Cómo se empieza a armar el rompecabezas ideológico de la Cámara

A partir de las primeras votaciones de los diputados, ya es posible descubrir los patrones de cómo se está alineando el disperso hemiciclo parlamentario. La plataforma Scanner, de la empresa de big data Unholster, procesó los sufragios de los primeros 45 días de los 155 legisladores, de los que se desprende un primer mapa político de este nuevo período.




Se anticipó inmediatamente casi al mismo momento que caían los resultados de la elección parlamentaria de noviembre pasado: al menos en la Cámara de Diputados, el hemiciclo viviría en su período 2022-2026 un escenario inédito de fragmentación, con 21 colectividades y dos legisladores independientes integrando los 155 representantes del país.

Es una consecuencia del cambio del sistema electoral, que pasó del sistema binominal a uno proporcional en que los cupos varían de acuerdo con el tamaño poblacional de los distritos. Pero también, en un momento donde por primera vez tras el retorno de la democracia el Poder Ejecutivo no está en manos de las coaliciones tradicionales, es un escenario que genera interés para saber cómo juegan los partidos y parlamentarios a posicionarse, en especial en momentos en que el oficialismo no tiene la mayoría.

A poco más de 45 días desde que se instalara el Parlamento, ya hay una primera radiografía. La plataforma Scanner, de la empresa de big data Unholster y que mediante un software registra todos los actos, intervenciones, votaciones y procesos del Congreso, realizó un análisis a partir de las primeras 89 votaciones de los diputados, entre el 11 de marzo y el 22 de abril, aplicando un método denominado “Nominate Score”, desarrollado en la década de 1980 por los cientistas políticos Keith T. Poole y Howard Rosenthal con el fin de estudiar las votaciones del Congreso de EE.UU., y que, usando un algoritmo, ordena a los parlamentarios desde más liberales hasta más conservadores, con puntajes que van entre -1 al extremo izquierdo y 1 al extremo derecho. El trabajo no contempla a la diputada Camila Rojas, dado que no tuvo la cantidad de votaciones necesarias para poder elaborar el ránking.

En los extremos, no hay muchas sorpresas. El partido que en promedio tiene a sus parlamentarios más ubicados hacia el eje izquierdo es el Partido Comunista: si -1 fuera la postura más a la izquierda, los legisladores PC marcan -0,87. Y, al revés, en el extremo derecho están los integrantes del Partido Republicano, con 0,92: en ese caso, lo máximo a obtener de puntuación es 1).

“Si hacemos un análisis de la posición ideológica de los partidos políticos con presencia en la Cámara, el Partido Comunista es el que lidera el extremo izquierdo y Republicanos hace lo suyo en el extremo derecho”, dice Cristóbal Huneeus, director de Data Science de Unholster.

Pero entremedio es donde están las lecturas más interesantes. Por ejemplo, mirando a Apruebo Dignidad, Comunes debuta como la segunda colectividad más a la izquierda de la Cámara y los parlamentarios de Revolución Democrática aparecen más a la izquierda que sus socios de Convergencia Social.

El Partido Humanista -cuyos tres diputados se consiguieron a partir de la votación de Pamela Jiles en el distrito 12- aparece en tercer lugar de las colectividades más a la izquierda, entre Comunes y RD, en un momento en que la legisladora fue protagonista por el debate sobre un posible quinto retiro de fondos.

En tanto, en el Socialismo Democrático, el PPD está más a la izquierda que el PS, aunque los radicales y liberales se ubican más próximos al punto medio; la DC ocupando su rol de pivote, siendo el partido del eje izquierdo más cercano al centro; el Partido de la Gente literalmente al medio, con un exacto 0,00 de puntaje, y RN ubicado más al centro que Evópoli y el PRI, aun cuando tanto estas colectividades como la UDI obtienen puntajes moderados, dado que se ubican más cerca del eje de centro que el de la derecha.

Esto último, posiblemente, ocurre por dos factores: la irrupción de los republicanos y el efecto en el “nominate score” de las votaciones sobre los retiros de fondos de pensiones, en que dichas colectividades tuvieron varios disensos internos y posturas contrapuestas.

Irrupciones y movimientos

Para Huneeus, uno de los elementos que presenta mayor interés es la alineación central del Partido de la Gente, que logró seis parlamentarios al alero de la candidatura de Franco Parisi. “Una de las novedades respecto a los períodos anteriores es que el Partido de la Gente irrumpe y se ubica ideológicamente, a partir de las primeras 89 votaciones de la Cámara, entre la Democracia Cristiana y Renovación Nacional”, señala.

Al mismo tiempo, destaca que, al mirar los números del “nominate score”, se obtiene un panorama ideológico donde la izquierda sigue teniendo una mayoría. “Los datos nos reflejan que gran parte de la Cámara es de centroizquierda, y si nos enfocamos en la centroderecha, aunque Evópoli está ubicado más al centro que la UDI, es RN el partido de la coalición de derecha más cerca del centro”, señala.

En esta línea, hay un dato anecdótico: la parlamentaria con el puntaje más cercano al centro perfecto es justamente una RN, Érika Olivera. Eso sí, en general los parlamentarios de colectividades aparecen aún relativamente alineados, con escasas excepciones que se escapan de la norma.

Sin embargo, en un Congreso particularmente disgregado y con múltiples colectividades, las primeras votaciones son un punto de inicio para una observación que promete ir mutando en el tiempo. Así lo describe Antonio Díaz-Araujo, gerente general de Unholster: “Ésta es una Cámara recién estrenada, donde 98 de los 155 parlamentarios son caras nuevas. Si bien podemos tener una idea respecto a su tendencia política a partir de sus partidos o coaliciones, nada refleja mejor su inclinación ideológica que sus votaciones. Los datos son importantes, hablan por sí solos y son líquidos, van cambiando”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.