Cryptomarket tras la caída de la plataforma y una querella: sus planes incluyen una nueva ronda de financiamiento

Cryptomarket tras la caída y una querella: nueva ronda de financiamiento y sus planes

Martín Jofré y Rafael Meruane, socios de Cryptomarket.

Actualmente, la compañía tiene en custodia US$100 millones de clientes. Suma 500.000 usuarios registrados y en su plataforma las transacciones llegan a US$3 millones diarios. Ahora buscan dar vuelta la página luego de que una actualización botara el servicio por casi una semana.




El lanzamiento de la nueva plataforma estaba prevista para el pasado 11 de septiembre. Hoy Rafael Meruane y Martín Jofré, socios de Cryptomarket, se ríen de los memes que surgieron tras la caída del servicio, justo en esa fecha, una baja que duró cerca de una semana y que dejó a miles de clientes sin poder operar y acceder a sus cuentas. La molestia incluso llevó a cuatro usuarios a presentar una querella contra quienes resulten responsables por el delito de estafa. Esa es hasta ahora la única acción legal contra la compañía. Por ahora buscan dar vuelta la página y concretar una segunda ronda de financiamiento.

“En el proceso se presentó una sola querella. Ahora está nuestro equipo de especialistas (abogados) a cargo, y nos dijeron que fue un querella temeraria e imprudente. Cuando pones una querella por estafa creas una imagen que dista de la realidad, y destruye más que construye. Pero no sé si mantendrían esta posición (los querellantes), porque ha quedado demostrado que se ha restablecido el servicio”, sostiene Martín Jofré (MK).

“Hay mucha animadversión entre competidores, y sabemos que algunos empezaron a hacer circular informaciones”, dice Rafael Meruane (RM) sobre los rumores que rondaban entre distintos usuarios respecto a eventuales problemas de hackeo, pérdida de dinero y problemas más graves en la plataforma.

¿Qué salió mal con la actualización?

RM: Estuvimos un año trabajando en la creación de la nueva plataforma. Significó que tuviéramos un equipo dedicado de 4 ingenieros sólo a esto por 12 meses. El cambio salió bien, pero con dificultades en el proceso. El objetivo es tener un nuevo sistema financiero en la región, y para eso necesitamos una plataforma que pudiera procesar una mayor cantidad de transacciones por segundo. Esta nueva plataforma permite procesar 100.000 operaciones por segundo; antes sólo podíamos procesar menos de 1.000 por segundo. Hoy en los períodos peak hacemos cerca de 50 operaciones por segundo.

Este tamaño de la banda la necesitamos porque creemos que habrá un crecimiento exponencial en la cantidad de clientes que se sumará a las criptomonedas en los próximos años. Hay una tendencia clara y todo indica que en un futuro próximo un porcentaje importante de la población del mundo estará usando criptomonedas en su día a día. A nivel Latam no hemos llegado al 1% de la población utilizándolas.

¿Pero qué es lo que salió mal, por qué demoraron tanto?

RM: Teníamos una gran cantidad de clientes en Chile, Brasil y Argentina, y en el proceso de migración de billeteras tiene una serie de capas de seguridad. Lo que resultó es que en las validaciones de los protocolos para hacer la migración, la velocidad de migración era más lenta de lo que habíamos presupuestado.

MJ: Tenemos más de US$100 millones de clientes en custodia, por tanto el proceso de asignación de saldos no fue lo óptimo, pero fue exitoso en términos de asignación correcta. El desafío que teníamos era muy grande. La situación para los clientes no era la deseada, no hay duda, pero también el desafío era grande y eso es lo que queremos transmitir. Logramos transportar a los 500.000 usuarios registrados en el sistema antiguo al sistema nuevo y ahora pueden operar.

