Jueces conservadores de la Corte Suprema de EE.UU. muestran apoyo a aplicar restricciones al aborto

Los defensores del derecho al aborto se manifiestan frente a la Corte Suprema, el 1 de diciembre de 2021. Foto: AP

El máximo tribunal, que posee una mayoría conservadora de 6-3, se encuentra desde ayer escuchando argumentos orales en la apelación del estado de Mississippi para reactivar su prohibición del aborto a partir de las 15 semanas de embarazo.




Los jueces conservadores de la Corte Suprema de Estados Unidos manifestaron ayer su apoyo a la restricción del derecho al aborto al defender una ley restrictiva de Mississippi, en lo que ha sido caso más importante sobre el tema en décadas.

Tal decisión estaría completamente en desacuerdo con lo que el tribunal ha dicho que fue la decisión central de Roe vs. Wade, el fallo de 1973 que estableció un derecho constitucional al aborto y prohibió a los estados rechazar el procedimiento antes de la viabilidad fetal, o cerca de las 23 semanas.

El tribunal, que posee una mayoría conservadora de 6-3, se encuentra desde ayer escuchando argumentos orales en la apelación del estado sureño para reactivar su prohibición del aborto a partir de las 15 semanas de embarazo. Cortes inferiores bloquearon la ley respaldada por los republicanos.

Después de casi dos horas de discusiones, los seis jueces conservadores, incluidos tres nombrados por el expresidente Donald Trump, indicaron que respetarían la ley de Mississippi.

El juez Brett Kavanaugh, designado por Trump, hizo una serie de preguntas sobre si sería mejor para el tribunal retirarse del debate sobre el aborto y dejar que los estados decidan. “¿Por qué la corte debería ser el árbitro?”, preguntó el magistrado. “Habrá diferentes accesos en Mississippi y Nueva York, Alabama y California”, añadió.

Roe vs. Wade reconoció que el derecho a la privacidad personal amparado por la Constitución protege la capacidad de una mujer de interrumpir su embarazo. En el fallo de 1992 de Planned Parenthood of Southeastern Pennsylvania vs. Casey, la Corte Suprema reafirmó los derechos al aborto y prohibió las leyes que imponían una “carga indebida” a su acceso. Mississippi ha pedido al máximo tribunal que revoque ambos fallos.

Un defensor del derecho al aborto disfrazado junto a carteles con los rostros de los jueces de la Corte Suprema. Foto: AP

Según The Associated Press, también hubo un apoyo sustancial entre los jueces conservadores para deshacerse de Casey por completo. “Por qué 15 semanas no es un tiempo suficiente” para que una mujer decida abortar, preguntó el presidente de la corte, el conservador John Roberts, durante la discusión.

Si bien Roberts pareció indicar que el tribunal podría mantener la ley de Mississippi sin anular Roe vs. Wade, algunos de sus compañeros conservadores, incluido el juez Neil Gorsuch, parecieron interesados en ir más allá.

Los tres jueces liberales de la corte dijeron que revocar a Roe y Casey dañaría significativamente la legitimidad de la corte. El juez liberal Stephen Breyer citó el fallo de Casey, declarando que el tribunal no debe ceder a la presión política para anular Roe y que tal fallo “subvertiría la legitimidad del tribunal”.

La juez liberal Sonia Sotomayor afirmó que Mississippi presentó su desafío solo porque la Corte Suprema se ha vuelto más conservadora. “¿Sobrevivirá esta institución al hedor que esto crea?”, preguntó, diciendo que daría la impresión de que la Constitución y su interpretación se basan solo en la política. “Si la gente piensa que todo es político (...), ¿cómo sobrevivirá la corte?”.

La de Mississippi es una de las leyes restrictivas sobre el aborto aprobadas en estados gobernados por republicanos en los últimos años. El 1 de noviembre, la Corte Suprema escuchó argumentos sobre una ley de Texas que prohíbe el aborto en torno a las seis semanas de embarazo, pero aún no se ha emitido una sentencia.

Mississippi ha recibido el respaldo de otros 18 estados liderados por republicanos, cientos de legisladores, la Iglesia Católica y grupos antiaborto, algunos de los cuales han puesto millones de dólares en campañas publicitarias.

El movimiento antiaborto se vio impulsado por el ingreso a la Corte Suprema de tres magistrados durante la gestión presidencial de Donald Trump (2017-2021), inclinando la balanza a favor del lado conservador.

Manifestaciones frente a la Corte Suprema de Estados Unidos, en Washington. Foto: AP

Julie Rikelman, abogada del Centro de Derechos Reproductivos, que defenderá el caso ante el tribunal, señaló a France Presse que si los jueces mantienen la ley de Mississippi “sería posible que los estados prohibieran el aborto en prácticamente cualquier momento del embarazo”.

Los activistas en favor del aborto, asociaciones médicas, grupos por los derechos de la mujer y los derechos civiles presentaron informes ante el tribunal junto con cientos de legisladores demócratas y unas 500 deportistas de primer nivel, incluida la estrella del fútbol Megan Rapinoe. “Obligar a una mujer a continuar un embarazo en contra de su voluntad es una intrusión profunda en su autonomía, su integridad física y su posición igualitaria en la sociedad”, alertó por su parte el Departamento de Justicia en un escrito ante la corte.

Sobre cómo continuará el proceso de este caso, el diario The New York Times explicó que los magistrados emitirán votos provisionales en una conferencia privada en los próximos días. Se prepararán e intercambiarán proyectos de opinión, incluidos casi con certeza las coincidencias y los desacuerdos.

En promedio, el tribunal tarda unos tres meses después de una discusión para emitir una decisión. Pero el veredicto en el caso del aborto no se espera hasta fines de junio o principios de julio, cuando tienden a llegar fallos importantes, ya sea que se hayan argumentado relativamente temprano en el período del tribunal, como lo fue este, o en la sesión final de argumentos del tribunal, en abril.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.