Nuevo retiro de 10% se convierte en primer foco de incendio para Jackson y Marcel

Jackson conversa con la diputada Pamela Jiles, una foto de abril del 2020.

La ofensiva de la diputada Jiles, quien históricamente ha promovido estos giros previsionales, encontró eco en las fuerzas de la futura coalición oficialista. La primera en dar su apoyo fue la senadora electa Alejandra Sepúlveda (FREVS), quien quedó disconforme con el gabinete. Hoy, diputados del PC anunciaron su disposición a debatir e incluso aprobar la medida.




Cuando el diputado RD Giorgio Jackson ingresó a la sala de la Cámara, se escucharon algunos aplausos de los presentes.

Entonces, el vicepresidente de la corporación, Francisco Undurraga (Evópoli), quien ayer condujo el debate, lo felicitó en público por su nueva designación como futuro ministro secretario general de la Presidencia, extendiendo los aplausos a quien a partir de marzo será el encargado de llevar las relaciones entre el Congreso y La Moneda.

Sin embargo, cuando restan 44 días para que sea investido, al llegar a Valparaíso, el futuro ministro se encontró de golpe con el primer tema complicado que tendrá que enfrentar: el debate por un nuevo retiro de ahorros previsionales. De hecho, el tema afloró en algunos discursos en el hemiciclo a propósito de la Pensión Garantizada Universal (PGU).

Si bien es una materia que la diputada Pamela Jiles junto al ecologista Félix González siempre han defendido, esta semana su cruzada encontró nuevos aliados en el PC y la Federación Regionalista Verde Social (FREVS), especialmente tras la nominación, como nuevo ministro de Hacienda, del economista Mario Marcel, quien es visto con distancia en sectores de izquierda por tener un perfil más ligado a las políticas económicas de la ex Concertación.

Ayer, la diputada Jiles -quien tiene una histórica rivalidad con el presidente electo Gabriel Boric y con Jackson- apareció en el matinal de Canal 13 para reforzar su llamado a aprobar un nuevo retiro, tras el fracaso del proyecto de un cuarto retiro, que no logró los votos en el Senado en plena campaña presidencial.

En esa ocasión, tanto Jackson como Boric votaron a favor, pero el entonces candidato presidencial dejó en suspenso si impulsaría una nueva reforma que permita girar fondos previsionales.

La postura más cautelosa de Boric obedecía también a su nuevo papel, en vista de que su equipo económico para la segunda vuelta era abiertamente contrario a mantener como política el desfonde de las AFP. Marcel, además, en su calidad de presidente del Banco Central fue uno de los principales detractores e incluso se enfrentó por ese tema con dirigentes del PC.

Sin embargo, el cambio de postura que ha evidenciado el presidente electo -quien abandonó la defensa de los retiros como algo “necesario”- tiene como contrapartida que la presión ahora se instale sobre él y en la dupla de Jackson y Marcel.

Hasta el momento, estos retiros se habían tramitado mediante reformas constitucionales, que requieren de un alto quórum, de 93 diputados y 26 senadores, para sortear la facultad exclusiva que tiene el presidente en materia de seguridad social y pensiones. Sin embargo, Jiles recordó que a partir de marzo esa modalidad de reformas ya no es necesaria, pues basta que Boric, como Presidente de la República, envíe una ley de mayoría simple.

Además, la legisladora anunció que solo apoyaría como presidente de la Cámara a quien se comprometa a apoyar este nuevo giro previsional.

Una de las primeras en respaldar esta nueva ofensiva fue la diputada y senadora electa Alejandra Sepúlveda (FREVS), quien quedó molesta por la designación de su compañero de partido Esteban Valenzuela como ministro de Agricultura.

PC apoya

Al ser consultados por La Tercera, diputados y diputadas del PC se manifestaron dispuestos a debatir e, incluso, aprobar un nuevo retiro de ahorros.

