Jorge Frei renuncia a la Democracia Cristiana y anuncia que “no aprobará” propuesta de nueva Constitución

“La honestidad conmigo mismo y la visión sobre lo que significa militar hacen insostenible mantener mis obligaciones como militante, y me conducen a esta desafiliación", expresó el exsubsecretario de Justicia y sobrino del expresidente Eduardo Frei.


Jorge Frei, exsubsecretario de Justicia del primer gobierno de Michelle Bachelet y sobrino del expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, renunció a la Democracia Cristiana (DC).

Se trata de un nuevo coletazo en el partido en medio de las tensiones que han marcado la convivencia interna de cara al plebiscito constitucional del 4 de septiembre.

De hecho, la razón de Frei para tomar esa determinación fue la postura institucional que adoptó la tienda liderada por Felipe Delpin de apoyar -en la Junta Nacional- la opción del Apruebo.

El exsubsecretario y hasta ahora histórico militante -también nieto del expresidente Eduardo Frei Montalva- afirmó que no compartía la decisión de la junta, anunciando de paso que que “no aprobará” el texto emanado por la Convención Constitucional.

Su determinación, además, se produce en momentos en que el Tribunal Supremo de la colectividad debe analizar una solicitud de expulsión -formulada por dos militantes- en contra del exmandatario Frei Ruiz-Tagle, el exconvencional Fuad Chahin y los senadores Ximena Rincón y Matías Walker.

Los motivos del Jorge Frei

Presentado el texto constitucional para un meditado análisis, luego de un indispensable tiempo de reflexión, en una instancia tan trascendente para todos, me he formado la convicción que este es un instrumento jurídico deficiente para los objetivos que necesita nuestro país. La propuesta horada la gobernabilidad democrática, instala un sistema asambleísta (reminiscencia de nuestra republica parlamentaria), fragmenta aún más el sistema político, afecta la conducción financiera del Estado, reduce las posibilidades de contar con un Poder Judicial independiente y eficaz para garantizar los derechos fundamentales consagrados en ella, entre otras razones”, argumentó en una carta donde comunicó su decisión.

El exsubsecretario de Justicia, afirmó, además, que la técnica jurídica del texto emanado por la Constituyente “genera más dudas que certezas, que de su prolífera adjetivación surgen riesgos interpretativos que, para algunos, pueden ser “noticias falsas”, pero para otros, una forma plausible de interpretar el tenor literal del texto, especialmente considerando que la norma constitucional no es estática, es un cuerpo vivo, cuya interpretación no es solo originalista. Ese exceso regulatorio lleva a configurar un cuerpo normativo que es una mezcla dispersa de corporativismo, más que una norma fundamental que permita concentrar mayorías y lograr cohesión social”.

Sin embargo, aseguró que “en los últimos días, muchos hemos llegado a la conclusión que este momento constitucional no se agota en el próximo plebiscito. Así ha sido la historia de la conformación de las constituciones chilenas democráticamente generadas. Ellas fueron producto de ensayos y de una sucesión de diferentes instancias políticas”.

“El proceso constituyente actual ha permitido canalizar el conflicto social y político, pero el texto no se limita a esta instancia. Por eso la propuesta debe ser evaluada con distancia y objetividad del proceso desarrollado”, complementó.

Por lo anterior es que Frei anunció que “mi opción será no aprobar esta propuesta y así permitir que pueda continuar el proceso para construir una mejor constitución”.

“Soy un convencido que, para tener un sistema político robusto menos fragmentado, debemos poseer partidos políticos sólidos y legitimados, y para ello debemos ser coherentes en nuestro actuar”, agregó.

Sobre la decisión institucional de la falange de ir por el Apruebo, planteó: “mi partido, el partido Demócrata Cristiano, ha adoptado una decisión, en una de las coyunturas electorales más trascendentes de su historia, decisión que no comparto en lo más profundo, tanto en fondo como en la forma en que se condujo la definición. La actual mesa ha encajonado la resolución de forma tal que evitó la reflexión colectiva, y en menos de 3 días de haber tenido el texto definitivo a la vista, sancionó una opción que no ayudaba a la unidad partidaria”.

“Por el contrario, muchos de sus miembros con sendas declaraciones empujaron a la dolorosa decisión que adoptó en estos momentos. Dejo mi partido luego de 30 años de militancia, por consistencia política. No puedo estar en una comunidad donde existen diferencias insalvables en la forma de mirar la cohesión nacional, social y partidaria”, expresó sobre su salida, agregando: “la honestidad conmigo mismo y la visión sobre lo que significa militar hacen insostenible mantener mis obligaciones como militante, y me conducen a esta desafiliación. Y por eso renuncio, agradecido de haber tenido la oportunidad de ser parte de un proyecto colectivo del cual me siento orgulloso, y desde este espacio haber podido servir a Chile”.

La misiva de Frei concluye con la siguiente reflexión: “en mi familia me enseñaron el valor de la coherencia y eso me lleva a dejar este espacio de hombres y mujeres libres, del cual estoy reconocido”.

Sigue leyendo en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.