Juan Eduardo Vargas, subsecretario de Educación Superior: “Los dirigentes secundarios debiesen resguardar el derecho a dar esta prueba”

El subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas. Foto: Agenciauno

Ante la alarma de un boicot a la Prueba de Transición, el subsecretario afirma que existen protocolos en caso de problemas. Y advierte que no pueden llegar jóvenes contagiados a rendirla, ya que serán multados.




La toma que realizaron escolares de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) a las oficinas del Demre de la U. de Chile el lunes, organismo a cargo de aplicar la nueva Prueba de Transición (PDT), sucesora de la PSU, reactivó las alarmas por un posible boicot al examen, tal como ocurrió en enero, cuando las protestas escolares obligaron a aplicar el test en tres oportunidades.

El subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, cuestiona a los dirigentes secundarios y explica las características del nuevo examen, al cual se inscribieron 263 mil jóvenes, y que será rendido en dos grupos: el 4 y 5, y el 7 y 8 de enero.

¿Está en riesgo la realización de la Prueba de Transición?

Los estudiantes de 4° medio tienen el derecho a rendir la Prueba de Transición en un ambiente tranquilo, considerando además las complejidades que han tenido este año. Nadie puede atentar contra ese derecho, sobre el cual existe un consenso transversal, y los dirigentes secundarios debiesen ser los primeros en resguardarlo. En este contexto, y también con el aprendizaje de lo sucedido el año pasado, la Mesa de Seguridad que se conformó hace algunos meses definió medidas sanitarias en vista de la contingencia dada por la pandemia y acciones de seguridad a cargo del Ministerio del Interior. En base a esto último, Carabineros dispondrá de un contingente durante toda la aplicación de la prueba, quienes resguardarán los locales en el interior y exterior de los mismos. También colaborarán en el proceso de ingreso e identificación de los postulantes, para detectar a quienes estén dentro de la lista de Epivigila del Ministerio de Salud, lo que implica un aislamiento obligatorio. El material de aplicación contará en todo momento con el resguardo de Carabineros.

¿Existe un plan en caso de que ocurran protestas como las del verano? ¿Habría nuevas fechas de rendición si eso ocurre?

Entendiendo que el acceso a la educación superior es un derecho, nuestra preocupación está puesta en que todos los jóvenes puedan rendir la prueba en las mejores condiciones posibles. Ha sido un año difícil, especialmente para los estudiantes que rendirán en enero el examen, y con eso en mente es que definimos protocolos para brindar un entorno tranquilo a los postulantes, y que resguarden la seguridad de quienes participan del proceso.

Los escolares de la Aces acusan que no hubo un cambio real entre la PSU y la PDT, ¿qué cambia en la nueva prueba?

Hay una gran diferencia entre la PSU y la PDT. Esta última es una prueba más justa, porque elimina una parte de los contenidos que muchos jóvenes, especialmente de liceos técnico-profesionales, no alcanzaban a ver en su paso por el colegio. Ello explica la reducción de preguntas (de 80 a 65) en las pruebas obligatorias. Además, la nueva prueba, que se rendirá por dos años, será de tránsito hacia un examen enfocado más en competencias que en conocimientos específicos, como sucedía con la PSU. Pero hay cambios en todo el sistema de acceso, que ha sido rediseñado según lo dispone la ley: se rebajó el peso mínimo exigido a los puntajes, de 50% a 30%, dando más espacio a otros factores (Ranking y NEM). Además, por primera vez se permitirá que jóvenes de alto rendimiento escolar, aquellos que estén en el 10% superior de su generación, postulen centralizadamente a las universidades, independiente del puntaje que obtengan en las pruebas obligatorias. Por último, las universidades podrán ampliar su matrícula por admisión especial del 15% al 20%, llegando incluso al 25% en las zonas extremas, lo que sumará a alumnos con otro tipo de talentos y trayectorias.

¿Hay protocolos en caso de que se detecte un caso de Covid en una sala donde se esté rindiendo la prueba?

Quien esté dentro de la lista de Epivigila del Minsal quedará habilitado para rendir la prueba en la fecha extraordinaria, lo que se le notificará por correo electrónico. Carabineros estará en todos los locales realizando controles para evitar que algún postulante que esté dentro de esta lista se presente a rendir la prueba, por lo que, de darse esta situación, se expone a las multas y sanciones como las que debe enfrentar cualquier persona que infrinja las normas sanitarias.

¿Tienen definida la fecha para la rendición de la prueba extraordinaria?

Se realizará a fines de enero, la fecha exacta será informada pronto.

¿Las fechas de entrega de resultados, postulación y matrícula son las ya anunciadas o podrían variar?

No, el calendario fue establecido contemplando a los jóvenes que eventualmente deban rendir la prueba en la fecha extraordinaria.

¿Cree que este año los puntajes de la prueba podrían caer, por la pérdida de clases debido al estallido social y la pandemia?

Considerando las dificultades que han tenido muchos jóvenes este año, tomamos diferentes medidas para apoyarlos. En abril se realizó un ajuste de los contenidos de 4° medio que se consideran en la prueba, acotándolo a aspectos específicos. Además, el Mineduc impulsó un convenio con tres preuniversitarios y más de 45 mil jóvenes se inscribieron de manera gratuita. Es importarte recordar que los puntajes son calculados tras aplicar una transformación (normalización) a los puntajes brutos (preguntas correctas). Esto ordena a los postulantes de acuerdo con sus puntajes en una escala común que va de 150 a 850 puntos, con una media de 500 que no varía año a año.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.