Uno de los científicos chilenos más citados en el mundo lidera nuevo Centro de Transición Energética

Dr. José Rodríguez Pérez, destacado científico chileno, asume la dirección del nuevo Centro de Transición Energética USS.

El Dr. José Rodríguez, Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas, acaba de asumir la conducción del nuevo centro especializado de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño de la U. San Sebastián, que busca aportar a través de la investigación y formación de pre y postgrado, en el avance de soluciones tecnológicas de energías limpias y sustentables.



Avanzar hacia la transición energética desde los combustibles fósiles a energías renovables es una de las principales prioridades de la comunidad científica de cara a enfrentar los efectos del cambio climático, fenómeno con consecuencias que cada vez son más visibles y percibidas por la población mundial.

Chile se ha posicionado entre las potencias económicas globales como un país que posee valiosos recursos naturales habilitantes para esta transición: amplias reservas de litio de alta concentración; yacimientos de cobre de alta producción; y condiciones eólicas y solares que favorecen la producción de hidrógeno verde.

Es ese escenario, el que lleva al Dr. José Rodríguez Pérez, destacado científico chileno que ha estudiado caminos hacia la transición energética desde el estudio de la electrónica de potencia y control predictivo, a liderar el nuevo Centro de Transición Energética, dependiente de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño de la Universidad San Sebastián (USS). Esto con el fin de aportar con la “generación de nuevo conocimiento”. “La investigación genera evidencia y publicaciones que son difundidas dentro de la comunidad científica y que luego las empresas o instituciones toman y aplican, lo que se convierte en un círculo virtuoso”, señala el Dr. Rodríguez.

Nuevo Centro de Transición Energética

Rodríguez, quien en 2014 obtuvo el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas, y que ha sido sindicado por novena ocasión en la lista de los investigadores más citados del mundo, asume la institución tras su período como rector de la universidad. En este nuevo paso en su trabajo científico y académico, su prioridad está en “realizar investigación científica y tecnológica para apoyar este proceso”.

La extracción de litio en el Salar de Atacama.

La transición energética plantea una serie de desafíos tecnológicos, de diseño de políticas públicas y regulación del sector energético, aspectos en los que desde la USS se quiere contribuir.

“Nosotros en la Universidad San Sebastián pretendemos aportar en ese camino, desarrollando nuevo conocimiento a través de la generación de publicaciones en revistas de alta calidad y conferencias internacionales. También nos interesa contribuir a la educación en estas materias a los estudiantes de pre y postgrado”, afirma el investigador USS.

Electrónica de Potencia: La llave

El académico destaca que precisamente su campo de estudio, la electrónica de potencia, tema que viene investigando hace más de 40 años, es la llave para avanzar en las tecnologías habilitantes para la transición energética y el uso de energías más limpias como la fotovoltaica, eólica y electromovilidad.

La electrónica de potencia es la llave para avanzar en las tecnologías habilitantes para la transición energética.

“Veo con mucha satisfacción cómo las universidades se están desarrollando en el área de la energía y de la ingeniería eléctrica. Es una tendencia mundial en la cual Chile también está presente”, sostiene. Complementa que las nuevas generaciones son vitales en el estudio de posibles soluciones: “Los jóvenes con su idealismo desean mejorar y salvar el planeta y en consecuencia están mostrando un creciente interés en este campo”.

Panorama del I+D en Chile

Frente a los desafíos que vienen en este tema, el Dr. Rodríguez valora el hecho de que hoy existe una mayor conciencia ambiental, tanto de los gobiernos, como de empresas e instituciones y la sociedad, lo que ha vuelto prioritario cambiar la actual matriz energética para avanzar hacia energías sostenibles en el tiempo.

“A diferencia de lo que sucedía hace una década atrás, hoy existe clara conciencia en todos los países sobre la gravedad del cambio climático y la importancia del cambio de paradigma energético”, sostiene.

Parque eólico Horizonte, ubicado a 170 kilómetros al sur de Antofagasta.

En su experiencia, ha podido observar un crecimiento extraordinario en la generación de energía renovable no convencional, junto con el avance de las fábricas de baterías eléctricas y automotrices en el desarrollo masivo de vehículos con tracción eléctrica.

El académico plantea que el panorama nacional de Investigación y Desarrollo (I+D) está preparado para ser un aporte desde el continente en la búsqueda de conocimiento, desarrollo de políticas públicas y educación de la población. “Chile, a pesar de ser un país pequeño, tiene capacidades notables para contribuir en el desarrollo y aplicación de energías sostenibles. En mi opinión, las universidades chilenas tienen un muy alto grado de conocimiento que les permite hacer contribuciones importantes en este ámbito”, reconoce.

Planta de paneles solares en Iquique.

Hidrógeno verde

El prestigioso académico respalda sus afirmaciones nombrando un caso reciente que califica de “notable”, el de la empresa HIF (High Innovative Fuels), que ha mostrado liderazgo en el desarrollo de hidrógeno verde en la Región de Magallanes. Rodríguez destaca el rol del ingeniero chileno Cesar Norton, que desde hace casi una década comenzó a “transformar la energía del viento en hidrógeno, algo que yo considero una genialidad, en tiempos en que esta idea no estaba en la discusión científica y tecnológica”. En la actualidad, la empresa HIF Global es líder mundial en el desarrollo del hidrógeno verde y goza de un sólido reconocimiento más allá de nuestras fronteras.

Los fuertes vientos de la región de Magallanes permiten generar la suficiente energía verde para los procesos de obtención de hidrógeno como combustible.

El Dr. Rodríguez es optimista con respecto al impacto de la investigación en el avance de la sociedad. Para él, la conformación de este tipo de centros va en la dirección correcta para trabajar en estos objetivos de interés mundial: “En Chile se puede hacer investigación de buen nivel, más aún con la interconexión que existe hoy día a través de la internet”.

Hasta el momento, el Centro de Transición Energética USS está conformando su equipo de investigadores, mientras plantea los primeros lineamientos de cara al futuro cercano. El investigador concluye valorando el rol de la U. San Sebastián en el avance de potenciales caminos que sean aplicables para empresas y proyectos energéticos. “La USS se ha destacado siempre por tener una especial sensibilidad por contribuir a resolver las necesidades de las comunidades en las cuales está presente. La creación del Centro de Transición Energética es una muestra más de esa vocación de servicio a la comunidad”, afirma.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.