Plan de recuperación económica y social, no más AFP y condonación de la deuda estudiantil: Las claves del programa de gobierno de Paula Narváez

La candidata presidencial del Partido Socialista, Paula Narváez. Foto: Manuel Lema Olguín/ AgenciaUno.

La candidata socialista dio a conocer esta mañana las 40 acciones más "urgentes" entre las casi "400 medidas que estamos comprometiendo en estas bases programáticas". Un gesto al gobierno de la Unidad Popular, que contempla poner fin a los delegados presidenciales regionales, adherir al Pacto de Escazú, una nueva política de migración, y aborto libre, seguro y gratuito dentro de las 14 semanas de gestación; entre otros.




Casi 400 medidas compromete el programa de gobierno presentado este miércoles por la candidata del PS, el PPD, el Partido Liberal y Nuevo Trato, Paula Narváez.

De ellas, la exministra vocera seleccionó cuarentena iniciativas “más urgentes y transformadoras”, en línea y como un “homenaje” a “Las primeras 40 medidas del gobierno de la Unidad Popular” presentadas en 1970 por el exmandatario socialista, Salvador Allende. Entre ellas, un “Plan de Recuperación Económica y Social, para abordar la pandemia y la post pandemia”, creación de un Sistema Universal de Salud, “derecho a voto voluntario desde los 16 años hasta los 18 años”, la creación de cinco empresas públicas, el fin de los delegados presidenciales regionales, adherir al Pacto de Escazú y aborto libre, seguro y gratuito dentro de las 14 semanas de gestación.

Hace poco más de dos semanas, los abanderados presidenciales de la oposición inscritos en primarias legales, Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (FA), -que aparecerán en la franja electoral que comienza hoy-, habían presentado ya sus propuestas.

Y este miércoles, con menciones a Allende y a la expresidenta Michelle Bachelet, Narváez lanzó desde Renca su programa de gobierno.

“La propuesta que estamos entregando hoy a Chile, recoge la sabiduría popular, y se construyó con el espíritu de aquellas voluntades que de manera sincera buscaron el progreso para Chile. No da lo mismo cómo se construye el futuro, nosotros hemos optado por hacerlo con las personas, este programa está pensado para construir un puente al futuro, para dar curso a cambios que comenzarán ahora y continuarán en los próximos gobiernos”, dijo Narváez en la instancia.

“Venimos a promover el desarrollo en libertad e igualdad de oportunidades. Creemos en la libertad de expresión y opinión a toda prueba. La única forma es el pluralismo informativo y no con el control sobre los medios de comunicación”, dijo, en una alusión indirecta al programa de Jadue, que plantea la creación de una ley que establece un consejo ciudadano encargado de determinar la “objetividad” y “pluralismo” de los medios de comunicación y que podría revisar las concesiones de éstos.

Narváez agregó que “como mujer socialista, feminista, representantes del progresismo y liberalismo, tengo claro que necesitamos de mayorías para hacer posible este programa. Por eso hemos sido promotores de la unidad desde el principio. El interés del país siempre estará por delante”. Además, y en momentos en que en el propio PS ha surgido inquietud por los números de Narváez en los sondeos, la candidata agregó: “Sigamos trabajando, porque las definiciones en democracia no son de las encuestas, son de la gente”.

A continuación algunas de las “40 medidas para transformar Chile” presentadas por la abanderada.

Plan de recuperación Económica y Social

En el marco de la pandemia por el coronavirus, Narváez plantea establecer “un plan urgente de recuperación para abordar la pandemia y la post pandemia, para recuperar la economía y los empleos perdidos, junto con atender las principales urgencias sociales”.

Entre las medidas concretas figura un plan de infraestructura y obras públicas para crear empleos, orientado a la transformación productiva verde y digital, recuperación urgente del empleo de las mujeres y aumento de su participación laboral, reactivación e innovación para micro, pequeñas y medianas empresas, cooperativas, sectores de turismo, gastronomía y el golpeado sector cultural. Y apoyo a las cooperativas por “su aporte a la creación de empleos, a la reactivación del tejido social”.

