Trump acusa a Tiktok de desinformar sobre el COVID-19, pese a que Twitter y Facebook le borraron contenido por lo mismo

La nueva orden ejecutiva que firmó su administración sostiene que el Partido Comunista Chino busca beneficiarse expandiendo desinformación en la plataforma.


El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para prohibir las transacciones entre las compañías estadounidenses y las aplicaciones chinas TikTok y WeChat.

La orden, que entrará en ejecución en 45 días más, sostiene que TikTok obtiene información de sus usuarios, con el riesgo de que esta sea usada por el gobierno chino para rastrear y chantejear a los empleados federales de Estados Unidos.

TikTok captura automáticamente grandes extensiones de información de sus usuarios, incluida Internet y otra información de actividad de la red, como datos de ubicación e historial de navegación y búsqueda. Esta recopilación de datos amenaza con permitir que el Partido Comunista Chino acceda a la información personal y privada de los estadounidenses, lo que potencialmente le permite a China rastrear las ubicaciones de los empleados y contratistas federales, crear expedientes de información personal para el chantaje y realizar espionaje corporativo”, puntualizó la administración Trump.

Pero los riesgos de seguridad no son los únicos que pone sobre la mesa el gobierno estadounidense, ya que también acusa a TikTok de expandir la desinformación que podría beneficiar al gobierno comunista chino, incluyendo las teorías de conspiración sobre el origen del COVID-19.

Lo llamativo es que el propio Trump ha sido objeto de la eliminación de contenido de desinformación sobre el coronavirus por parte de redes sociales. No solo Twitter removió en julio un video que Trump retuiteó y que aseguraba que la cura para el COVID-19 había sido encontrada, ya que este mes Facebook hizo lo propio con una entrevista al mandatario que aseguraba que los niños “son casi inmunes”.

Comenta