Director de Inter y la protesta de Alexis: “Seguiremos con el jugador hasta que cambie de opinión”

Los compañeros de equipo que se pueden enfrentar en el duelo de Eliminatorias entre Argentina y Chile.

Alexis Sánchez ingresa por Lautaro Martínez, uno de los cambios recurrentes en esta versión de Inter de Milán. FOTO: REUTERS.

Giuseppe Marotta, mandamás del fútbol lombardo, se refirió a la particular incomodidad de Sánchez por el poco espacio que tiene en el equipo. “Siempre le gusta jugar. Lo que aparentemente es una protesta debe transformarse en una señal de afecto”, expresó el encargado de fichajes, tras ser consultado por la opción de que salga en enero, tras el mensaje del tocopillano en Instagram: “Date cuenta, tú puedes valer mucho, pero si estás en el lugar equivocado no vas a brillar”.


Alexis Sánchez no vive un buen momento, tanto en la selección chilena como en el Inter de Milán. Precisamente, los pocos minutos que ha tenido con el técnico Simone Inzaghi motivaron un duro mensaje del chileno en sus redes sociales. “Lo conocemos, son reacciones improvisadas”, aseguró el director ejecutivo del club, Giuseppe Marotta, sobre la reacción del Niño Maravilla.

Y es que el tocopillano no la pasa bien. En esta temporada ha jugado sólo 70 de los 810 minutos que ha disputado el campeón italiano en esta temporada. Una situación que tiene frustrado al jugador, quien lo hizo patente en su cuenta de Instagram tras el partido ante Sassuolo: “Date cuenta, tú puedes valer mucho, pero si estás en el lugar equivocado no vas a brillar”.

Un mensaje que llegó al corazón de la directiva del club. Sin embargo, el propio CEO de la institución bajó el perfil al disgusto del Niño Maravilla y comprendió su desagrado.

“A Sánchez siempre le gustaría jugar. Lo que aparentemente se convierte en un sentimiento de protesta debe transformarse en afecto”, dijo el encargado de fichajes tras la consulta de los periodistas en un acto oficial.

Una larga relación

Marotta tiene un particular vínculo con el atacante chileno. El directivo italiano fue el responsable directo de la llegada del jugador desde Manchester United. Es más, su gestión logró destrabar los obstáculos que puso el cuadro británico y que convenció al jugador con un contrato hasta junio de 2023.

Antes, el mismo ejecutivo trató de llevarlo a la Juventus en 2010 y 2011, cuando finalmente terminó en Barcelona. Incluso, en 2016 reconoció que había ofrecido US$ 45 millones a Arsenal para tenerlo en la Vecchia Signora, pero los británicos lo declararon intransferible.

Por lo mismo, el italiano no quiso ahondar en la polémica y, de alguna manera, comprendió la molestia del delantero nacido en Tocopilla.

“Cuando un jugador se enoja porque no juega no es una molestia, sino que se preocupa por el equipo. Lo conocemos a Sánchez, son reacciones improvisadas. Así que seguiremos con él hasta que cambie de opinión”, respondió Marotta cuando se le preguntó si se iría en el mercado de enero.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.