En la misma línea, la socialista propone un “nuevo modelo de desarrollo para poner fin al sistema neoliberal y extractivista”, es decir, busca reemplazar el Estado neoliberal y subsidiario “por un Estado social de derechos”. También considera entre sus ejes la “disminución del costo de vida” por medio de un menor costo de los servicios básicos, transporte gratuito para las y los escolares y personas mayores, reducción de un 50% del precio del transporte general y de los medicamentos, entre otros.

Al respecto, también incluye la implementación de un “Nuevo Pacto Tributario” para financiar derechos sociales “donde los que más tienen, más aportan”. La idea es recaudar entre 5 y 6 puntos del PIB, eliminando exenciones y estableciendo impuestos a los más ricos, royalty, impuestos verdes e impuestos saludables.

Pensiones, salud y aumento de salario mínimo

Respecto a los fondos de pensiones, la candidata explicita el fin de las AFP y del sistema previsional de las Fuerzas Armadas con miras a una “reforma integral de pensiones con igualdad de género y sin discriminación”.

Para ello, planea mantener un pilar con los ahorros de los trabajadores, establecer un pilar de seguridad social y una Pensión Básica Universal Garantizada de 225 mil pesos para el 90% más vulnerable de la población, independiente de sus años de cotización, y a lo menos 330 mil pesos para una persona que haya cotizado 30 años o más.

Sobre la Salud, Narváez propone la creación de un Sistema Universal de Salud “con fuerte impulso a la atención primaria, digitalización, modernización, Salud Mental como prioridad de atención, Plan Único y Universal de Salud, plan de vacunación universal COVID gratuita y garantizada, e impulso al desarrollo de la producción nacional de vacunas, en asociación con las universidades, impulsaremos además la liberalización de las vacunas”.

En lo que respecta el salario mínimo, uno de los ejes programáticos consiste en aumentarlo a $500 mil, así como recuperar 900 mil empleos y creación de nuevos empleos de calidad; un nuevo Seguro de Desempleo, planes de reinserción laboral, capacitación y reconversión para 500 mil personas. Además, en línea con EL proyecto que está en el Congreso para la reducción a 40 horas de la jornada laboral, “propondremos una redistribución de las horas para aumentar los días de descanso”.

Educación

Otro de los pilares programáticos guarda relación con el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad desde la educación de párvulos a la superior. Para ello, se aumentará en 300 nuevas salas cuna y jardines infantiles, se fortalecerán los colegios públicos y gratuidad al 100% de estudiantes en todas las instituciones de educación superior estatales. “A su vez, propondremos un currículum educativo no sexista y educación sexual integral en todos los niveles educativos”.

Respecto a la deuda estudiantil, la candidata socialista plantea una “condonación solidaria” a las y los estudiantes del 60% de menores ingresos. “Quienes se encuentren sobre este umbral tendrán un pago contingente a sus ingresos. Luego de un período máximo de 15 años, la deuda restante se eliminará. Se condonará el 100% de la deuda de las y los egresados y desertores de las instituciones que se les haya revocado el reconocimiento oficial”, detalla el programa.

Democracia, descentralización y seguridad

“Derecho a voto voluntario desde los 16 años hasta los 18 años”, plantea Narváez para avanzar en “más democracia” y “defender el pluralismo”, para lo cual también se creará la Región Exterior, con la elección de sus propios parlamentarios y plebiscitos vinculantes.

Sobre la descentralización, para que ésta sea “real”, proponen el fin de los delegados regionales presidenciales, de tal manera que se transfieran completamente sus competencia a los gobernadores regionales.

Respecto a seguridad, Narváez se refiere a un “combate frontal a la delincuencia y el narcotráfico” por medio de la creación del Ministerio de Seguridad Ciudadana, y un nuevo sistema policial “al servicio de la ciudadanía”. A su vez, se establecerá una nueva política de drogas y consumo responsable.

