¿Repensar la presencialidad? La frase del futuro ministro de Educación que puso en duda el retorno obligado a clases presenciales

Marco Ávila (RD), nuevo ministro de Educación designado por el presidente electo Gabriel Boric

Marco Antonio Ávila señaló ayer, en Tele13 Radio, que la obligatoriedad de la vuelta a clases de manera presencial, programada para el 2 de marzo, "que es la apuesta de este gobierno, lo que sí podemos hacer desde el 11 de marzo es repensarla". Expertos en educación y salud plantean la necesidad del retorno a las aulas, aunque valoran la disposición al diálogo. De todas maneras, esta mañana el docente debió “bajar un cambio” a sus dichos y escribió en Twitter que “reafirmamos nuestro compromiso para que la presencialidad sea la regla general en el sistema escolar este año 2022”.




El futuro ministro de Educación, Marco Antonio Ávila (RD), designado por el presidente electo Gabriel Boric (CS), dijo ayer a Tele13 Radio que es posible “repensar” la obligatoriedad del retorno a clases presenciales, fijada por el actual gobierno para el próximo 2 de marzo.

Específicamente, afirmó que “la obligatoriedad queda puesta de este gobierno, lo que sí podemos hacer desde el 11 de marzo es repensarla”.

Aunque el futuro ministro señaló estar “absolutamente de acuerdo” con lo dicho por Boric en Tolerancia Cero el domingo pasado -”uno no controla la pandemia, pero tenemos que conversar con todos quienes sean necesarios para que la presencialidad sea la regla”-, Ávila expresó que “si bien esa es la regla (la presencialidad), creemos que este proceso que hemos llamado de recuperación de aprendizajes de pospandemia, tenemos que ser capaces de diseñarlo e implementarlo de manera dialogada, con los gremios, con las familias, con los profesores, las profesoras, los equipos directivos”.

“Creemos que está la voluntad, de todos y todas, de que los niños, jóvenes, vuelvan prontamente a clases, porque no hay nada como la presencialidad”, aseguró el futuro secretario de Estado, y agregó que espera pronto reunirse con el equipo de Salud para determinar cuáles van a ser “los niveles de contagio, la preocupación que deberíamos tener y sobre eso hacer este diseño que permita gradualmente llegar a esa presencialidad, probablemente durante el primer mes, o primer mes y medio” de mandato.

Asimismo, Ávila dijo que “términos como la obligatoriedad no deja espacio al diálogo (...). Todos queremos volver a la presencialidad, el tema es el tono en que invitamos (...). Y lo más importante: las condiciones que efectivamente nosotros como Estado debemos al menos asegurar”.

Sin embargo, tras la entrevista, esta mañana el docente debió “bajar un cambio” a sus dichos y escribió en Twitter que “reafirmamos nuestro compromiso para que la presencialidad sea la regla general en el sistema escolar este año 2022″:

El tuit fue compartido por el futuro presidente, quien el 13 de enero ya había fijado su política educacional durante la pandemia, en el Encuentro Nacional de Empresarios (Enade) 2022: “Uno de los principales desafíos que vamos a enfrentar durante nuestro futuro gobierno es la brecha educativa que se ha producido en los niños y niñas de Chile (...). Es un plan que vamos a afrontar con un plan más contundente, pero los colegios tienen que ser los últimos en cerrar y los primeros en abrir”.

Ávila y el Colegio de Profesores

Marco Ávila dijo a Tele13 Radio que sostiene una relación “bien particular” con el Colegio de Profesores, por cuanto -dijo- es hijo de profesor, jubilado y militante activo del gremio. Además, señaló que durante los años en que se desempeñó como docente -de una generación completa, detalló- estuvo colegiado, aunque luego renunció porque dejó de trabajar directamente en las salas de clase. “Yo lo veía más bien como una forma de que no estaba en el aula, hoy día no realizaría eso”, comentó.

En esa línea, aseguró que si bien no tiene una relación particular con Carlos Díaz, presidente de la agrupación, dijo que “el Colegio de Profesores está muy abierto a dialogar, al menos con nosotros, a buscar una forma, y a pujar esta presencialidad que para todos es muy necesaria”.

Consultado sobre punto, Díaz respondió que “la lógica del ministro (actual) ha sido fundamentalmente imponer una fecha, pero durante dos años no le ha dado resultado. Por ello insistimos, no basta con solo anunciar el retorno a la presencialidad, lo que necesitamos es conformar verdaderamente mesas de trabajo, un diálogo para escuchar a las comunidades educativas y a partir de ese diálogo y a la realidad de cada territorio ir definiendo y buscando la forma de que este retorno a la presencialidad sea afectivo”.

Queremos volver a la presencialidad y lo hemos dicho siempre como organización, pero en condiciones de una escuela segura, y es en esa perspectiva que insistimos en la necesidad de lograr efectivamente mesas de trabajo a nivel de todo el país, y por sobre todo, escuchar a las comunidades educativas, para que, entre todas y todos, busquemos los mecanismos y formas de que esa presencialidad sea efectiva prontamente para todas las niñas, niños y adolescentes de nuestro país”, agregó.

La visión de los expertos

Pero ¿qué significa condicionar la presencialidad en medio de la pandemia?

Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad San Sebastián, señaló que “las nuevas autoridades tendrán que ir tomando sus decisiones, pero la recomendación desde el punto de vista de nosotros, los especialistas médicos, sería que retornemos a la presencialidad lo antes posible, especialmente en la actividad educacional (...), porque la educación remota, especialmente para los niños más pequeños, ha sido muy perjudicial para su formación integral durante estos dos años”.

El también infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes añadió que “probablemente de aquí a marzo los casos ya van a haber descendido y vamos a estar en una situación de mayor tranquilidad, y si todo anda bien, es posible que este año ya se acabe la pandemia y pasemos a una situación de endemia, donde realmente deberíamos volver al 100% de presencialidad”.

Por su parte, Alejandra Arratia, directora ejecutiva de Educación 2020, afirmó que “creemos que el futuro ministro de Educación fue bastante claro en ratificar lo que el presidente electo ha mandatado, y que así será, pero entendiendo que la pandemia que enfrentamos es dinámica e impredecible, por cierto que valoramos también su apuesta por el diálogo, porque sólo así podemos avanzar en construir las confianzas que se necesitan para enfrentar este desafío titánico”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.