PC, Frente Amplio e independientes entre los firmantes: diputados reúnen apoyos para llevar el TPP11 al Tribunal Constitucional

Ante la falta de respaldos en el Senado, el senador independiente Karim Bianchi desplegó un plan B para concretar su ofensiva en contra del acuerdo internacional. A juicio de los requirentes, están dentro del plazo para presentar un requerimiento. Sin embargo, sobre ese punto existen dudas en el Ejecutivo y en algunos parlamentarios.


Llevar el TPP11 a revisión en el Tribunal Constitucional (TC). Esa fue la definición que el senador independiente Karim Bianchi promovió, luego de que el acuerdo internacional fuera aprobado en el Senado y quedara listo para ser ratificado por el Presidente Gabriel Boric.

El legislador decidió desplegar la ofensiva, argumentando que el tratado transpacífico tendría aspectos inconstitucionales. Sin embargo, para presentar un requerimiento se requiere una cuarta parte de los miembros en ejercicio ya sea del Senado o la Cámara de Diputados.

El primer paso que concretó Bianchi fue iniciar, el martes, una búsqueda de apoyos en la Cámara Alta. Pero, durante la jornada solo logró conseguir 11 de las 13 firmas necesarias en esa corporación.

Frente a ese resultado, y dando por hecho que en el Senado no estarían los apoyos, desplegó un plan B: concitar apoyos en la Cámara de Diputados, donde se requieren 39 firmas.

Así, este miércoles -pasada las 11.00 de la mañana- llegó con su equipo de asesores a solicitar el respaldo de diputados, encontrando eco en varios de ellos. Y en menos de dos horas -según confirmó La Tercera- logró el objetivo, consiguiendo 42 rúbricas, más de las requeridas para presentar el documento ante el TC.

Diputados independientes, del Partido Comunista (PC), del Frente Amplio, del Partido Por la Democracia (PPD), radicales, integrantes de la bancada de la Democracia Cristiana (DC) y de Acción Humanista figuran entre los firmantes.

Tras conseguir los apoyos necesarios, el senador Bianchi realizó un punto de prensa desde el hall de la Cámara de Diputados, en el que informó que se han conseguido 42 firmas.

Conseguimos en la Cámara lo que no pudimos conseguir en el Senado”, comenzó diciendo, y luego explicó que el principal objetivo del requerimiento es “invalidar” el proceso de tramitación del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico en el Congreso.

Nosotros estamos presentando un requerimiento ante el Tribunal Constitucional que lo que busca es invalidar la forma en la cual se llevó a cabo este proceso en ambas cámaras”, precisó.

“¿Qué es lo que señala el artículo 67 inciso segundo y el 60 del Código Orgánico del Congreso Nacional? En resumidas cuentas que para que se entregue jurisdicción a otro tribunal debe escucharse en la tramitación y debe emitir un informe la Corte Suprema. Este informe no estuvo”, explicó.

En caso de que el TC validara el requerimiento, Bianchi precisó que el proceso de aprobación del TPP11 en el Parlamento quedaría anulado.

Quien quedará como representante del requerimiento ante el Tribunal Constitucional será la diputada Camila Musante.

La duda frente a los plazos

De acuerdo con la Constitución Política, el TC solo podrá conocer la materia del requerimiento si éste es ingresado por el Presidente de la República o el Senado o la Cámara de Diputados, con el respaldo de “una cuarta parte de sus miembros en ejercicio”.

Eso sí, detalla el reglamento constitucional, lo anterior se concretará siempre que el requerimiento “sea formulado antes de la promulgación de la ley o de la remisión de la comunicación que informa la aprobación del tratado por el Congreso Nacional y, en caso alguno, después de quinto día del despacho del proyecto o de la señalada comunicación”.

El martes, en conversación con La Tercera, el senador Bianchi aseguró que tienen plazo hasta este miércoles para presentar oficialmente el documento ante el tribunal.

Y es que a juicio de los requirentes, según lo establecido en la Carta Magna, debieran considerarse solo los días administrativos (lunes a viernes, sin considerar feriados) desde la comunicación del Congreso al gobierno respecto de la aprobación del tratado, la que se realizó el 12 de octubre.

“Lo que se entiende es que los plazos constitucionales se toman días administrativos”, insistió Bianchi este miércoles desde el Parlamento.

Sin embargo existen dudas en el Ejecutivo y en algunos parlamentarios en términos de que el documento estaría fuera de plazo, pues argumentan que se cuentan cinco días, pero corridos (lunes a domingo, incluyendo feriados). El plazo, en ese caso, habría vencido el lunes.

“Hay que ser riguroso, el plazo venció el lunes (para ir al TC por el TPP11). Son cinco días desde que se emite el certificado de la Cámara respectiva, el día 12, y el plazo terminó el día 17 de octubre. Exijo un mínimo de rigurosidad”, dijo el senador Alfonso de Urresti (PS), quien votó en contra de este tratado en la Cámara Alta.

La ofensiva de Bianchi con el apoyo de parlamentarios de ambas coaliciones de gobierno -Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático- ocurre luego de que el Presidente Boric decidiera -como parte de una estrategia- no ratificar el tratado internacional a la espera de que finalicen las negociaciones con los países que integran el pacto multilateral en las denominadas side letters (cartas laterales). Un diseño que, según ha dicho el mismo gobierno, podría tardar hasta incluso un año.

Pese a la suspicacia de sectores de derecha, que transmiten que la ofensiva está orquestada en conjunto con el gobierno, los dirigentes de los partidos del oficialismo aseguran que la idea de acudir al TC no ha sido conversada con el Ejecutivo y que tampoco les notificaron. “Hacemos uso de una facultad parlamentaria”, recalcan.

En La Moneda, en todo caso, transmiten que ya están al tanto y monitoreando el tema.

Por su parte, este miércoles, en el marco del Encuentro Nacional de la Agricultura (Enagro) 2022, el Mandatario -quien recordó que no estaba de acuerdo con el tratado cuando era diputado- reiteró que el Ejecutivo respetará “la voluntad expresada democráticamente en el Congreso Nacional” al aprobar el TPP11. Además, aseguró que convocarán “prontamente, a mesas de trabajo para poder zanjar y abordar esas dificultades y esos temores respetando, insisto, la voluntad que se ha expresado desde el Congreso, independiente de cuál sea la posición personal de cada uno de nosotros”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.