Vuelta a clases: municipios registran bajo el 80% de asistencia y cumplen a medias el protocolo del Mineduc

Esta es la segunda semana desde que arrancó un nuevo año académico, y si bien el periodo recién está comenzando, las comunas aún registran niveles de asistencia por debajo de un año normal. Además, muchos no están ofreciendo la jornada completa y activan cuarentenas en cursos sin que se cumplan los requisitos mínimos dispuestos.


El pasado 2 de marzo se inició formalmente el año escolar 2022, luego de dos períodos marcados por la pandemia, las clases a distancia y la voluntariedad de asistencia cuando se comenzó a retomar la presencialidad.

Hoy ya van cinco días desde la vuelta obligatoria a clases (tanto para los alumnos como para instituciones) luego del dictamen de las autoridades de Educación, que además estipularon un protocolo para el retorno, en el que se eliminan las restricciones de aforo y se retoma la jornada escolar completa. Pero las realidades son disímiles.

Tras un barrido a diversos municipios del país, es posible apreciar que ni la asistencia tiende a mostrar cifras acordes a la obligatoriedad, ni los municipios están siguiendo al pie de la letra el instructivo del Mineduc, tal como ya lo habían anunciado algunos alcaldes, entre ellos Germán Codina, máxima autoridad de Puente Alto.

Volveremos a clases, pero estableciendo parámetros de aforos”, dijo en aquella oportunidad el edil, quien, además, anunció que hasta no reunirse con el nuevo ministro de Educación no retomaría la jornada escolar completa. Así ha sido hasta aquí.

Algo similar ocurre en Zapallar, donde su alcalde, Gustavo Alessandri, cuenta que la presencialidad ha sido gradual y con horarios diferidos, estableciendo límites de aforos. Así, mientras un grupo va en la mañana, otro lo hace en la tarde. “Queremos primero demostrar a toda la comunidad educativa que hay niveles de seguridad suficientes”, dice.

Pero no son los únicos. En Isla de Maipo tienen aforos por salas, mientras que en Estación Central cuentan que la asistencia de estos días en sus establecimientos fluctúa entre un 75 y un 78%. Y, tal como en Puente Alto, hay aspectos del protocolo que no comparten, como lo referido a cuándo enviar a cuarentena a un curso. Porque mientras las directrices actuales señalan que aquello debe ocurrir cuando hay tres casos de coronavirus en un curso en un lapso de 14 días, en la céntrica comuna de la capital son más estrictos.

Hemos decidido que al existir un estudiante con Covid aislaremos a ese curso completo por cinco días hábiles, porque no podemos esperar a que haya tres o cuatro estudiantes como lo establece el protocolo actual, exponiendo la salud de las familias y los trabajadores de la comuna”, señalan desde el municipio. Hasta aquí, agregan, han tenido seis cursos de seis colegios distintos en esa condición, además de 22 casos de funcionarios y profesores.

En Santiago, en tanto, iniciaron presencialmente el año escolar 2022 en todos los establecimientos, con excepción del Liceo Herbert Vargas, que funciona en la Penitenciaría de Santiago, producto de un brote Covid. “Dado nuestro altísimo porcentaje de vacunación promedio no ha sido necesario recurrir a aforos específicos, pero en cada escuela y liceo se están adoptando las medidas referidas a ventilación permanente y a evitar grandes aglomeraciones, por ejemplo”, dice Rodrigo Roco, encargado de educación comunal, quien añade que los promedios de asistencia en los liceos se sitúan por sobre el 80% y los de las escuelas por sobre el 75%. En el caso de las escuelas que atienden a niños, niñas y jóvenes con necesidades educativas especiales, el porcentaje de asistencia registrado es menor, situándose por ahora cerca del 50%.

Otra situación que establecía el protocolo era el hacer obligatoria la Jornada Escolar Completa (JEC). Esto, si bien en buena parte de los municipios consultados está ocurriendo, hay otros en que se le ha puesto una pausa.

Tal es el caso de Punta Arenas, donde su alcalde, Claudio Radonich, cuenta que han tenido algunos acomodos, “pero siempre hablando con la autoridad”. En el caso de la JEC, pidieron al Mineduc tener margen y no implementarla durante marzo. “Al principio nos dijeron que no, pero luego nos dieron la autorización mientras los propios niños se acomodan”, señala el edil de una comuna que, agrega, no estableció límites de aforo y tuvo ayer a nueve mil de sus 12.500 estudiantes asistiendo a clases, lo que representa un 72%. “Estamos muy contentos por la respuesta de nuestros alumnos y familias. “Entendemos que irán llegando más, cercano al 85%, lo que para nuestros datos es positivo”.

Más hacia el norte, en Temuco, su alcalde Roberto Neira detalla que hasta aquí, en los colegios que tienen primer y segundo ciclo, tienen una asistencia sobre el 70% y de 75% en salas cunas y jardines infantiles para una educación 100% presencial. “Los primeros días, en la medida que así lo requieran, los colegios han tenido una jornada que es hasta el mediodía, para ya comenzar con nuestra jornada escolar completa a partir del miércoles”, explica la autoridad, quien agrega que acorde a los protocolos, no tienen restricción de aforos, pero sí han optado por diferir ingresos, recreos y entrega de alimentación.

