¿Qué hacer en caso de una encerrona?

Este tipo de delitos va al alza en Chile.

La Tercera recopiló recomendaciones para prevenir un hecho de este tipo, así como también saber cómo se debe actuar ante un delito de estas características. El exgeneral de Carabineros Aldo Vidal, experto en seguridad, dice que en ningún caso se debe oponer resistencia, ni mucho menos enfrentar a los delincuentes. Asimismo, aconseja hablar antes este tema con la familia para saber cómo actuará cada uno de los integrantes que están a bordo del vehículo ante un ataque como este.




1.- Disminuir el riesgo para evitar ser víctima

La primera recomendación de los expertos es considerar los patrones en común que tienen este tipo de delitos. Por ejemplo, los horarios y lugares donde más ocurren encerronas. Teniendo en consideración aquello, lo aconsejable es tomar otras rutas y evitar así transitar por aquellos puntos más inseguros, los que, en general, están siendo monitoreados e informados por la autoridad policial (ver página 34)

Si no hay posibilidad de evitar el transitar por estas zonas, el siguiente paso -sostienen quienes están analizando este fenómeno- es estar atentos a la conducción. El general (R) Aldo Vidal, miembro del Comité de Asociación de Empresas de Seguridad Privada, sostiene que hay que siempre fijarse en lo que está ocurriendo en el entorno, más allá de la ruta.

La atención entonces, dice, debe estar puesta en los vehículos que van en la carretera. Esto debe ocurrir con especial atención a un automóvil que nos adelanta y observar el comportamiento de los pasajeros que van en su interior.

Esta precaución debe ocurrir aún más en los lugares donde frecuentemente se podría ser víctima de uno de estos delitos, como es el caso de los ingresos a las autopistas y las entradas a edificios y casas.

2.- Hay que conversar de esto con la familia

Pese a que se está haciendo común ver en las noticias este tipo de atracos, a veces es difícil ponerse en el lugar de “esto me va a pasar también a mí”. Por eso, el general (R) Vidal dice que es fundamental desde ya conversar con la familia cómo se debe actuar en el caso de que seamos víctimas de una encerrona y qué rol adoptará cada integrante.

Para ello, explica, se deben planificar los viajes, saber de antemano quiénes estarán a bordo del vehículo, es decir, con quiénes nos vamos a movilizar. Una vez resuelto eso, el principal consejo es elaborar un plan de escape ante estas situaciones, el cual debe considerar todos los escenarios posibles y el rol que jugará cada persona para salir de esta peligrosa situación.

La organización deberá considerar la forma de actuar según las circunstancias en las que nos movilizamos, por ejemplo, teniendo en cuenta el número de personas en el vehículo o bien en el caso de que vayan niños, adultos mayores o personas en situación de discapacidad. Estos últimos deberán salir de inmediato del auto, mediante ayuda si es necesario, a una zona segura, ya que no serán los primeros en ser amenazados, ni intimidados, puesto que los delincuentes deben ante todo hacerse de la llave que maneja el conductor para poder concretar su cometido.

3.- ¿Qué hago si voy con niños en sus sillas?

Existe un margen de no retorno ante una encerrona, que es cuando los delincuentes logran detener la marcha del vehículo de la víctima. Si aquello ocurrió nunca hay que oponer resistencia, ya que el riesgo personal aumenta.

Por ende, dice el expolicía, no intente rescatar objetos del interior del vehículo. Levante las manos y baje del auto. De hecho, el teléfono móvil podría jugar un rol clave, ya que si queda al interior se ocupará como GPS para seguir la ruta de los antisociales. Para esto, se recomienda guardarlo en lugares de difícil acceso, para que los delincuentes no lo vean.

¿Qué pasa si voy con niños? Si tienen la capacidad de salir solos, es importante que sepan que deben soltar sus cinturones y bajar a la acera según el plan. Si se trata de pequeños que aún no pueden descender por su cuenta, se aconseja que el conductor o conductora antes de abrir las puertas se dé vuelta y lo retire de su asiento. Luego de eso recién desbloquear el cierre centralizado.

Considerando que los delincuentes estarán presionando, es recomendable mostrar en todo momento la acción que se está realizando. Si aquello no es posible, y lograron entrar al auto, entonces siempre se debe señalar que entregarás las llaves sólo una vez que logres bajar al menor de edad.

4.- Los minutos posteriores

Si finalmente la encerrona ocurrió, el consejo es que una vez que se está fuera del vehículo se deben alejar de él para disminuir el riesgo de ser golpeados o atropellados ante la huida de los delincuentes.

Pero junto con eso, el tomar distancia de la situación permitirá observar características que podrían ser claves para posteriormente entregar a la policía. Si más personas van al interior del vehículo, es aconsejable que todos logren distinguir la mayor cantidad de datos, como por ejemplo el color de las vestimenta de los individuos, patentes o la marca de los autos en que viajaban los delincuentes.

Una vez que el hecho terminó, el siguiente paso es buscar ayuda. Considerando los lugares en que este tipo de delitos ocurren, es recomendable esperar que otra persona pase por el lugar y pedir auxilio. O buscar refugio en alguna conserjería.

Finalmente, y antes que a cualquier otra persona, se debe dar aviso a Carabineros o a seguridad comunal, entregando la mayor cantidad de información posible, ya que hay bastante probabilidad de éxito de hallar el auto en las primeras horas. La alerta oportuna a las policías podría ser fundamental para tener respuestas operativas inmediatas. Sólo después de eso se aconseja comunicarse con familiares o amigos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.