Narváez lamenta no haber participado en franja electoral y reconoce preocupación por no aumentar nivel de adhesión a su candidatura

22 DE JUNIO DE 2021/VALPARAISO La candidata presidencial Paula Narvaez, ofrece un punto de prensa en la Camara de Diputados, tras sostener un almuerzo con diputados de partidos que apoyan su candidatura. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La carta presidencial del PS descartó que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, vaya a participar en su campaña. Por otra parte, aseguró que para realizar los cambios que propone en su programa se requiere contar con el sector privado e insistió en que "es posible avanzar en la definición de una consulta ciudadana para definir el candidato o candidata de la centroizquierda".




El miércoles se dio inicio a la franja electoral de los candidatos de Apruebo Dignidad y Chile Vamos que participarán en la primaria presidencial del próximo 18 de julio. En la oportunidad estuvieron ausentes, sin embargo, las alternativas de Unidad Constituyente, bloque de oposición que finalmente no pudo llegar a acuerdo para inscribir a sus cartas para enfrentar los comicios.

Sobre lo anterior fue consultada la candidata del PS, Paula Narváez, en Radio Duna, quien manifestó que “claro que me habría gustado estar en una primaria legal para poder tener estos espacios que hemos dado como democracia para discutir ideas políticas. Es muy importante que haya primarias legales y es una lástima no poder estar en ese espacio, pero ya pasó, tenemos que seguir trabajando en las circunstancias que nos encontramos e intentar tener un espacio de competencia en la Unidad Constituyente para definir una candidatura presidencial para primera vuelta, esperamos que eso pueda ocurrir”.

En esa misma línea, la exministra aseguró que de haber participado en la franja, el mensaje de su campaña habría sido “unamos nuestras banderas para transformar Chile (...) Ese sería el espíritu de una franja nuestra, unidad desde la diversidad y eso no es retórica, es reconocer que hay múltiples banderas hoy”.

Narváez abordó también los bajos número que marca en algunos sondeos -situación que en el propio PS ha generado inquietud-, expresando: “siempre me pregunto cómo debo enfrentar estas preguntas sobre encuestas porque no quiero descalificar de plano, porque es soberbio hacerlo. Pero si fuera por las encuestas, (la diputada) Pamela Jiles sería Presidenta de Chile y no es así”.

Agregó que “me he encontrado con cosas que son sumamente anecdotarias, pero me han llamado por teléfono, me han tocado encuestadoras, una máquina automática y no aparece mi nombre como alternativa, me ha ocurrido. Me ha ocurrido que formularios auto administrados donde uno se inscribe en un panel tampoco aparece mi nombre, entonces es raro”.

Con todo, reconoció que “algo pasa, algo raro hay. Hay aspectos que tienen que ver con elementos de carácter personal o también por la pandemia que limita el despliegue de una persona que, además, tenía un bajo nivel de conocimiento. Hemos desplegado harto trabajo y el nivel de conocimiento ha ido aumentando, pero no la adhesión”.

La exministra, además, descartó que la expresidenta Michelle Bachelet -hoy Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas- vaya a participar en su campaña: “ella está en un cargo tremendamente importante a nivel mundial, está muy exigida por las labores que realiza como Alta Comisionada. No le he pedido y jamás le pediría una cosa como esa (...) no tengo expectativas en torno a eso y me parece que sería, de alguna manera, distraerla de sus funciones reales. Acá estamos en un proyecto de mucha gente, llevándolo adelante, ejecutándolo y no depende de una persona en específico”.

En diciembre de 2020, Bachelet firmó una misiva en que se proponía a Narváez como carta a La Moneda, ungiendo así a su exvocera de gobierno.

Sobre su candidatura, la exministra agregó que “yo lo único que estoy pidiendo es poder participar, yo he querido competir desde el primer día, primero dentro de mi partido y haber ido pasando postas. Lamentablemente, no por mis propias decisiones, eso no se ha podido, pero poder competir es súper importante para validar las candidaturas y entregan un diagnóstico más certero que cualquier encuesta”. Esto, considerando que no se logró la inscripción en primarias y en el marco del llamado que han hecho desde el PS -y también desde el PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal -a la DC para una primaria no legal entre Narváez y quien sea la carta de la Democracia Cristiana.

El miércoles, la presidenta del Senado, Yasna Provoste(DC), a quien desde su partido han promovido como eventual carta presidencial, había abordado nuevamente los llamados que desde la oposición han realizado para que se defina y para la realización de comicios no legales, aseverando que “el único plazo que nos interesa es el que tienen las familias para tener mejores condiciones para enfrentar esta pandemia”.

Luego de la entrevista en Duna, y en el marco de una actividad en un Cesfam de Quinta Normal -en la que también participó la nueva alcaldesa socialista, Karina Delfino-, Narváez abordó los dichos de la senadora asegurando que a ella también le preocupaba el tema de la pandemia y cómo afectaba a las familias chilenas, pero que “al mismo tiempo es posible avanzar en la definición de esta consulta ciudadana para definir el candidato o candidata de la centroizquierda, creemos que se pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo”.

“Los plazos están establecidos hoy por el calendario electoral, fijado por la ley, por lo tanto, es un dato objetivo de la causa. Esperamos con tranquilidad que el Partido Radical y la DC resuelvan esto en los próximos días, y tenemos toda la paciencia para esperar aquello”, cerró Narváez.

La candidata del PS también abordó la presentación que realizó el miércoles de su programa de gobierno de casi 400 medidas, entre las que se consideran -entre las 40 más urgentes- un plan de recuperación económica y social para abordar la pandemia y la postpandemia, la creación de un Sistema Universal de Salud, creación de cinco empresas públicas, aborto libre, adhesión al Acuerdo de Escazú y “nuevo modelo de desarrollo para poner fin al sistema neoliberal y extractivista” que busca reemplazar el Estado neoliberal y subsidiario “por un Estado social de derechos”.

Al respecto, manifestó este jueves que “tenemos aún un marco normativo constitucional que tienen establecidas las bases para que el actual modelo continúe funcionando, que establece limitaciones para hacer modificaciones, que las sufrimos durante todo el gobierno (segundo periodo de Bachelet) como la titularidad sindical, por ejemplo. Hay que reconocer que objetivamente tenemos limitaciones que están dadas por nuestro marco normativo, pero creo que es muy importante reconocer cada gobierno de los democráticos, en términos de los esfuerzos que se hicieron para corregir el modelo, por entregarle mayores niveles de solidaridad a un modelo que establece un Estado inminentemente subsidiario”.

Además, aseguró que los cambios que se requieren es “imposible” hacerlos sin los privados. “Quiero decirlo en esos términos. Para poder recuperarnos de esta enorme catástrofe, todos los esfuerzos son absolutamente necesarios. Este es un proyecto con un fuerte componente de inclusión de todos los sectores, pero con un rol del Estado estratégico e importante como para la reactivación económica y recuperación del empleo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.