Asimismo, en Huechuraba, donde volvieron el 3 de marzo, dicen seguir las indicaciones de la autoridad sanitaria en cuanto a los aforos, pero también se han tomado algún tiempo extra -aunque menor- en retomar la JEC: ya lo hicieron tres establecimientos y los cuatro restantes lo harán el lunes. Su asistencia fue un 72% el jueves, 65% el viernes y 82% el lunes. “Es el reflejo del trabajo bien hecho, de la confianza de los padres en las medidas que hemos adoptado en el contexto de pandemia que estamos viviendo y es también un reconocimiento a la labor de los profesores, asistentes de la educación y administrativos”, expone el alcalde Carlos Cuadrado.

Algo parecido sucede en Quinta Normal, donde no tuvieron jornada escolar completa durante la primera semana por reconocimientos de salas y procesos de matrículas.

La asistencia en otras comunas ha marcado cifras similares por estos días, como en Melipilla, donde retomaron la JEC. “Partimos sin aforos, lo cual ha significado una reestructuración de cómo están organizados los colegios, las entradas y recreos. Hemos tenido muy buena respuesta, con un promedio la semana pasada de 73% de asistencia en los 26 establecimientos de la comuna”, dice Paulina Montecinos, secretaria general Corporación Municipal.

Hacia la Quinta Región, en tanto, en Viña del Mar están sin restricciones de aforo, mismo caso que en Quilpué, donde retomaron la JEC para sus 23 establecimientos siguiendo órdenes ministeriales, pero además fortaleciendo protocolos, aumentado recreos, turnos de alimentación e implementando burbujas por ciclo, para asegurar un aislamiento entre grupos que permita una mejor trazabilidad en caso de contagios.

En Villa Alemana, la alcaldesa Javiera Toledo cuenta que están con jornada escolar completa, sin restricciones de aforos “de acuerdo al Ministerio de Educación”, propiciando actividades al aire libre y con una asistencia que va entre un 85 y 90%.

Pero ¿qué significan estas cifras de asistencia? Si bien esta es la segunda semana del año académico 2022, acorde a datos del Mineduc de 2018, el último año normal (sin estallido social ni pandemia), la asistencia del sistema llegó a 89,7%, mientras que la asistencia en el mundo municipal ascendió a 88,5%. Además, la propia cartera señala que si un estudiante falta más del 10% a clases (en promedio 20 días al año), es considerado como un “ausente crítico” y está en riesgo educativo.

Raúl Figueroa, ministro de Educación, destaca lo que ha sido hasta aquí el retorno: “Hace casi una semana se dio inicio al año escolar y con alegría vemos que los establecimientos educacionales del país tienen abiertas sus puertas y están recibiendo a los estudiantes”. Y agrega: “La alta asistencia a las salas de clases nos demuestra que las familias han confiado en la implementación del protocolo de medidas sanitarias y vigilancia epidemiológica y esperamos que durante los próximos días el resto de los alumnos se sumen”.

Así, desde Chillán, su alcalde Camilo Benavente expone que sus clases se están desarrollando normalmente con jornada escolar completa, sin limitaciones de aforo y con asistencias que van del 80 al 90%. “Esperamos que en los próximos días se pueda llegar a mejores niveles en todos los establecimientos”, señala, al tiempo de detallar que donde más nota afluencia de alumnos es en aquellos que imparten enseñanza media.

Cifras más bajas muestra La Pintana. Ahí, Gustavo Marcos, jefe del Departamento de Educación, reseña que el promedio en cada colegio varió del 61% al 89% la semana pasada, aunque “esta semana asistieron más niños y varios colegios y jardines se acercaron al 100%”. Mientras en Ñuñoa, donde también se retomó la JEC y no hay aforos, registran sobre el 90% de asistencia.

“Desde que regresamos a clases, el pasado miércoles 2 de marzo, más del 90% de nuestros alumnos están asistiendo presencialmente a nuestros jardines, colegios y liceos, los que nos tiene muy contentos, porque vemos un gran compromiso de los papás y los estudiantes por retornar a la normalidad en la enseñanza escolar”, señala, a su vez, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei.

Finalmente, en comunas como Peñalolén, La Cisterna, Lo Espejo o San Ramón se ha retomado la JEC, además de regirse al protocolo en cuanto a no tener limitaciones de aforo. “El año escolar en la comuna se inició el día 2 de marzo. Para ello nuestros establecimientos siguieron todos los protocolos y normativas sanitarias dictados por el Mineduc. Hemos dispuesto el distanciamiento en las actividades cotidianas y extremado la higiene en los espacios escolares”, dice al respecto Gustavo Toro, edil de San Ramón.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La deforestación en la selva amazónica de Brasil aumentó más del 80% en agosto con respecto al año anterior, según mostraron datos preliminares del gobierno en septiembre.