El emotivo primer día de Carlos III como nuevo Rey

Carlos III y Camilla caminan a lo largo de la valla del Palacio de Buckingham, tras el fallecimiento de Isabel II en Londres, el viernes. Foto: Reuters

Un vuelo especial desde Escocia, un baño de masas a su arribo a Londres, una reunión con la también nueva primera ministra británica Liz Truss y su primer discurso, dedicado a su “amada mamá”, marcaron una jornada histórica para el sucesor de la fallecida Reina Isabel II.


Desde el momento en que se anunció la muerte de Isabel II tras 70 años de reinado, pocas dudas había sobre la sucesión. El que hasta el jueves era el Príncipe de Gales se convertía en rey. Ayer fue su primer día completo para Carlos III como nuevo monarca de Reino Unido. Una jornada emotiva que marcó el inicio de una nueva era de la realeza británica.

Su día inició en la finca de Balmoral, en Escocia, lugar donde la reina falleció el jueves, en compañía de su familia. Un auto llevó al nuevo rey y a su esposa Camilla, la reina consorte, hacia el aeropuerto de Aberdeen a eso de las 11:15. De impecable traje y corbata negra, en luto por la muerte de su madre, el monarca se embarcó en el jet de la Royal Air Force que lo llevó directo a Londres.

Al mismo tiempo, el Palacio de Buckingham emitió su primer comunicado real con Carlos III como su inquilino, anunciando que la fecha del funeral se conocerá “a su debido tiempo” y decretando un luto real. “Tras el fallecimiento de Su Majestad la Reina, es deseo de Su Majestad el Rey que se guarde un período de Luto Real desde ahora hasta siete días después del Funeral de la Reina”, anunciaban.

El Rey Carlos III es saludado por simpatizantes durante un paseo fuera del Palacio de Buckingham. Foto: Reuters

Una vez en la capital británica, la limusina real los esperaba para llevar al rey y a la reina consorte a su nuevo hogar, precisamente el Palacio de Buckingham. Cerca de las 15:00 el vehículo se detuvo frente a las imponentes rejas negras y algunos “Dios salve al Rey” se empezaban a escuchar, tímidos, en la transmisión oficial. El nuevo monarca se dirigió de inmediato hacia los cientos de personas que esperaban su llegada.

Mientras algunos le tomaban las manos y entregaban flores, otros registraban el momento con sus celulares. Durante los 12 minutos en los que rey se dedicó a saludar al multigeneracional grupo de personas que lo esperaba, incluso un beso por parte de una asistente quedó registrado por las cámaras. Carlos ingresaba al Palacio de Buckingham, por primera vez, como monarca de Reino Unido.

No había tiempo que perder, y los años de preparación de Carlos III no fueron en vano. Su primera audiencia oficial ya estaba programada, y Liz Truss, la nueva primera ministra de Reino Unido, lo estaba esperando. En menos de una semana, los dos cargos más importantes estaban siendo cambiados, y un primer acercamiento era crucial.

Días antes, la premier conservadora se había juntado el martes con la difunta reina en Balmoral, donde se vieron las últimas fotografías de Isabel II con vida. En un poco común hecho, las cámaras del mundo pudieron captar la entrada de Truss, donde le ofreció sus condolencias al rey. Este aseguró que perder a su madre era “el momento que temía”, para luego agregar con una sonrisa que había que “intentar que todo siga su curso”.

El Rey Carlos III durante su primera audiencia con la primera ministra Liz Truss en el Palacio de Buckingham, tras la muerte de la Reina Isabel II el jueves. Foto: Reuters

Cuando el reloj marcaba las 18:00, un mensaje previamente grabado fue emitido para todo el mundo. Era el primer discurso oficial del rey Carlos III. “Me dirijo a ustedes hoy con sentimientos de profunda tristeza. A lo largo de su vida, Su Majestad la Reina, mi amada madre, fue una inspiración y un ejemplo para mí y para toda mi familia”, fueron sus primeras palabras.

La promesa de continuar el legado de la reina estuvo constantemente en su discurso. “Como la propia reina hizo con tan inquebrantable devoción, yo también me comprometo ahora solemnemente, durante el tiempo que Dios me conceda, a defender los principios constitucionales en el corazón de nuestra nación”, aseguró.

Tras decretar que su primogénito Guillermo sería el Príncipe de Gales y expresar su “amor por Harry y Meghan mientras siguen construyendo sus vidas en el extranjero”, Carlos III cerraba su mensaje con palabras a su madre.

“A mi amada mamá, al comenzar su último gran viaje para reunirse con mi querido y difunto papá, quiero simplemente decir esto: gracias. Gracias por tu amor y devoción a nuestra familia y a la familia de naciones a la que has servido tan diligentemente todos estos años”, dijo con evidente emoción. Y, en un guiño al Hamlet de Shakespeare, cerró: “Que los ángeles y sus cantos te acompañen a tu eterno descanso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.