El giro de Facebook hacia el software y el hardware en el metaverso, un mundo virtual que valdrá billones de dólares

FILE PHOTO: Woman holds smartphone with Facebook logo in front of a displayed Facebook's new rebrand logo Meta in this illustration picture taken October 28, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

La acción de Meta ha caído casi 50% desde su peak en septiembre pasado, pero su apuesta por el metaverso camina en la misma dirección de un mercado de gigantescas proyecciones. Según JP Morgan, el metaverso se convertirá en un mercado de US$1 billón en ingresos. Por su parte, Goldman Sachs lo calcula en US$8 billones y Citibank estima que la economía que se construirá en torno al metaverso valdrá hasta US$13 billones al 2030.


Por primera vez los usuarios cayeron, lo que generó pánico entre los inversionistas que se volcaron a la bolsa a desprenderse de sus acciones. Los títulos de Facebook se desplomaron 18% luego de que se conocieran sus resultados del último trimestre de 2021. La cicatriz aún no ha cerrado, aunque los usuarios volvieron a expandirse en los primeros tres meses de este año. El giro que la compañía previamente había anunciado parece empezar a hacer sentido para algunos analistas, aunque la apuesta es grande.

Los títulos de la firma acumulan una baja de 42,2% en lo que va de 2022 y desde el peak de septiembre del año pasado la caída es de 49,2%. Hoy, la matriz de Facebook vale en bolsa US$ 525.703 millones.

Fue durante el año pasado, en medio de los cuestionamientos por el uso de la información de sus usuarios, que la red social cambió su nombre a Meta, reforzando su convicción por el metaverso.

En un reporte sobre la compañía, la fintech chilena DVA Capital sostiene que “Meta no es solo el nombre de la nueva corporación, sino también el salvavidas y una nueva oportunidad para toda la compañía de hacer cosas revolucionarias. Y están pensando en grande”.

La entidad explica que la fórmula que usarán tiene su base en el área de negocios que hoy sólo reporta el 2% de las ventas totales: Reality Labs. La unidad vende el software y el hardware para Oculus (cascos de realidad virtual), que hoy es un área pequeña que no tiene gran incidencia en la empresa.

“Sin embargo, bajo la nueva declaración de intenciones, será esta división la que debiera empezar a crecer. Y la apuesta es en grande porque ya le inyectaron el 10% de sus ingresos totales para materializar el plan en el metaverso. Aunque hay mucho por hacer, ya hay buenas expectativas. Una de las grandes novedades que se viene es la Research Super Cluster (RSC), una mega computadora que la compañía está fabricando para que se convierta en la base de su crecimiento en el metaverso. La idea es que a mediados de 2022 esta herramienta -calificada por el mismo Zuckerberg como la “computadora más rápida del mundo”-, esté funcionando”, dice DVA Capital.

El giro propuesto por la compañía no es menor. Actualmente el 98% de los ingresos de Meta provienen de la publicidad digital en las redes sociales, que opera principalmente a través de Facebook e Instagram. DVA Capital señala que, según datos de Statista, la publicidad digital ha crecido a tasas anuales compuestas de 23% desde el año 2000, y que un 47% del gasto de publicidad del mundo, más allá del soporte, se enfoca en las “Big 3″ de esta industria: Amazon, Meta y Google.

El valor del metaverso y los desafíos

Sin embargo, dice la fintech chilena, Meta ha perdido ventaja en la métrica que respecta al tiempo que los usuarios dedican a cada red social, especialmente entre el público de la generación Z. “Por ejemplo, solo desde 2019, el porcentaje de tiempo dedicado a Instagram respecto de las otras plataformas disponibles ha bajado de un 64% a un 57%”, dice el reporte.

Y a las complejidades, se agrega el tema de la privacidad de los datos. En abril de 2021 Apple introdujo una actualización de transparencia al seguimiento que hacen las aplicaciones en los dispositivos móviles. Desde ahí, la compañía obliga a los desarrolladores de aplicaciones a pedir permiso antes de rastrear los movimientos de sus usuarios. Al poco tiempo, una medición realizada por AppFlyer mostró que el 62% de los usuarios de iPhone había optado por no permitir ser rastreados. Por su parte, Google también está adoptando nuevas restricciones que limitarán el seguimiento a través de las apps de dispositivos Android.

“Hoy, Meta recibe parte de sus ingresos justamente de esos datos, por lo tanto el impacto será millonario. Dave Wehner, CFO de la compañía, lo calculó en unos US$10.000 millones solo para 2022″, dice DVA.

No obstante los desafíos, la apuesta de Meta podría dar nuevos aires a la compañía. Según Bloomberg, el metaverso es un mercado con un potencial de crecimiento anual de 13% y que podría llegar a “mover” US$800 mil millones en 2024. Y según JP Morgan, el metaverso se convertirá en un mercado de US$1 billón en ingresos. Por su parte, Goldman Sachs lo calcula en US$8 billones, y Citibank estima que la economía que se construirá en el metaverso valdrá entre US$8 billones y US$13 billones al 2030.

“Quizás lo más cercano a lo que será el metaverso es lo que ofrece Decentraland, la plataforma que eligió JP Morgan. Actualmente, este mundo 3D tiene 300 mil usuarios. Está compuesto por más de 90 mil parcelas de tierra que se pueden comprar o vender con una criptomoneda que se llama MANA que está basada en el blockchain de Ethereum. Un dato: US$3,5 millones pagó una persona por una parcela en Decentraland hace unos meses. Aunque es el precio más alto pagado hasta ahora, da cuenta del potencial de negocio”, dice el informe de DVA Capital.

En paralelo, Meta tiene en desarrollo Horizon World, la plataforma gratuita donde funcionan los cascos de realidad virtual Oculus. A la fecha ya cuenta con 300 mil usuarios en Estados Unidos y Canadá, y más de 10 mil mundos virtuales separados que ya han sido creados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.