La Araucanía: ministro del Interior insta a alcaldes a pedir desalojo de municipios

Foto: Agenciauno

Cinco edificios edilicios están tomados desde el lunes, en apoyo a la huelga de hambre de 11 comuneros. “En Chile no hay presos políticos”, dijo el secretario de Estado, Víctor Pérez, en su primera visita oficial a Temuco.




“En Chile no hay presos políticos. Por presos políticos entendemos a todos aquellos que están privados de libertad por sus ideas. Aquí, hay personas que lo están por resolución de los tribunales de justicia, no del gobierno (...) y nosotros vamos a respetar siempre las resoluciones de los tribunales de justicia”, señaló este viernes, pasadas las 12.30 horas y en la Intendencia de Temuco, el ministro del Interior, Víctor Pérez, en su primera visita oficial a La Araucanía.

La frase bien puede entenderse como un primer rayado de cancha de su gestión en la zona. Previo a su llegada, se registraron violentos incidentes en la capital regional. Un grupo de cerca de 150 comuneros protestó y se enfrentó a Carabineros por lo que ellos denominan “presos políticos”. Se trata de 11 comuneros privados de libertad -en las cárceles de Lebu, Angol y Temuco- que están el huelga de hambre desde el 4 de mayo, quienes solicitan que se les permita el arresto domiciliario total mientras dure la crisis de Covid-19. Entre ellos se encuentra el machi Celestino Córdova, condenado a 18 años de cárcel por la muerte del matrimonio Luchsinger Mackay, en 2013. El jueves, de hecho, la Corte de Apelaciones rechazó su solicitud.

Grupos de comuneros efectuaron protestas, durante la mañana, en el centro de Temuco.

En apoyo a esta huelga, además, desde el lunes hay cinco municipios tomados por comuneros: Victoria, Traiguén, Curacautín, Collipulli y Ercilla. Y en la zona han ocurrido varios hechos de violencia. El jueves, en Collipulli, fue descarrilado y atacado un tren y destruida una antena de la DGAC.

Así, en un clima complejo, el ministro Pérez arribó acompañado del subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, y el alto mando de las policías, el general director de Carabineros, Mario Rozas, y el director nacional de la PDI, Héctor Espinosa, para monitorear en terreno las estrategias y planes de seguridad en La Araucanía.

La autoridad también visitó en su casa al senador DC y exintendente de la zona, Francisco Huenchumilla, como parte del diálogo transversal que busca potenciar en la región.

Respecto de la situación de los edificios municipales tomados, Pérez fue enfático:

Aprovecho esta oportunidad para instar a los alcaldes a que tomen la decisión que les corresponde por ley, que es pedir el desalojo. El hecho de que se tome una municipalidad y que se impida el trabajo de un municipio afecta profundamente a todos los habitantes de esa comuna.

Víctor Pérez, ministro del Interior

Y advirtió que “hemos estado pidiendo opiniones, resoluciones a la Contraloría, para que ese instar, ese convocar, ese convencer a los alcaldes, de no ser recibidos, poder tomar otro tipo de medidas”.

Sobre la situación de La Araucanía, subrayó que ésta no puede recaer únicamente en la acción policial, sino que también es un tema político: “El diálogo, la conversación y escuchar a los distintos actores va a formar parte de mi actividad, hoy y en los próximos días (...) se debe avanzar en la participación y el reconocimiento de nuestros pueblos originarios, y eso significa generar diálogos políticos y sociales con personas que piensan distinto a uno y al gobierno, y que son fundamentales para la paz”.

El ministro Pérez, que hasta hace pocos días era senador de la provincia de Arauco (Biobío), manifestó que “la gran mayoría de las comunidades son pacíficas, pero hoy día están atemorizadas producto de la violencia y audacia de grupos paramilitares. El gobierno tiene una tarea y la vamos a realizar”.

En relación a los ataques incendiarios que han ocurrido durante el toque de queda, aseguró que “existe la evidencia absoluta de que estamos aquí frente a grupos con capacidad militar, con financiamiento, capacidad operativa y logística, que están decididos a que no exista paz y tranquilidad; y eso es lo que tenemos que combatir, y lo vamos a combatir”.

Tras una serie de reuniones, el ministro regresó a Santiago pasadas las 16.00.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.