Proceso de destitución en el TC: El incierto escenario que enfrenta el diputado Hugo Gutiérrez

hugo gutierrez

Este miércoles los ministros del Tribunal Constitucional revisarán si da lugar a la rendición de pruebas que sustenta la petición de cesación del cargo que congresistas de Chile Vamos presentaron en contra del parlamentario comunista. Este es el inicio de un proceso aún con final abierto.




Una jornada clave se vivirá este miércoles en el Tribunal Constitucional (TC) y es que un grupo de parlamentarios de derecha se jugará sus últimas cartas para lograr -mediante un mecanismo contemplado en la Carta Fundamental- la destitución del diputado del Partido Comunista (PC) Hugo Gutiérrez.

La disputa se remonta al 6 de enero de este año cuando diputados oficialistas ingresaron ante el TC un escrito en que se solicita el cese del cargo del parlamentario comunista invocando el artículo 60 de la Constitución que permite remover a “el diputado o senador que de palabra o por escrito incite a la alteración del orden público”. En ese caso se alega que Gutiérrez subió a sus redes sociales unos dibujos supuestamente realizados por niños en que aparecía el Presidente Sebastián Piñera muerto.

Una de las facultades del TC, conferida por la Constitución, es “pronunciarse sobre las inhabilidades, incompatibilidades y causales de cesación en el cargo de los parlamentarios”.

Si bien el propio diputado del Partido Comunista pidió disculpas asegurando que se trataba de imágenes realizadas por menores de edad que él sólo compartió en Redes Sociales, lo cierto es que dicha conducta lo puso en una situación compleja que se ha profundizado porque Gutiérrez ha decidido no presentar defensa en este proceso que fue acogido a trámite el 21 de enero. “No reconozco la potestad del TC”, le ha dicho a sus cercanos por lo que ni se molestó en contestar la petición de sus contradictores, una vez que el TC le dio traslado.

Nunca se ha acogido una petición como esta, ya en el pasado se solicitó también en contra del senador Alejandro Navarro y el diputado del Frente Amplio Gabriel Boric. Respecto a este último ni siquiera fue declarado admisible. Expertos consultados sostuvieron a La Tercera que el TC históricamente tiene un criterio restrictivo de interpretación de la causal de cesación de cargo, toda vez que afecta a autoridades democráticamente electas lo que impone a los recurrentes un estándar de prueba “más allá de toda duda razonable”.

¿Qué es lo que se resuelve hoy?

Hoy el pleno del TC, reunido por videoconferencia por las medidas para evitar el contagio del coronavirus, tiene en el penúltimo lugar de su tabla la vista de este caso. En concreto este miércoles debe decidir primero si es necesario “recibir la causa a prueba”. Lo más probable es que esta opción sea la que gane debido a la ausencia de defensa por parte de Gutiérrez.

En el TC, sin embargo, están expectantes respecto a lo que sucederá con los ministros Iván Aróstica y José Ignacio Vásquez. Ambos, hace una semana, fueron objeto de una querella por cohecho por parte del propio diputado Hugo Gutierrez en el marco de la investigación penal abierta por presuntas demoras dolosas en que -según el libelo- habrían incurrido los jueces en causas que revisa el TC, indagatoria que en la actualidad encabeza la fiscal de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong.

La pregunta es si el haber sido querellados, y gracias a eso tener calidad de imputados en esa investigación, los instala en alguna de las causales de inhabilidad debido a que podría existir -a propósito de la acción presentada por el parlamentario comunista- una animadversión hacia su persona. Hasta el momento ninguno de los jueces ha manifestado tener una implicancia, pero eso será una de las primeras situaciones que quedará despejada hoy.

Si el TC “recibe la causa a prueba” o -en fácil- fija los hechos materia de la acusación, deberá dictar una resolución y tras esto dar curso al término probatorio que tiene un plazo de 15 días, en que “las partes deberán rendir todas las pruebas que hubieren ofrecido en el requerimiento o en su contestación. La lista de testigos deberá presentarse dentro de los tres primeros días del probatorio”.

Las pruebas y testimonios se rendirán ante el ministro que el TC designe para tales efectos. El problema es que no habrán descargos, ya que Gutiérrez renunció a ser defendido, así que todo el peso probatorio quedará en manos del abogado Emiliano García que representará a los parlamentarios de Chile Vamos. “Esperamos que el TC analice en su mérito los antecedentes expuestos respecto a un parlamentario que ha tenido actitudes reiteradas de incitación al odio, en ese sentido este no es un capricho, ni una disputa política, lo que queremos hacer valer el ordenamiento jurídico chileno que cuenta con las herramientas para defender a las instituciones sobre todo cuando los comportamientos de quienes están llamados a proteger las instituciones son dañinos”, sostuvo García.

El abogado penalista y experto en Derechos Humanos, Nelson Caucoto, comentó que organizaciones sociales de Iquique le pidieron que defendiera al diputado PC ante el TC, pero que fueron éstos quienes resolvieron “que no habría alegato pues no dieron curso a la petición de que este grupo de dirigentes sociales se hicieran parte de esta tramitación”.

A juicio de Caucoto “el requerimiento no tiene ningún fundamento plausible para conseguir el desafuero de Hugo Gutiérrez, debió ser declarado inadmisible, se le reprocha a Hugo conductas que no son competencia del TC, sino de los tribunales ordinarios de justicia. El TC no está para que se investguen delitos faltas o cuasidelitos y el requerimiento sólo retrata el odio y la actitud rencorosa de la derecha más ultra respecto de un parlamentario que ha sido consecuente con la defensa de los intereses populares".

Comenta