De hecho, en la sala de la Cámara, la legisladora PC Marisela Santibáñez, en medio del debate por la Pensión Garantizada Universal y la eliminación de exenciones tributarias para su financiamiento, afirmó: “Le digo sí a un nuevo retiro de ahorros previsionales”.

Consultada por La Tercera, dijo que “más allá de la decisión que tome mi bancada, mi disposición es no solo discutirlo, sino también aprobarlo”, en vista de que este mes de marzo será más difícil que en años anteriores.

Boris Barrera, quien ya está oficiando como nuevo jefe de bancada de los diputados comunistas, expresó que los retiros anteriores tenían como contexto “la mala forma” como el gobierno llevó “la economía de las familias”. “Ahora eso debiera cambiar, el nuevo presidente debiera asumir esto de manera distinta, pero eso no va a venir de un día para otro, por lo tanto, tal vez las familias van a necesitar de esos retiros. No me cerraré a esa posibilidad”.

“El Congreso tiene autonomía para debatir la agenda legislativa. En el caso de las AFP, yo nunca he considerado que son fondos previsionales, son fondos para inversiones empresariales... Atendida esa realidad, soy partidaria de un nuevo retiro”, señaló, por su parte, la diputada Carmen Hertz (PC).

La diputada electa Lorena Pizarro (PC) comentó que está “dispuesta a ir a conversar la posibilidad real de avanzar en la aprobación de ese retiro”. “Es un tema pendiente. La situación de la inmensa mayoría no ha cambiado desde que se rechazó el cuarto retiro hasta hoy”, expresó, agregando que si el futuro gobierno no tiene una propuesta alternativa para responder la situación social, “tendremos que echar mano a cualquier iniciativa, incluso el llamado quinto retiro”.

Alejandra Placencia (PC), también diputada electa, dijo que estaba de acuerdo con lo que ha dicho el presidente electo en términos de que “no es una buena política pública..., pero hoy tenemos ciertas urgencias y yo me abriría a la posibilidad de apoyarlo”.

Otras reacciones

En el Frente Amplio, sin embargo, son más cautos. El diputado RD Jorge Brito dijo que la prioridad del gobierno es cambiar el sistema de AFP y que, en lo personal, no se podía adelantar a lo que será la situación social en un mes y medio más. “El nuevo gobierno nunca va a dejar en abandono, como lo hizo el gobierno de Piñera, a las familias”, dijo.

La diputada electa de Comunes Emilia Schneider señaló que “confío en que el gobierno va a tomar las medidas necesarias, que se hagan cargo de la crisis, para que una mala política pública como los retiros no sea necesaria”.

En el PS, en tanto, también se declaran expectantes. El diputado socialista Marcos Ilabaca, actual presidente de la Comisión de Constitución, dijo que siempre ha sido partidario de los retiros mientras no existan medidas. “Estoy confiado que el Presidente Boric planteará soluciones”, dijo.

En tanto, el independiente PPD René Alinco expresó que, “por supuesto”, apoyaría un nuevo retiro.

En la sala de la Cámara, a raíz del debate por la PGU, el diputado DC Gabriel Ascencio dijo que en su partido “también somos partidarios de un cuarto o quinto retiro, lo que pasa es que el nuevo gobierno pareciera no estar de acuerdo”.

Paradójicamente es en la derecha donde el futuro gobierno de Boric podría encontrar una ayuda para que esta iniciativa no prospere. El diputado RN Andrés Longton, quien será el jefe de bancada a partir de marzo, señaló que en su colectividad “mayoritariamente” no son partidarios de insistir con esta política que “lamentablemente por temas electorales la oposición terminó aprobando”. “Hoy hay que trabajar en serio una reforma a las pensiones”, añadió.

Consultada por las opiniones de su partido frente a los retiros, la futura ministra vocera, Camila Vallejo (PC), dijo que eran parte de la labor parlamentaria, pero agregó que en el nuevo gobierno, “ya instalados, queremos abrir otras posibilidades”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.