Proyecto Ayllu Solar empodera a comunidades de Arica y Parinacota en el uso de energía solar

Durante seis años, Fundación BHP apoyó este proyecto que busca convertir al extremo norte de Chile en la capital solar del país y de América Latina, mediante el trabajo con comunidades nortinas para favorecer su desarrollo y mejorar su calidad de vida.




En la comuna Camarones, en el límite sur de la región de Arica y Parinacota, se construyó un recinto para la crianza de camarones de río y la engorda de truchas. Todo ello alimentado por la energía del Sol que rescatan paneles fotovoltaicos, y que, además, abastecen a los hogares de esta rica y fértil tierra nortina.

En Pampa Concordia, sector costero de la comuna de Arica, donde antes se hacían ejercicios militares, hoy funciona el primer packing de tomates que opera ciento por ciento con energía solar, y que pertenece a 80 pequeños agricultores.

Estos son solo dos de los proyectos implementados por el proyecto Ayllu Solar, iniciativa de Serc Chile que nació en 2015, y que ha sido implementada a través de las instituciones ejecutoras: Universidad de Tarapacá, Universidad de Antofagasta y Universidad de Chile; y sus socios estratégicos, la Fundación BHP que aportó financiamiento por USD14 millones, y la Fundación Chile, que trabajó con una red de escuelas y liceos para enseñarles a los estudiantes sobre la producción y aplicación de la energía solar.

Ayllu Solar impartió conocimientos técnicos sobre el manejo y el aprovechamiento de la energía solar en comunidades y cooperativas como fuente de la electricidad necesaria para el funcionamiento de diversos desarrollos económicos vinculados a la agricultura y ganadería.

Las metas y desafíos del proyecto Ayllu Solar fueron crear capital humano avanzado entre las comunidades para impulsar el desarrollo sostenible en asentamientos de la costa, valles, precordillera y altiplano de toda esta región, a través del uso de energía solar, relevando la importancia del trabajo en las bases sociales para lograr transformar a Arica y Parinacota en la capital solar del país y en un ejemplo para América Latina. Esta es la zona donde científicamente existe una de las radiaciones solares más potentes del planeta.

Ayllu Solar trabajó con seis comunidades que representan distintas realidades de la región, desde el altiplano a la costa, y con beneficios a más de 1.300 personas; se efectuaron más de 150 talleres y capacitaciones con dos mil participantes; se dejan a disposición de la comunidad de manera gratuita más de 120 videos y decenas de recursos descargables, aumentando el acceso a información útil y práctica sobre los beneficios de la energía solar para que cualquier persona pueda desarrollar su propia iniciativa; se creó una Red de Escuelas Solares, conformada por 40 escuelas y liceos, 179 docentes formados en metodología de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), y más de 1.350 estudiantes protagonistas del proceso; se impartió un diplomado en energía solar, se creó una red de monitoreo de radiación en la región, entre muchas otras actividades.

Los pormenores de este mega proyecto fueron entregados en un seminario de cierre el 30 de junio vía streaming, en el que participaron representantes de comunidades, ejecutores, docentes, académicos, autoridades locales, los rectores de las universidades de Tarapacá y de Chile, Emilio Rodríguez y Ennio Vivaldi, respectivamente; y representantes de las fundaciones impulsoras.

Esta instancia de cierre del proyecto constituyó un hito simbólico, ya que traspasa la dirección general de la iniciativa a una instancia denominada Red Asociativa Ayllu Sola (RAAS), conformada por Serc Chile, la U. de Tarapacá, la organización Waki Labs, el Centro de Formación Técnica de Tarapacá y el Liceo Bicentenario Pablo Neruda de Arica.

El alcance del proyecto

La Fundación BHP fue el principal socio estratégico de SERC Chile en el desarrollo de esta iniciativa, bajo el entendimiento de que la energía solar puede colaborar decididamente en el desarrollo sostenible de Arica y Parinacota.

