Interior se reúne con Alto Mando de Carabineros y pide renovar protocolo de orden público

El ministro Delgado y el subsecretario Galli se reunieron con Mario Rozas y otros cuatro generales, en La Moneda.

Cinco generales participaron de la cita, donde el ministro solicitó que la policía fijara un cronograma de trabajo y continuara con la labor en DD.HH.




Este viernes se cumple una semana desde que el gobierno confirmara el Alto Mando de Carabineros para el año 2021 y ya se comenzó a trabajar en el diseño que implementará este nuevo cuerpo de generales.

En este sentido, este jueves la plana mayor de la policía uniformada cruzó desde la Dirección General de Carabineros hasta La Moneda, para su primera reunión de trabajo con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, y el subsecretario de la cartera, Juan Francisco Galli.

En representación de Carabineros estuvieron el general director, Mario Rozas; el subdirector, Ricardo Yáñez; el jefe Nacional de Orden Público, Esteban Díaz; el jefe de Zona Santiago Oeste, Enrique Monrás, y el director de Inteligencia, Luigi Lopresti.

La cita tenía un propósito: definir un cronograma para ir avanzando en la actualización de los protocolos de intervención de Carabineros para actuar en situaciones de orden público.

El ministro Delgado le pidió a la policía fijar avances, de aquí a comienzos del próximo año, para que Carabineros actualice estos procedimientos.

Las intervenciones de la policía han sido cuestionadas desde el 18 de octubre del año pasado. Sin embargo, Carabineros -junto al gobierno- ha modificado sus protocolos durante los últimos meses, como por ejemplo el uso de la escopeta antidisturbios o el lanzamiento de gases.

Es más, en el Ejecutivo hubo una buena evaluación de los servicios de Carabineros durante el aniversario del 18-O y el 25 de octubre en Plaza Italia, donde se apostó por una estrategia de repliegue, más que de copamiento preventivo.

Según explicaron algunos de los participante de la reunión, lo que el gobierno busca en los nuevos protocolos de Carabineros es seguir adelante con actuaciones que garanticen los derechos de las personas y minimizar los riesgos para los carabineros de Control y Orden Público (COP) que intervienen en manifestaciones y protestas violentas.

Con esta actualización se espera tener resultados en el “mediano plazo”, explicaron desde el gobierno. No obstante, también se fijaron líneas de trabajo y planificación para el “corto plazo”. Sin ir más lejos, este fin de semana es una ocasión de resguardo, dado que hay llamados a manifestaciones por una nueva conmemoración del fallecimiento del comunero Alex Lemún (12 de noviembre de 2012).

El ministro del Interior señaló, tras la cita, que “tuvimos una reunión con Carabineros para planificar hitos relevantes que involucren manifestaciones que pueden venir de aquí a principios del próximo año”.

Delgado agregó que “solicité intensificar fuertemente el trabajo que se viene haciendo en materia de derechos humanos y orden público, siempre reduciendo el riesgo tanto de afectación de personas que participen en las manifestaciones públicas, como también del personal policial”.

Otra de las fechas que preocupan en el gobierno es enero, dado que será cuando se realice la próxima prueba de selección universitaria, instancia que este año estuvo marcada por desórdenes y la filtración del examen. Es ahí, explican, la importancia de la prevención e inteligencia.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.