Nuevos E-Pace y F-Pace: Jaguar presenta actualizaciones para sus dos familiares top ventas

Los dos familiares británicos adoptan más la línea del eléctrico I-Pace, que actualmente marca la pauta en el line-up global de Jaguar.




Este martes, Jaguar convocó a la prensa automotriz local para presentar las renovaciones de sus dos caballitos de batalla en el segmento SUV en Chile: el Jaguar F-Pace y su hermano más compacto, el Jaguar E-Pace. Ambos modelos europeos ganan un look más dinámico, mejor esculpido y algo más atrevido, en la línea de lo que encarna el SUV 100% eléctrico Jaguar I-Pace. Tanto el F-Pace (lo probamos por anticipado) como el E-Pace seguirán estando disponible en motorizaciones bencineras turbo más convencionales y en opciones turbodiésel con sistema de hibridación suave. Estas últimas serán las que, al menos por valor, se posicionen como alternativas de entrada.

Jaguar E-Pace.

Respecto del Jaguar E-Pace, que había debutado en 2018, se mantienen las dimensiones dadas por 4.395 mm de largo, 2.088 mm de ancho y 1.648 mm de alto (2.681 mm entre los ejes y 580 litros de capacidad de maletero). Los cambios entonces se centran en parachoques -delantero y trasero- de nueva factura, faros principales de tecnología LED con forma de doble J y en grupos ópticos traseros inspirados en el señalado Jaguar I-Pace.

Puertas adentro, el SUV más chico de los felinos presenta un puesto de conducción que ahora es más centro de atención de los comandos, al tiempo que se mejoró la materialidad en línea con su enfoque premium. Dispone de una pantalla de 12,3″ sobre el que descansa el panel de instrumentos y otra central de 11,4″ reservada para la infoentretención.

Mecánicamente, el nuevo naipe del Jaguar E-Pace se compone ahora de las versiones S200 y S204, ambos movidos por motores Ingenium 2.0 litros. El primero, se trata de un bloque turbo bencinero que desarrolla 200 caballos y 300 Nm, en tanto que el F-Pace S204 se beneficia de la animosidad de un motor turbodiésel, que, asistido por un sistema microhíbrido, ofrece 204 Hp y 430 Nm. Ambos son de tracción AWD y se gestionan por una caja automática de nueve cambios con la que homologan 12,9 km/l y 15,4 km/l, respectivamente.

Los precios para las dos versiones son los siguientes:

  • Jaguar E-Pace S200: US$ 63.900
  • Jaguar E-Pace S204 (MHEV): US$ 62.900

Para el buque insignia de los familiares de Jaguar en el país, los cambios residen en prácticamente los mismos apartados. Así, ahora cuenta con una trompa de líneas más definidas y un diseño de luces también tomado de su hermano ecológico I-Pace. En la zaga, se trabajó en dar un nuevo acabado al portalón y en grupos LED que son ahora más delgados.

En el habitáculo, y en concreto para el conductor, se reemplazó la rueda selectora de la transmisión por una elegante y pequeña palanca inspirada en el críquet, lo que evidentemente redunda en un toque muy británico.

Finalmente, en cuanto a motorizaciones, las alternativas son también una bencinera turboalimentada de 2.0 litros y una turbodiésel también de 2.000 cc que funciona con un pack MHEV. En el primer caso, el Jaguar F-Pace desarrolla 250 Hp y 365 Nm de torque, en tanto que la segunda sociedad produce 204 Hp y 430 Nm (es el mismo conjunto del Jaguar E-Pace MHEV). Son igualmente AWD y tienen una transmisión automática en este caso de ocho relaciones para consumos promedios de 12,7 km/l -el bencinero- y 14,1 km/l, la variante diésel electrificada.

Tampoco cambiaron las dimensiones, que eran de 4.747 mm de largo, 2.175 mm de ancho y 1.664 mm de alto, con un despeje libre al suelo de 213 mm y una capacidad de maleta de 601 litros.

Los valores son los siguientes:

  • Jaguar F-Pace 2.0 S 250 Hp: US$ 80.900
  • Jaguar F-Pace 2.0 D S 204 Hp (MHEV): US$ 78.900

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.