Derechos humanos, migración e inclusión

En materia de derechos humanos, se implementará una Comisión de Calificación y Reparación de violaciones a los Derechos Humanos, con tal de impedir la repetición sucesos enmarcados en el estallido social.

También se pretende avanzar en una nueva política de migración desde un enfoque de derechos humanos, para que la migración sea un proceso “ordenado, seguro, regular y digno que valore la diversidad con visados flexibles, mecanismos permanentes de regulación, garantizar protección a refugiados y debido proceso, abordar un enfoque intercultural e instalar un servicio nacional de migraciones robusto”.

En cuanto a reconocimiento de la plurinacionalidad e interculturalidad, se creará el Ministerio de Política Indígena y el Consejo de Pueblos Indígenas. Con ello se pretende convocar a los pueblo indígenas para trabajar en conjunto “en la construcción de una política que ponga en práctica la Nueva Constitución plurinacional”.

En lo que respecta la inclusión, se impulsará una política que aborde “de manera integral los derechos de las personas en situación de discapacidad, asegurando estándares en el acceso al cuidado, educación y salud, accesibilidad universal y entornos inclusivos, ayudas técnicas, rehabilitación con base comunitaria”. Lo anterior por medio de una nueva Subsecretaría de la Discapacidad en el Ministerio de Desarrollo Social.

Enfoque de género

Un Chile paritario es otro de los aspectos de la propuesta de la exministra. Para ello se compromete la designación paritaria en directorios de empresas públicas y con participación del Estado, así como en los organismos colegiados, incluyendo los medios de comunicación, en paralelo con promover la paridad en el sector privado.

Para impedir la violencia contra las mujeres y diversidades, se aplicará un Plan Nacional Interministerial con tal de lograr la tasa cero de femicidios. También se creará un Consejo Nacional para prevenir los femicidios y crímenes de odio; se impulsarán modificaciones a la ley de violencia intrafamiliar y se realizarán capacitaciones masivas obligatorias en género, diversidad y derechos humanos.

Además se buscan garantizar los derechos sexuales y reproductivos, incluyendo el aborto libre, seguro y gratuito dentro de las 14 semanas de gestación, “con garantía de atención médica segura y gratuita para quienes lo requieran en los hospitales públicos; impulsaremos un parto respetado y la reducción de la violencia obstétrica”.

Respecto a las diversidades y disidencias, plantean trabajar en la igualdad de derechos para las familias diversas con filiación, adopción y matrimonio igualitario, ley integral trans con medidas en salud, educación, reconocimiento de identidades y trabajo, incluyendo un cupo laboral trans, y una reforma a ley antidiscriminación (ley Zamudio).

Cuidado del medio ambiente y aguas

Sobre las riquezas naturales y la biodiversidad, Narváez propone acelerar la aprobación e implementación de la Ley del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, y la creación de la red de protección de ecosistemas andinos en la zona mediterránea. A esto suma la creación del Ministerio del Mar y la expansión de zonas oceánicas protegidas para un enfoque sostenible en la pesca.

También se planteó como meta que antes del 2030 se termine con las zonas de sacrificio. “Crearemos un Fondo para implementar los Planes de Recuperación Ambiental y Social con los tributos recaudados por los impuestos verdes de la zona”, dice el programa.

Otro punto relevante es la promesa de adhesión al Pacto de Escazú, declaración de la Emergencia Climática y adelanto de la descarbonización en 10 años, así como un programa de inversiones en el tratamiento de residuos, fortalecimiento de la recuperación de terrenos baldíos y un impulso agresivo del reciclaje.

Respecto al derecho al agua potable, saneamiento e higiene, la socialista manifestó por medio de su escrito que implementarán “este derecho humano, especialmente en el mundo rural, priorizando inversiones para el millón de personas que aún no cuentan con este valioso recurso para satisfacer sus necesidades”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.