Un festejo con mensajes subliminales: el tira y afloja entre Alexis y el DT de Inter que lo hacen mirar a otros mercados

MILAN, ITALY - DECEMBER 12: Simone Inzaghi Head coach of FC Internazionale congratulates Alexis Sanchez of FC Internazionale following the final whistle of the Serie A match between FC Internazionale and Cagliari Calcio at Stadio Giuseppe Meazza on December 12, 2021 in Milan, Italy. (Photo by Jonathan Moscrop/Getty Images)

Tras su noche de gloria, Sánchez habló claro y pidió más minutos en el cuadro lombardo. La respuesta del técnico Simone Inzaghi no se hizo esperar y explicó que “todos querían jugar… Tengo cuatro delanteros en un gran estado”. El tocopillano termina contrato en junio de 2023, pero quiere buscar un nuevo camino.




La celebración de la Supercopa italiana quedó en el pasado. Ahora el calendario continúa para Inter de Milán, así como también la realidad de Alexis Sánchez en el equipo, un papel secundario que de ninguna manera conforma al delantero chileno.

No es algo nuevo para el tocopillano. La llegada de Simone Inzaghi a la banca del campeón italiano no hizo más que confirmar la suplencia casi eterna del delantero, la que comenzó con Antonio Conte, el entrenador que pidió expresamente al jugador a la dirigencia lombarda. Por eso, tras la noche de gloria en el Giuseppe Meazza, el futbolista no dejó pasar el momento para hacer sus descargos en la transmisión oficial.

Nunca he sido malo, simplemente no jugaba. Siempre dije que era como un león en una jaula, cuanto más juego mejor me siento, pero es el entrenador quien decide. Conte me dijo que nadie era como yo y que me pondría los últimos 15 minutos porque yo marcaba la diferencia, pero le respondí que me hacía sufrir y que me lo tendría que haber planteado primero de esa manera”, aseguró el chileno tras el 2-1 sobre la Juventus con un gol del propio atacante en los descuentos de suplementario.

La respuesta del DT

Declaraciones que hacen públicas las conversaciones que han mantenido en privado el futbolista y el DT italiano, según se enteró El Deportivo. Desde que superó sus problemas en la pantorrilla el tocopillano ha pedido espacio, pero Inzaghino tiene sus predilectos para la delantera. Lautaro Martínez es inamovible gracias a sus 11 goles en la Serie A y el bosnio Edin Dzeko -quien llegó esta temporada desde la Roma- suma 8.

Asimismo, la llegada de Joaquín Correa atrajo otro problema para Sánchez. Arribó a Inter por solicitud del propio entrenador, quien lo tenía como una de sus figuras en la Lazio, su anterior equipo. El argentino ha disputado 18 partidos y anotó 4 goles, los mismos que el Niño Maravilla en la misma cantidad de partidos. Y aunque el puesto natural del tucumano es mediapunta, lo cierto es que ha disputado 7 encuentros en el centro del ataque.

Un escenario complejo para el chileno, sobre todo tras las declaraciones del adiestrador, quien no dudó en dar las explicaciones correspondientes cuando fue consultado por la titularidad de Sánchez.

“Creo que todos querían jugar... De vez en cuando tengo que tomar decisiones y ahora tengo cuatro delanteros en un gran estado”, aseguró el ex adiestrador de la Lazio.

Más aún, cuando el propio director ejecutivo de la sociedad italiana, Giuseppe Marotta, debió salir a acallar las protestas del deportista en sus redes sociales, en octubre pasado: “A Sánchez siempre le gustaría jugar. Lo que aparentemente se convierte en un sentimiento de protesta debe transformarse en afecto”.

Nuevos rumbos

Lo cierto es que la situación del artillero histórico de la Roja ha cambiado en 180 grados. A principios de temporada, aquejado de las lesiones y con poco espacio, lo ponían como uno de los principales candidatos a salir en este mercado de enero. Un león enjaulado que busca protagonismo, según el propio jugador se ha encargado de repetirlo en sus redes sociales. “Date cuenta, tú puedes valer mucho, pero si estás en el lugar equivocado no vas a brillar”, dijo hace unas semanas.

Sin embargo, el tocopillano se ganó un lugar gracias su óptimo rendimiento. Anotó tres goles y logró una asistencia en los últimos cinco encuentros de la squadra neroazzurra. Una situación que ha llevado al club a admitir la opción de, incluso, intentar extender el contrato que termina en junio de 2023, tal como publicó La Gazzetta dello Sport hace un par de días.

Actuaciones que ponen de relieve la total vigencia del delantero. Barcelona estuvo muy cerca de regresarlo a la Ciudad Condal en este mercado, tal como adelantó El Deportivo en su momento. Pero la llegada de Ferran Torres desestimó la vuelta del chileno.

Porque Sánchez va por más. Así lo aseguran en su entorno. Tanto, que el delantero ya tomó la drástica decisión de salir en el próximo mercado de julio, a menos que Inzaghi convenza al jugador de que se quede la temporada que le resta en la disciplina lombarda. Algo que sólo podría hacerlo con titularidad garantizada, algo que el europeo no está dispuesto a ceder.

“Alexis (Sánchez) no está contento en Inter y quiere salir. La opción de Barcelona era una buena oportunidad y el jugador estaba dispuesto a aceptarla. Quiere ser un jugador estelar en otro club, no está satisfecho con el espacio que ha tenido en el cuadro italiano y así se lo ha hecho saber al entrenador, también a la secretaría técnica de Inter. Incluso analiza opciones de regresar a Liga Premier de Inglaterra, aunque no sea a un cuadro de la primerísima línea. Necesita ser reconocido por sus capacidades”, confirman cercanos al atacante.

Siguen en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.