Vimos a WhatsApp, Facebook e Instagram abajo ¿Valía la pena el cambio que hicimos? Sí, antes teníamos 4 criptomonedas y ahora tenemos 50, pero adicionalmente hay un hito: Iremos a la CMF (comisión para el Mercado Financiero) a solicitar la autorización para operar como billetera digital (un medio de pago con un saldo virtual) y eso es el gran anuncio con el cual queremos conectar y dar vuelta la página. Necesitamos esta velocidad porque el siguiente paso es la regulación y esto es un hito para nosotros. No salió como lo teníamos planificado, pero teníamos que hacerlo para dar el ancho de banda que creemos que los servicios en bloackchain necesitarán.

¿Qué buscan con esta billetera digital?

RM: En paralelo a Chile estamos pidiendo las autorizaciones en Perú, Brasil, México y Argentina, Colombia. Esta permitirá, entre otras cosas, que las personas puedan tener sus pesos chilenos, pero que puedan conectarlos con otros servicios financieros, por ejemplo hacer remesas. Ofreceremos el sistema más eficiente con una tasa infinitamente mejor que la competencia, como Wester Union. Lo que necesitas es tener una unidad contable tradicional, que es el dólar. Para mandar a Colombia, por ejemplo, pasas pesos chilenos a dólar, y el dólar después a pesos colombianos. Nosotros hacemos lo mismo pero con el bitcoin de referencia.

MJ: Nuestro objetivo es que los servicios financieros sean casi gratis para tener más gente dentro del sistema. La banca tiene unos niveles de rentabilidad increíblemente altos, y uno podría hacer los mismos negocios de los bancos pero con menos rentabilidad, porque los bancos abusan de su posición dominante y obtienen grandes retornos por esa posición.

La ronda y la regulación

Los socios de Cryptomarket detallan que actualmente transan al día $1.000 millones en Chile, pero al sumar las transacciones en Brasil y Argentina suman US$3 millones. Cada dos meses su base de usuarios crece 10%, aseguran. Y esperan seguir creciendo.

En 2018 ingresaron a la propiedad de la compañía los fondos ConsenSys Ventures y Magma Partners y ahora están en una nueva ronda de financiamiento. “Partimos con un capital de $2 millones y hoy la empresa tiene caja por US$10 millones. Las personas que invirtieron con nosotros han tenido un crecimiento sustantivo, pero nosotros no nos gastamos la plata, no hacemos retiro de utilidades, nuestro objetivo es crecer”, sostiene Meruane.

Al respecto, afirma que tienen como meta multiplicar su valorización por 5 veces cada año. Hoy por hoy, dice Meruane, están en conversaciones “con con inversionistas de Chicago, San Francisco y Nueva York”.

“En la anterior ronda nos valorizamos en US$4,8 millones y en esta esperamos US$50 millones, es decir 10 veces”, detalla Jofré.

Respecto del crecimiento, Meruane indica que en Argentina “deben haber en este momento cerca de 800.000 a 1 millón de personas metidas en el tema de las criptomonedas. En todo Chile, deben haber unas 300.000. Esto es porque en Argentina nadie quiere tener pesos. El mundo se dirige hacia allá, porque el sistema financiero está basado en dinero respaldado por crédito, y las ciptomonedas son dinero duro”.

¿Les gusta la idea de que el Banco Central emita una moneda digital?

RM: El banco internacional de pagos emitió un informe que propone que los distintos bancos centrales adopten monedas digitales. China ya empezó a hacer pruebas piloto. En este escrito establece varias modalidades de monedas, hay una que sería la más anarquista, que es una moneda que puede ser de libre disposición y ser usada de forma anónima. Hay otra: que cualquiera pueda usarla, pero verificando su identidad. Hay una tercera donde sólo serían utilizadas por instituciones financieras.

MJ: Creo que la segunda es la que realmente crea competencia en el mercado.

RM: El punto es que si la persona puede tenerla es como tuviera una cuenta en el Banco Central y eso elimina riesgos sistémicos porque quita del camino el riesgo de contraparte, porque el Central no quiebra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.