“Golpe blanco” y “enrarecer el ambiente": Timoneles de Chile Vamos critican propuesta del FRVS de adelantar elecciones y de declarar la inhabilidad de Piñera




Esta tarde los presidentes de Chile Vamos Mario Desbordes (RN), Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Hernán Larraín Matte (Evópoli) y Rodrigo Caramori (PRI) se reunieron en La Moneda con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

¿La Razón? Conversar y abordar estrategias ante la embestida de sectores de la oposición contra el Presidente Sebastián Piñera. Específicamente las diversas acciones de la Federación Regionalista Verse Social (FRVS), que buscan inhabilitar al Presidente de la República acusando un comportamiento errático del Mandatario y adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Aunque en un comienzo se había señalado que el ministro Blumel haría un punto de prensa junto a los cuatro timoneles, finalmente sólo estos últimos salieron a hablar con los medios, donde abordaron estos dos puntos.

“Creemos que es completamente impresentable lo que está haciendo parte de la extrema izquierda, donde están solicitando procedimientos para poder inhabilitar a un presidente democráticamente electo y presentando un proyecto para adelantar elecciones”, sostuvo Van Rysselberghe.

La presidenta UDI agregó que “estas prácticas son absolutamente antidemocráticas, son acciones que atentan contra la democracia y que parecen más bien una especie de golpe blanco”.

“Para nuestro país sería gravísimo que la democracia y el Estado de derecho se quebrantara mediante acciones de una mayoría circunstancial. La democracia la tenemos que defender entre todos y eso incluye a toda la oposición”, cerró Van Rysselberghe.

En la misma línea el líder de RN, Mario Desbordes lamentó la “actitud antidemocrática” de algunos dirigentes de la “extrema izquierda. Y añadió que “este tipo de acciones lo que buscan es enrarecer el ambiente. Quienes están detrás de estas acciones son personas que no firmaron el acuerdo del 15 de noviembre y que muy probablemente están buscando por todos los medios echar abajo ese acuerdo”.

“Rechazamos con fuerza este intento de complicar la gestión del Presidente y de instalar, de forma mañosa, la idea de un término anticipado de un gobierno que fue legítimamente electo”, agregó el también diputado.

Para el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, en tanto, afirmó que “la intención de inhabilitar a un Presidente democráticamente elegido en las urnas solamente es una muestra de la incapacidad de diálogo, de llegar a consensos y de miopía política”.

Comenta