Los primeros aprendizajes de la Secom de Paredes

Ilustración: César Mejías.

Antes de asumir el cargo, el equipo de Pablo Paredes se reunió con varios de sus antecesores, desde Eugenio Tironi -responsable de las comunicaciones del gobierno de Aylwin- hasta René Cánovas, quien hizo lo propio con Piñera. A poco más de un mes se comienza a fijar el tono del nuevo organismo: con énfasis en la forma en que se comunican los mensajes.




El viernes 22 de abril, en la cuenta de Instagram oficial de la Secretaría General de Gobierno, la ministra Camila Vallejo comenzó a transmitir en vivo junto al ministro Giorgio Jackson: “Estamos realizando esta transmisión porque estamos muy contentos y contentas de los avances que ha tenido el trabajo de las y los convencionales”, dijo la vocera, quien se refirió a las normas aprobadas relacionadas a los derechos fundamentales.

El video fue parte de una serie de contenidos que publica Vallejo en sus redes sociales y es parte del plan de la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno (Secom) que lidera el publicista y realizador audiovisual Pablo Paredes.

–Estamos apuntando a conectar con audiencias que no siempre son consideradas por los gobiernos. Nos importa comunicar también a quienes no tienen edad de votar. Tenemos un imperativo ético de conectar con audiencias juveniles, sin descuidar por supuesto, a los demás. Además, consideramos que las redes sociales tienen un potencial pedagógico que puede ayudar muchísimo a la comprensión de políticas públicas, –explican en la Secom, donde han fomentado la transmisión de contenidos a través de plataformas como Twitch (donde apareció Jackson esta semana), Instagram y TikTok.

–Buscamos diversificar la relación con los medios, considerando: medios tradicionales, alternativos, regionales, comunitarios y nuevas plataformas, –cuentan en la Secom, donde agregan que el enfoque de su trabajo tiene mucho que ver con las personas que la dirigen, es decir, un tono “publicitario”, por lo que la factura del contenido y la importancia de la forma en que se comunican los mensajes es fundamental.

Los ministros Jackson y Vallejo en la transmisión de Instagram.

Se busca un estilo

La apuesta por Paredes a la cabeza de la Secretaría de Comunicaciones no fue una sorpresa. El realizador -uno de los fundadores de Revolución Democrática- fue el creativo de la campaña presidencial y el dueño del exitoso “relato” con el que el hoy Presidente Gabriel Boric conquistó La Moneda. Antes de asumir el cargo, el equipo de Paredes realizó una ronda de reuniones con al menos cinco personas que trabajaron en diferentes cargos de la Secom desde Eugenio Tironi, encargado de las comunicaciones en el gobierno de Patricio Aylwin, a René Cánovas, quien ocupó el mismo cargo en la última etapa de Sebastián Piñera. Con el antecesor se realizaron tres reuniones de traspaso.

Una de las dudas que intentó despejar el equipo fue la incidencia que debía tener el organismo sobre cada ministerio, lo que generó los primeros desencuentros en el gobierno.

Y es que en la Secom decidieron mantener la estructura desarrollada durante el gobierno de Piñera: un director, Paredes; una subdirectora, Javiera Olivares (PC) y cinco departamentos (comunicaciones, diseño, digital, marketing y estudios, que se encarga de las encuestas y de la opinión pública).

Pero, junto con eso, se estableció un equipo de nueve periodistas, denominados internamente “sectorialistas” que se distribuyen los 24 ministerios, además de hacer un seguimiento al proceso constituyente.

El férreo control que se intentó centralizar respecto de las comunicaciones del gobierno en las primeras semanas fue el que hizo crisis. De hecho, el sábado 19 de marzo se realizó una jornada en el edificio Bicentenario en la que los jefes de prensa de los ministerios exigieron tener mayores libertades para que sus ministros pudieran tener más protagonismo. “Hay que pedir permiso para todo”, reclamaron.

Así, las normas se relajaron, aunque todos los viernes cada ministerio debe enviar un punteo con las actividades para la semana siguiente y, cuando hay pautas, deben dar detalles sobre los anuncios y vocerías que se realizarán. Además, existen grupos de Whatsapp en que se difunden las campañas que todos las autoridades deben replicar vía Twitter, un canal con el que han sido particularmente insistentes.

Ejemplo de ello fueron los mensajes sobre los riesgos económicos de un quinto retiro.

Según señalan en La Moneda, es la red social del pajarito la que es seguida con mayor atención por los equipos de comunicaciones. Por eso, en las primeras crisis, la jefa del departamento digital, Nicole Otazo, ha asesorado e incluso ha redactado declaraciones de autoridades en la red social.

El director de la Secom, Pablo Paredes.

La difícil relación con Interior

El 6 de abril, cuando la ministra Izkia Siches dio información falsa sobre la expulsión de migrantes en la Comisión de Seguridad de la Cámara Baja, la Secom activó su esquema de gestión de crisis de inmediato.

Pablo Paredes, quien acude a las oficinas del Presidente Gabriel Boric y de su jefe de gabinete, Matías Meza-Lopehandía, cuando hay algún apuro, participó en la delineación de la estrategia que determinó que la declaración de Siches no iba a ser a través de un medio de comunicación tradicional, sino que en Twitter. En Interior la estrategia no los convenció, aunque la ministra de manera disciplinada escribió pasada la medianoche en la red social: “Hoy en la comisión de seguridad de la Cámara de Diputadas y Diputados emití información incorrecta. Por esto, en espíritu republicano, pido mis más sinceras disculpas a @RodrigoDelgadoM y su equipo”. El resto de la historia ya es conocida.

La relación con Interior es la más compleja de manejar para la Secom, según reconocen en el organismo. Por sospechas cruzadas de filtración de información, y también porque en esa cartera algunos mantienen que la Secom, al depender de la Segegob, le ha dado mayor protagonismo a la ministra Vallejo.

Pero, tras el error de Siches, la Secom decidió reforzar y mejorar la relación entre ambos, y desde ahí tienen reuniones semanales y mayor incidencia en la estrategia comunicacional de la jefa de gabinete. De hecho, desde la semana pasada son dos las sectorialistas que trabajan con ese ministerio.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.