastián Sichel. Sin privilegios, de Rodrigo Barría) “no lo escribí yo, lo escribió un tercero; hablas de mi libro y lo escribió un periodista”.

También le retrucó que él “no estaba de acuerdo, y no estoy de acuerdo, como te lo dije en su minuto, con haber demorado las entregas a cambio de un acuerdo político que, según lo que conversamos en ese minuto, iba a parar la presión por el 10%, iba a parar las demandas de la izquierda, salvo que queramos hacer creer a la gente que yo era el ministro de Hacienda y tú eras el ministro de Desarrollo Social, cosa que sería bien extraño en el país, porque al final cada uno tiene la responsabilidad que le corresponde”.

Escalando la tensión, Briones aseveró: “Hablémosle a la gente con la verdad, porque lo que no podemos hacer es mentirle. Tú sabes que para ampliar las ayudas, en sus montos, en sus números y en tiempo, se requiere una ley y eso supone un acuerdo, y ese acuerdo se hizo, tuve el honor de liderarlo, y se aumentó la ayuda del IFE a 100 mil pesos, se llegó a más de ocho millones de personas y se extendió en los meses, cómo tu podías querer apurar las ayudas sin una ley, sin un acuerdo al que te opusiste. Explícame eso, por favor”.

Sichel le respondió: “Lamentablemente, Ignacio, no lo pude saber, porque me fui (del gabinete) y entre otras personas pidieron mi salida de ese gabinete y no fui yo”.

Briones insistió: “Tú te opusiste a ese acuerdo...”.

Sichel, dando por concluido el diálogo -ya se estaba acabando el tiempo otorgado por los organizadores para las preguntas y respuestas- le contestó: “¿Me opuse? Bueno, tú estuviste de acuerdo con que yo saliera, que fue parte de lo que (tú) pediste”.

No hubo réplica.

10. “Don Joaquín, por favor, llame a mi hijo y pídale que no fume marihuana”

Fue en ese mismo debate que Lavín arrojó una frase que generó una serie réplicas en redes sociales, y lo llevaría a él mismo a realizar después un video en TikTok -aplicación en la que se comparten videos- enfatizando su intervención de ese día.

Al abordar en la transmisión televisiva materias de seguridad y orden público, el candidato de la UDI, quien por esos días aún era alcalde de Las Condes, aseguró que “por ningún motivo legalizaría la marihuana”.

“Conozco lo que significa para una familia cuando uno de sus hijos se convierte en adicto. Me ha tocado muchas veces empatizar con mamás que se sacan la mugre para que sus hijos no caigan en la droga”, argumentó el también exministro.

Fue ahí que dio el ejemplo que generaría repercusiones, al relatar que algunas madres lo contactaban solicitándole que interviniera para que sus hijos no fumaran. “De repente me pasan el teléfono: ‘don Joaquín, por favor, llame a mi hijo y pídale que no fume marihuana’”.

Tres días después, Lavín subió el video a TikTok en el que simulaba el siguiente diálogo telefónico: “Hola, soy Joaquín Lavín y tu mamá me dijo que ‘estabái’ fumando marihuana. ‘Estái’ loco, no lo ‘hagái’. No, en serio. De verdad”, se escucha decir al exalcalde en el registro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.