El dolor de Arauco y Curanilahue, las áreas más azotadas por las lluvias

Curanilahue, Chile. REUTERS/Juan Gonzalez

El sistema frontal que golpeó al país entre martes y jueves dejó consecuencias aún invaluables en la zona centro sur. Pero hay dos comunas del Biobío que concentran los damnificados, sumando entre ambas 8.169 de los 10.458 que se registraban en el último reporte.


Según el último reporte del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred), fruto del frente de mal tiempo que esta semana azotó al país en Curanilahue se registran 3.003 personas damnificadas, 20 albergadas, dos viviendas destruidas, tres con daño menor y otras 2.000 en evaluación. En Arauco el panorama no era mucho mejor y dejaba como saldo 5.166 personas damnificadas, 64 albergadas, 1.291 viviendas con daño menor y 2.497 en evaluación.

Y así, solo entre ambas comunas hasta el cierre de esta edición sumaban 8.169 de los 10.262 que tiene la Región del Biobío -declarada zona de catástrofe-, a la que pertenecen, y los 10.458 que se registran a nivel nacional, dando cuenta de la particular afectación que sufrieron estos territorios y que obligó no solo a que que el gobierno comprometiera bonos para las zonas más afectadas o que la vicepresidenta Carolina Tohá se tuviera que trasladar a Curanilahue, sino que el Presidente Gabriel Boric se comprometiera a viajar al territorio una vez regrese de su gira por Europa. En las comunas, de hecho, se desbordaron ríos y se removieron masas. En Curanilahue, por ejemplo, fueron los ríos Las Ranas y Curanilahue, además del estero Las Plegarias, dejando varias viviendas damnificadas. Pero también negocios familiares con años de esfuerzo.

Tal es el caso de Tamara Rosas, dueña de Los Rivera Restobar, quien ha tenido que cerrar su negocio por las lluvias durante casi toda la semana. Pero no solo por las lluvias en sí, sino por lo que estas causaron: durante el miércoles el agua entró a su negocio, dejando barro en todo el local: “Está lleno de agua, de barro, todo desordenado y no hemos podido hacer nada. Da pena ir”.

Tamara también describe a La Tercera la repercusión que ha tenido esta tragedia en la comuna. “Creo que ha sido la época más horrible que nos ha pasado, si bien no alcanzó a que el agua entrara a mi casa, porque está en alto. Pero sí nos vimos afectados porque tuvimos que cerrar el negocio, y nosotros como familia vivimos el día a día gracias al local, y al tenerlo cerrado no generamos dinero, y detrás de eso hay una familia, hay estudios, cuentas que pagar, cosas del diario vivir”.

Otra de las vecinas afectadas es Mercedes, quien se encuentra operada de la cadera y debe hacer las cosas por su cuenta, ya que su marido es no vidente. “Perdí todo”, asegura, al tiempo que describe que el nivel del agua fue tan alto que dejó su hogar en las ruinas: “Mi casa tiene más de 30 años y está inhabitable”.

La comuna, además, no contó con suministro de agua desde el miércoles, y la empresa Essbío informó mediante redes sociales que está avanzando en la reposición. “Uno no puede limpiar y al no hacerlo produce que ese barro que entra de la calle se pegue”, añade Rosas.

En Arauco la realidad no fue muy distinta. Ya desde inicios de semana se reportaba que ahí se desbordaba el río Pichilo, dando cuenta de los primeros estragos serios del sistema frontal. El gobernador de la región, Rodrigo Díaz, de hecho, dijo ayer en Radio Sonar que “los casos de mayor gravedad son las personas que están en la cordillera de la costa, en la provincia de Arauco”.

Pichilo, en la comuna de Arauco, ha sido uno de los sectores más afectados (Foto: Aton Chile)

Durante la jornada del jueves, en tanto, y dado que las manos locales no daban abasto, personal de la Armada ayudó en el sector con labores de limpieza en las viviendas que resultaron anegadas producto de las crecidas de aguas y que, entre otras cosas, provocó que la pasarela que une a sectores de ese lugar fuera destruida. Incluso, hasta bien avanzado este viernes colaboraban en el llenado y distribución de sacos de arena, los que eran entregados a las familias que, en algunos sectores, todavía tienen el riesgo de inundación.

La alcaldesa de la comuna, Elizabeth Maricán, señaló ayer en TVU Televisión que debido a los más de cinco mil damnificados en la comuna “necesitamos que la ayuda llegue muy rápido”. Al mismo tiempo, dijo que “Senapred, como nunca, ha estado presente en la comuna, nos ha ayudado a suministrar, tenemos un centro de operaciones instalado en la municipalidad”. Y sumó al respecto que están “haciendo todas las coordinaciones necesarias habidas y por haber, pero tenemos derrumbes, afectación laboral, muchas afectaciones en distintos ámbitos”.

En la provincia de Arauco, entre otras cosas, se declaró alerta agrícola. “El daño agrícola va creciendo hacia el sur, particularmente en el Biobío, donde tenemos tres focos: la comuna de Arauco, el triángulo de Santa Juana, Negrete y Nacimiento, y Los Ángeles”, dijo al respecto el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela. Y así también se produjo una varazón masiva de mariscos en Las Peñas, ante lo que la Seremi de Salud hizo un llamado a la población a no manipular ni consumir dichas especies para evitar enfermedades transmitidas por alimentos intoxicados.

El problema es que acorde a los pronósticos, este lunes entraría a la zona centro sur un nuevo sistema frontal que dejaría 35 milímetros de agua, por lo que fue emitida una alerta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.