Renault Kwid E-Tech: el nuevo integrante 100% eléctrico que llegará a Chile en 2023

Renault Kwid E Tech 100% Elétrico. Foto: Rodolfo BUHRER / La Imagem / Renault

Gracias a la nueva estrategia comercial de la firma del rombo, la cual apunta principalmente en ser pioneros en la electromovilidad en América Latina, ingresa el nuevo Kwid 100% eléctrico y su precio tentativo para el mercado nacional sería entre los 20 a 25 millones de pesos.




En el evento realizado por la marca denominado Renault E-Tech Days en Brasil, trajo importantes novedades para la región y específicamente para Chile, donde se anunció la llegada del Renault Kwid 100% eléctrico que ya te lo habíamos anunciado hace unos meses. Este modelo estaría disponible durante el primer semestre del 2023, aunque en el mejor de los escenarios en el primer trimestre.

La firma del rombo eligió São Paulo, ciudad que aglomera gran congestión vehicular durante todo el día y sufre de baches de gran tamaño en su asfalto, para hacer el evento regional en el cual mostraron su nuevas estrategia de electromovilidad y cuáles serían los modelos que la incluyen, y se transformó en el escenario ideal para probar todas las capacidades del nuevo Renault Kwid de cero emisión.

La presentación del producto se llevó a cabo específicamente en el parque Ibirapuera, lugar denominado como el pulmón verde de la ciudad y reunió a importantes agentes de la propia marca, diferentes periodistas de la región como Brasil, México, Ecuador, Uruguay, Argentina y Chile.

Desde Renault Chile, las expectativas son muy altas para este Kwid eléctrico, ya que tiene armas para poder posicionarse en un lugar donde no hay competencia directa, teniendo en consideración la oferta de mercado en territorio nacional, donde los precios para este tipo de vehículos son bastante más elevados.

A modo de contextualización, en el mercado del Viejo Continente, este Renault Kwid E-Tech ya dispone de más de 20 mil pedidos, sin embargo, allá se conoce como Dacia Spring. Otro dato son las cifras que obtuvo en los dos meses previos a su arribo al mercado brasileño donde agotó 750 unidades, marcando un precedente de lo que será su recepción en la región.

Si nos adentramos en los detalles, este modelo mantiene toda la esencia y características de la segunda fase del Kwid que hace poco arribó al país, el cual se caracteriza por su atractiva personalidad en su exterior con un conjunto óptico independiente con luces LED de conducción diurna que se extienden hasta la parrilla.

Esta versión igualmente incorpora pequeños detalles para diferenciarse de su versión de combustión, tales como las molduras negras laterales, en la contraportada y alfombrillas en su interior con la inscripción E-TECH. Otro elemento que eliminó en sus ruedas fue la apernadura de tres pernos e incorporó uno de cuatro. Además, al tratarse de un vehículo eléctrico la parrilla delantera es de una sola pieza.

Este modelo ofrece una capacidad para cuatro pasajeros adultos y sufre ciertas alteraciones en sus dimensiones quedando conformado de la siguiente manera: su largo es de 3.734 mm (+54 mm que la versión a gasolina), 1.770 mm de ancho (+191 mm), 1.500 mm de alto (+19 mm) y mantiene los 2.423 mm de distancia entre ejes. En tanto, el maletero conserva los generosos 290 litros, ampliable a 1.110 litros con los asientos traseros plegados. Dispone de una distancia del suelo de 166 mm.

El peso es uno de los elementos que se ve afectado, pues al tratarse de un vehículo eléctrico suma pesajes por las baterías y llega al total de 977 kg.

Sin embargo, el cambio más radical, obviamente, está en su tren motriz que está dispuesto por una batería de 26,8 kWh y su potencia es capaz de alcanzar los 65 Hp (48 kW) y113 Nm de torque. Con estas características su aceleración alcanza de O a 50 km/h solo 4,1 segundos que posibilita una experiencia de manejo entretenida.

Esta motorización fue creada para el uso urbano y en general cumple con todos los estándares que se le puede exigir, teniendo en consideración el segmento, carrocería y potencia del que se está hablando. Cualidades tiene, ejemplo de esto, están sus rápidas salidas, sobre todo de 0 a 50 km/h, donde se transforma en el mejor compañero para realizar maniobras de adelantamiento, entradas a rotonda o cualquier tipo de reacción que se requiera aceleración en tramos cortos.

La autonomía que entrega este Renault Kwid E-Tech es de hasta 298 km, no obstante, puede sufrir ciertas alteraciones dependiendo del tipo de conducción. Por ejemplo, la duración de esta batería se puede optimizar a través del modo de conducción “ECO”, el cual se logra activar fácilmente gracias a un botón que se encuentra en la consola central. Este sistema limita la potencia a solo 33 kW en vez de 48 kW y su velocidad máxima llega a solo 100 km/h. Sin embargo, al momento de conducir no se logró percibir un gran cambio con esta modalidad.

La batería de 26,8 kWh se puede cargar hasta con un enchufe doméstico de 20 A con conexión a tierra. Ahora bien, si buscas rapidez se puede utilizar la carga rápida la cual tarda (CC) del 15% al 80% solo 40 minutos.

El Kwid E-Tech se recarga a través de un conector que se encuentra en la parrilla delantera, más o menos a la altura del logo. Para poder desbloquearlo es muy sencillo, solo debes presionar un botón en el interior, bajo el volante.

En su interior dispone de la pantalla táctil de 7 pulgadas, que cuenta con el sistema multimedia Media Evolution que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, Bluetooth, USB y entradas AUX. El volante cuenta con el botón “pulsar para hablar”, que activa el comando de reconocimiento de voz. Además, la palanca de cambios fue sustituida por un mando giratorio cromado, de tres posiciones.

En cuanto a sus materiales no hay grandes diferencias con el que ocupa el Kwid de segunda fase, pues son plásticos duros en su gran mayoría.

Este Renault Kwid eléctrico cuyo origen es de China, brinda terminaciones sencillas, más bien minimalistas y no se optó por entregar algo más elaborado para no subir los costos que ya implica contar con un motor eléctrico.

Con lo que respecta a su equipamiento añade dirección 100% eléctrica con asistencia variable, aire acondicionado, cierre centralizado de puertas mediante, regulación de altura de los faros, limitador de velocidad y regulación eléctrica de los retrovisores. En materia de seguridad de serie viene con seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad (ESP), monitoreo de presión de neumáticos y el sistema CAR que consiste en el bloqueo de puertas a los 6 km/h.

Otra novedad está en el nuevo color de carrocería, el verde Noronha, exclusivo del modelo, y también está disponible en los colores Glacier Polar white y Diamond silver. El precio estimativo de llegada al país estaría en los 20 a 25 millones de pesos, de esta manera sería uno de los vehículos eléctricos más accesibles del mercado.

Sigue también en MTOnline

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.