En su participación vía streaming desde Australia, el director ejecutivo y presidente de Fundación BHP, James Ensor, dijo que “a lo largo de estos seis años he tenido el privilegio de visitar muchos proyectos de Ayllu Solar en Chile. Nos da mucho orgullo haber participado en esta iniciativa que promueve la resiliencia ambiental y el desarrollo sustentable, e invierte en proyectos replicables y escalables, con el potencial de mejorar la calidad de vida de las comunidades, especialmente de los pueblos indígenas. Se trata de un proyecto colaborativo, lo que es clave para su éxito, porque entendemos que ningún sector por sí solo, ninguna organización, puede hacer los cambios a la escala que se necesitan sin colaboración”.

A su vez, Alejandra Garcés, directora Fundación BHP Programa Chile, sostuvo que “emociona ver cómo se han concretado proyectos para potenciar actividades tradicionales a base de esta energía limpia, como el packing de tomates de Pampa Concordia, la planta de acuicultura en Camarones, la planta procesadora de hilados de camélidos en Visviri, por nombrar solo algunos proyectos, además de un completo plan de educación en colegios y universidades que apunta a potenciar el uso de esta energía. Destaco en esta iniciativa el espíritu colaborativo, la co-creación con las comunidades y la proyección a través de la RAAS liderada por la Universidad de Tarapacá, que sigan creciendo y desarrollándose a través de la Red Asociativa”.

Los proyectos comunitarios Ayllu Solar

Visviri, energía solar para un centro de acopio y procesamiento de fibra de Camélidos. Este proyecto busca generar una oportunidad de desarrollo sustentable para los habitantes de la comuna de General Lagos, a través de la agregación de valor a la actividad ganadera local, basándose en sus conocimientos tradicionales, haciendo un uso intensivo de la energía solar y ayudando a mejorar los procesos productivos y a potenciar las tradiciones ganaderas y su valor cultural.

Pampa Concordia, construcción de packing solar para calibrar, limpiar y empacar la producción de tomates de la Agrupación de pequeños agricultores de Arica y Parinacota. Esta instalación está energizada 100% con energía solar, además, mediante la utilización de baterías de litio.

Altos de Azapa, habilitación sistema on-grid en planta fotovoltaica y programa de gestión de la energía. El proyecto consistió en la recuperación de una planta fotovoltaica de 50 kWp en desuso e instalación de tres inversores, canalización eléctrica, trámites y permisos, de tal forma de conectar la planta a la red eléctrica aprovechando la ley de net billing, permitiendo así el ahorro de dinero por parte de los agricultores, tanto por uso de energía solar como también por la venta de excedentes a la red.

La Estrella, reactivación de la actividad agropecuaria en la precordillera mediante el uso de energía solar y uso eficiente del agua. Este proyecto contribuye con el desarrollo productivo sustentable en la comuna de Putre, mediante aplicaciones agropecuarias sobre la base de energía solar. El suministro de energía es 100% de origen solar para el bombeo y el riego y para los procesos productivos, como frío, operación de máquinas y, además, para el uso de la energía eléctrica por parte de la comunidad.

Caleta Vítor, procesamiento de productos agrícolas con energía solar. Esta iniciativa buscó agregar valor a la producción hortofrutícola de los valles de Vítor y Chaca, mediante la implementación de un sistema de procesamiento de deshidratados que opera con energía solar. Con dicha infraestructura los agricultores pueden ver aumentados sus ingresos y, por ende, mejorar su calidad de vida.

Camarones, cultivo de camarón de río a través del uso intensivo de energía solar. Por medio de la ejecución de este proyecto se buscó fomentar el cultivo de camarón de río y trucha, para lo que dispuso de agua de calidad adecuada, basada en una tecnología de bajo consumo energético que permite usar la abundante radiación solar local, tanto para soporte energético como para la eliminación fotoquímica del arsénico. De manera complementaria se desarrolló un modelo de negocio, rentable, escalable y replicable, que permite la producción de camarones de río y truchas de manera sustentable. De esta manera, se impulsó el desarrollo socio económico del poblado de Camarones, Taltape y Maquita.

(Los videos son propiedad del proyecto Ayllu Solar).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.