Tras el chaparrón: el íntimo balance de Giorgio Jackson y las cuentas de La Moneda post acusación

Tras el chaparrón: el íntimo balance de Giorgio Jackson y las cuentas de La Moneda post acusación

El ministro Giorgio Jackson, junto con el director nacional del Fosis, Nicolás Navarrete, y el alcalde de Lo Prado, Maximiliano Ríos. FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

El ministro de Desarrollo Social salió airoso de la acusación constitucional que pesaba en su contra. Sin embargo, quedó herido y acusó el golpe en torno a las críticas a sus formas de vincularse y hacer política.


Un afectuoso y alegre llamado del Presidente Gabriel Boric recibió ayer en la noche el ministro Giorgio Jackson (Mideso), cuando se devolvía desde Valparaíso a Santiago.

El Mandatario -quien ya se encontraba en Cerro Castillo, donde encabezaba hasta el cierre de esta edición una larga cita de su comité político- tuvo ese gesto para celebrar con su amigo y compañero de ruta desde 2011 el respiro que horas antes le había dado la Cámara de Diputados, rechazando la acusación constitucional que pesaba sobre sus hombros. De haberse aprobado, lo habría suspendido de sus funciones y forzado a enfrentar un juicio político en el Senado.

Con los parabienes del Mandatario, Jackson terminaba una compleja jornada en que su semblante se movió desde el temor al alivio. Pasadas 7 horas de debate en sala y que -en varias oportunidades- se concentró en críticas a los rasgos de su personalidad, el ministro llegó a Santiago para refugiarse en su departamento con parte de su equipo y su círculo más cercano.

Ahí -en su espacio íntimo- recién el secretario de Estado se permitió disfrutar el triunfo. Tras la votación favorable, el ministro quería dar otras señales. Recibió abrazos, algunos aplausos, y varias felicitaciones, pero entendía que el rechazo a la acusación lo dejaba con varias heridas abiertas y que el ánimo no estaba para celebraciones destempladas.

“El costo fue demasiado alto”, repiten en el oficialismo y así lo entienden también en La Moneda y en el entorno de Jackson. Por eso, él mismo dijo ayer que valoraba los respaldos de la oposición y el oficialismo que lo salvaron de un juicio político, pero también -y más importante- aseguró que tomaba con “humildad” las críticas constructivas.

“Quiero agradecer (...) incluso a quienes son de oposición y dieron el paso y cruzaron una frontera que es difícil de cruzar, y que hoy también nos dan una lección al momento de rechazar o abstenerse respecto al fondo de esta acusación constitucional. (...) Y más allá de ciertos epítetos, recojo con humildad y, por cierto, para considerar algunas de las críticas que puedan servir para mejorar nuestra gestión”, sostuvo tras rechazarse el libelo con abstenciones de RN, la UDI y algunos independientes y apoyo de la DC, el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad.

En el gobierno ayer evaluaban, sin embargo, que no había que perderse y que “no hay nada que celebrar” tras el rechazo al libelo. Asimismo, hoy transmitieron que entienden que a Jackson le jugó en contra en esta pasada las malas relaciones que cultivó con algunos sectores del Congreso durante su paso con la Segpres y, tanto en lo político como en lo estratégico es algo que -admiten- debe mejorar.

Pero pasado el chaparrón, el ministro dio señales de normalidad en su gestión. A primera hora de este viernes tuvo una reunión con el Banco Mundial y luego, junto con el director nacional del Fosis, Nicolás Navarrete y el alcalde de Lo Prado, Maximiliano Ríos (PPD), dio a conocer la iniciativa Ecomercados Solidarios, el primer banco público de alimentos que en 11 comunas de Chile entregará gratuitamente entre 4 y 7 kilos de alimentos a las familias más vulnerables.

Tras esa actividad, volvió a agradecer los apoyos de la oposición al rechazar el libelo, algo que también ha hecho personalmente con algunos de ellos a través de su WhatsApp. ”Como gobierno tenemos minoría en ambas cámaras y, por lo tanto, se hizo un esfuerzo de llegar a otros sectores que quizá tuvieron que hacer un doble esfuerzo y, por lo tanto, lo reconozco, me gustaría reconocerlo públicamente”, expresó.

Además, al llegar a sus oficinas en La Moneda, se dio tiempo para llevarles chocolates como gesto de agradecimiento a los funcionarios de la División Legislativa de la Segpres, cartera liderada por Ana Lya Uriarte y que lideró esfuerzos tanto para la defensa del ministro como para conseguir los votos a su favor.

Jackson, junto a los funcionarios de la División Legislativa de la Segpres, esta mañana.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.