Sin pan ni pedazo: Blackburn y Watford pierden a Brereton y Sierralta tal como si estuvieran en la Roja

Brereton y Sierralta jugando por la Roja.

La FIFA ya le comunicó a la ANFP que los jugadores serán inhabilitados para defender a sus clubes, luego de los reclamos enviados desde Quilín. Desde Inglaterra solicitaron a la federación que desconvocaran a los jugadores.




La ANFP contrataca. En Quilín no se quedan con la negativa del Blackburn Rovers y el Watford de no ceder a Ben Brereton y Francisco Sierralta, respectivamente, amparados en el poder que les entregó las ligas del fútbol inglés frente a las restricciones del Covid. Más aún cuando los mismos jugadores no escondieron su frustración por bajarse de manera forzada de la convocatoria. Quieren sanciones por incumplir el acuerdo firmado en agosto.

En la Roja no cesan en su molestia frente a la actitud de los equipos ingleses. Esta se acrecentó cuando otros equipos de la Premier, como el Tottenham o el Aston Villa, cedieron a sus futbolistas sudamericanos para disputar la triple fecha. En Argentina, por ejemplo, contarán con Emiliano Martínez (Aston Villa), Emiliano Buendía (Aston Villa), Giovanni Lo Celso (Tottenham) y Cristian Romero (Tottenham). En Colombia, rival de Chile, contarán con Davinson Sánchez (Tottenham). Brasil, por su parte, perdió a nueve seleccionados.

En la Roja apuntan directamente a los clubes involucrados. La Premier solo les entregaba la potestad de actuar como estimaran convenientes. En algunos casos, los elencos negociaron con sus futbolistas, a quienes les pidieron retornar luego del segundo partido jugado. En el caso de la Roja, no hubo ningún tipo de diálogo.

En Quilín esperaron hasta último momento para los muñequeos finales. No aceptaron la petición de los dos equipos ingleses, que pidieron a la Selección que desconvocara a sus futbolistas. ¿El motivo? Evitar futuras sanciones de la FIFA, organismo que está mirando atentamente a los elencos desobedientes.

Ayer, durante la mañana, enviaron una carta a la FIFA para reclamar la negativa del Watford de ceder a Sierralta. El futbolista debía arribar al país en el vuelo de la mañana. Durante la tarde del mismo día, al confirmar que Brereton no se subió al avión rumbo a Santiago, que estaba previsto para las 15.30, se hizo el reclamo contra el Blackburn Rovers.

“Como es bastante evidente, a estas alturas, los clubes ingleses no han resuelto la problemática que tiene con el gobierno inglés, más con los diez días de cuarentena. Entendemos que este es un problema que debe resolver la liga inglesa con la Federación inglesa y su gobierno”, dijo Francis Cagigao, el director deportivo de la Roja.

Días más o días menos, las cartas entre los clubes y la ANFP han sido de ida y vuelta. Los elencos no cambiaron su postura, pese a las amenazas de la FIFA que llegaron de su propio presidente, Gianni Infantino. Y en Quilín, siempre con la firma del secretario general, Jorge Yunge, han estado al pie de exigir los castigos correspondientes. Francis Cagigao, el directo deportivo de la Roja, también ha estado encima de cada operación. Pablo Milad, el presidente, pide a diario reportes para no perderse los pasos del Equipo de Todos.

Durante la mañana de este martes, la FIFA se comunicó con la sede de Quilín. Lo hizo con varias federaciones, según cuentan desde Conmebol. A la casa de la Roja, en particular, le pidió que se les envíe una serie de documentos para sancionar de manera efectiva al Blackburn Rovers y al Watford. No habrá ningún tipo de consentimiento.

“Nosotros seguiremos la normativa FIFA, que es el máximo organismo a nivel mundial. Tenemos que repetar, y entendemos que los clubes también deben respetar que los jugadores tienen que estar con sus clubes en la fecha FIFA”, agregó Cagigao.

¿Cuál será el castigo? Tanto Brereton como Sierralta serán inhabilitados para participar de las competiciones de sus respectivas escuadras mientras se dispute la triple fecha eliminatoria. A ese proceso también se le deberán agregar los días en que los jugadores supuestamente habrían realizado la cuarentena. Además, se les registrará en una hoja de anotaciones, pensando en las futuras convocatorias.

“Hemos estado en conversaciones toda esta semana. Estas conversaciones no avanzaron y no queda más remedio que nosotros pedirle a la FIFA que pueda intecerder de una manera u otra. Si podemos tenerlos aquí, mejor. Es lo que queremos nosotros y los jugadores. Y si no, que haya consecuencias y que FIFA aplique lo que tenga que aplicar en términos legislativos”, complementó Cagigao.

En la ANFP ya están al tanto de la noticia. Asumen que el castigo va acorde a las normativas de la FIFA. Y, aunque las esperanzas sean mínimas, se abren a la posibilidad de que ambos jugadores puedan sumarse al Equipo de Todos. En caso que esto ocurriera, la Federación dispondrá de un avión privado para que ambos lleguen lo antes posible a Santiago.

En el plantel, en tanto, comprenden la actitud de sus compañeros. Sienten que están entre la espada y la pared. Más cuando son futbolistas jóvenes que buscan consagrarse en sus respectivos conjuntos.

“En el caso de la gente joven, te vienes para acá y después no vas ni citado en el club, cuánto tiempo los tendrían así después”, comentó Claudio Bravo, el capitán. “Ponte el caso que un joven se viene en rebeldía y acá se lesiona… depende del caso de cada uno. La gente opina ‘agarra las maletas y ándate’, pero depende de la espalda que tenga cada jugador”, agregó el jugador del Betis.

Más de El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.