“Una mala broma”: La molestia al interior del Ejército por el “estatuto de garantías” exigido por Jadue

La propuesta del candidato presidencial del PC para las Fuerzas Armadas no cayó bien en el mundo militar. Si bien hubo conversaciones internas, tanto entre el alto mando, como con Defensa, donde manifestaron su disconformidad con la expresado por el alcalde de Recoleta, se decidió no hablar en público, ni de manera formal, para evitar polémicas que los tilden de "deliberantes", tomando en cuenta las polémicas por la estatua de Manuel Baquedano y con el canal La Red. Una de las teorías de los oficiales es que todo fue una provocación, una especie de trampa para hacerlos "pisar el palito".




El viernes, las Fuerzas Armadas (FF.AA.) ya estaban constituidas en todos los locales de votación para resguardar las elecciones de gobernadores. Era la preocupación más importante para el Ejército durante el fin de semana (quien concentra más del 70% de los centros de sufragio) y en eso estaban puestas todas las energías, hasta el sábado en la mañana.

El miércoles, el candidato presidencial del Partido Comunista (PC), Daniel Jadue, sostuvo en una transmisión de Facebook que en el caso de llegar a La Moneda, pedirá un estatuto de garantías, tanto a la DC, como al Ejército: “Me voy a comprometer con el Ejército a algo súper relevante: nunca más hacer lo que ha hecho la derecha y el centro chileno, de pedirle al Ejército que cuando no somos capaces de resolver los problemas políticos dentro del sistema político, les decimos que salgan a masacrar a nuestro pueblo, porque eso no es aceptable”, dijo.

Sus declaraciones fueron reveladas el sábado en El Mercurio, y antes de las 8.00 de la mañana ya estaban en formato PDF en los celulares del alto mando del Ejército. El primero en leerlas fue el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez, quien manifestó -según varias fuentes consultadas- su molestia sobre estas declaraciones a generales y oficiales de la institución. “¿Qué hacemos?”, se preguntaron en las huestes castrenses por varios minutos, pero la controversia se zanjó rápido: “No habrá comunicado, ni nada oficial”.

La decisión se tomó pensando en las últimas polémicas que involucraron al organismo castrense tras manifestarse públicamente sobre los daños de la estatua del general Manuel Baquedano, y la parodia a un militar por parte de un programa del canal La Red. Ambas situaciones fueron criticadas por la oposición, dado que se consideró que los militares y sus intervenciones estaban al borde de la “deliberación”. Fue justamente por este último concepto que el Ejército declinó hacer ningún movimiento público frente a las palabras de Jadue. Lo que sí, en la Comandancia en Jefe no cayeron nada de bien, siendo considerada una “mala broma” por parte del alcalde comunista y no pocos creen que fue algo premeditado para provocar una reacción “deliberada” por parte de los militares. “No pisaremos ningún palito”, advierte altas fuentes ligadas a la Defensa y las FF.AA.

El comandante en jefe, Ricardo Martínez, se comunicó durante el sábado con el ministro de Defensa, Baldo Prokurica, no para expresarle algún tipo de reclamo sobre lo ocurrido con Jadue, ni manifestarle su molestia por una vía formal, sino que -según se comenta- se trató de una conversación en que sólo se hizo notar lo inoportuno e inadecuado de las declaraciones del candidato del PC, bajándole el tono a la eventual polémica.

Donde sí dispararon contra Jadue fue en el Centro de Generales del Ejército, asociación compuesta por altos oficiales en retiro, pero que mantienen una fluida relación con los mandos que están activos. Su presidente, el general (R) Enrique Slater dijo a La Tercera PM que el alcalde de Recoleta “ofendió al Ejército de Chile”, dado que “la institución tiene muy claro su rol, y él no puede emitir ese tipo de opiniones diciendo que pedirá un estatuto, porque sabemos muy bien cómo debemos actuar. Es lamentable que en momentos previos a una elección presidencia se usen al Ejército”.

En esa misma línea, el general (R) Slater sostuvo que “no sería bueno, ni para el país ni para las Fuerzas Armadas una autoridad que piensa de esa forma. Lamentablemente la institución no pueden emitir declaraciones porque se acusa de deliberación, pero ganas no le deben faltar a los miembros activos del Ejército para decir que Jadue actuó mal y de manera injustificada”.

La convención en el horizonte

Otro tema que “preocupa” en los círculos castrense es la Convención Constituye. Muy pendientes estarán en el Ejército de cómo se lleve la discusión sobre la necesidad de contar con FF.AA. subordinadas al poder civil, pero con la jerarquía y facultades internas que tienen en la actualidad.

La alerta de los mandos está radicado en que las FF.AA. queden fuera de la futura carta magna, sin un capítulo que delimite sus funciones, quedando esto a disposición de alguna ley en el Congreso, lo que les activa la preocupación que las fuerzas militares sean usadas de manera política. Actualmente, en la Constitución hay un capítulo completo para determinar el rol de las Fuerzas Armadas y de Orden, en su apartado número IX.

Por lo mismo, al menos en el Ejército, estarán pendientes de cómo se lleve la discusión y qué pasará con el marco legal que se les entregue en la nueva Constitución.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.