El peso chileno cierra junio como la segunda moneda de peor desempeño en el mundo

Dólar completa segunda jornada de bajas con los mercados atentos a crucial decisión sobre tasas de interés de la Fed

En algunas casas de cambio el dólar llegó a $940 y el euro superó los $ 1000.

El dólar cerró en $920,3, una baja de 5,35 en relación al miércoles, pero en momentos llegó a cotizarse en $939. En materia bursátil, el IPSA fue la séptima bolsa de mejor resultado en el mundo, mientras que el S&P500 perdió 20,58%, su peor primer semestre desde 1970.




Concluye junio y con ello el primer semestre de un complejo 2022 para los mercados en el mundo. La guerra en Ucrania, sus consecuencias inflacionarias, y los riesgos de una recesión en Estados Unidos, han terminado por generar temor entre los inversionistas globales que buscan salir de activos de mayor riesgo para encontrar refugio. Y en Chile, sumado a todo lo anterior, los ruidos políticos internos también han ayudado para desplomar al peso y llevar al dólar a máximos históricos.

De hecho, en este fin de semestre la divisa norteamericana cerró en $920,3, una baja de $5,35 en relación a la jornada previa, aunque la jornada estuvo marcada nuevamente por la alta volatilidad. La divisa llegó a cotizarse en horas de la mañana en $939.

Con el dato del cierre de la jornada, el dólar sumó en el mes un alza de $95,9, es su mayor subida mensual desde octubre de 2008 (en plena crisis subprime). A su vez, esto último implica que en junio, el peso chileno ha sido la segunda moneda de peor desempeño a nivel global.

En el semestre, el dólar se empina sobre $67,8, sumando tres de estos períodos consecutivos al alza. Asimismo, a junio, el peso es la segunda moneda de la región más devaluada: el peso argentino pierde 17,95%, el chileno 7,2% y el colombiano 1,8%, mientras que el real brasileño sube 6,2%, el sol peruano 4,57% y el peso mexicano 2,08%.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, comenta que dadas las coyunturas internacionales, “el apetito por riesgo ha disminuido y ha llevado a los inversionistas a tomar nuevamente refugio en activos menos riesgosos, siendo uno de ellos el dólar, el cual a nivel multilateral se ha fortalecido respecto a una serie de monedas. Esto explica que gran parte de las monedas se debiliten contra el dólar y en particular monedas de economías emergentes como es el caso del peso”.

Marco Correa, economista jefe de Bice inversiones, precisa que si bien gran parte del comportamiento estaría explicado por el deterioro de los fundamentales internacionales, “en las últimas jornadas este debilitamiento se ha exacerbado, lo que podría estar explicado por un mayor temor de los inversionistas locales, los que han aumentado su demanda por el dólar, incluso estando dispuestos a pagar un premio por riesgo mayor”.

Uno de esos fundamentales en el precio del cobre, el cual cerró este jueves en US$ 3,7399 la libra, su menor nivel desde principios de septiembre de 2021, tras anotar una baja de 2,38%.

En el mes, el metal rojo acumula una caída de 13,22%, su peor desempeño mensual desde fines de marzo de 2020. En tanto, en el año suma un descenso de 14,9%, su resultado semestral más malo desde el registrado en la segunda mitad de 2015.

Sin embargo, no todas las materias primas se han visto afectadas. Y es que mientras el cobre es víctima de los temores de una recesión que podría reducir su demanda, el petróleo sigue siendo empujado al alza por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Petróleo

Así, el WTI -de referencia para Chile- cotizó en US$ 105,85 el barril, acumulando en el semestre una subida de 40,91% , su mayor alza semestral desde el primer semestre de 2021 (51,42%) El petróleo Brent, en tanto, está en US$ 114,81, un incremento semestral de 47,6%, el mayor desde el primer semestre 2009.

Está previsto que los precios del petróleo se mantengan por encima de los 100 dólares el barril este año, ya que Europa y otras regiones están teniendo dificultades para desvincularse de los suministros rusos, mostró el jueves un sondeo de Reuters, aunque los riesgos económicos podrían frenar las alzas del mercado.

Un sondeo realizado por Reuters a 34 economistas y analistas pronosticó que el crudo Brent promediaría US$ 106,82 por barril en 2022, la estimación más alta para el año hasta ahora, frente a un consenso de US$ 101,89 en mayo.

Los analistas proyectaron un crecimiento de la demanda de alrededor de 2,3 a 5 millones de barriles por día (bpd) este año y de 2 a 2,4 millones de bpd en 2023, ya que la escasez de oferta está contrarrestando cualquier temor en torno al consumo.

“Las preocupaciones sobre la destrucción de la demanda en medio de la tendencia de estanflación y los confinamientos por el COVID en China limitaron el optimismo en el pasado reciente, pero a medida que China relaja las restricciones, la demanda podría recuperarse nuevamente en el tercer trimestre”, dijo Suvro Sarkar, analista de DBS Bank.

Euro

Pero el dólar no es la única moneda que se aprecia ante el peso chileno. El euro también no ha parado de subir frente a la moneda nacional y se acerca rápidamente a máximos históricos. La divisa europea, de hecho, trepó casi $84 en el mes, y cerró junio con su mayor alza mensual desde el mismo mes de 2008.

La moneda comunitaria terminó la sesión en $967,68 y ha subido en 10 de las últimas 11 sesiones frente al peso chileno, de acuerdo a datos de Bloomberg. Y aunque le falta aún para alcanzar el récord de $988,94 al que llegó el pasado 20 de diciembre, en las casas de cambio del centro de la capital rompió la barrera de los $ 1.000.

Las bolsas

“Todos los años nos traen sorpresas. Este 2022 la guerra, una inflación más persistente que está obligando a la Fed a priorizar el control de precios sobre el crecimiento y las nuevas cuarentenas en China, han liderado el tema internacional”, resume Klaus Kaempfe, director regional de Portafolio Solutions de Credicorp Capital.

En materia de bolsas, en el semestre el índice MSCI World bajó 21,21%, su peor desempeño semestral desde diciembre 2008.

Y en EEUU, ante el riesgo de una recesión, los datos no son más optimistas. El Dow Jones cayó 15,31% entre enero y junio, mayor baja semestral desde diciembre 2008, al igual que el S&P500, que perdió 20,58% en el mismo periodo. Eso sí, este fue el peor primer semestre desde 1970 para el S&P.

En renta variable local, dice Kaempfe, “nosotros esperábamos un buen comienzo de año y esto se dio de esa forma, pero las probabilidades de recesión y los cierres en China han golpeado momentáneamente al IPSA”, que llegó a los 5.387,06 puntos, pero hoy cerró por debajo de los 5.000, en 4.950,39 puntos.

Javier Pizarro, gerente de Research Banchile Inversiones, sostiene que “el rendimiento del IPSA ha destacado respecto de sus comparables principalmente por dos razones. La primera es el continuo aumento de las expectativas de resultados de las empresas chilenas de los últimos meses, mientras que el segundo es el bajísimo nivel de valoración con el que partió el año, momento en el cual presentaba un castigo relevante, mientras que otros mercados alcanzaban sus máximos”.

Con todo, en el semestre el selectivo -medido en dólares- es la séptima bolsa que más subió en el mundo, con un rendimiento de 6%, aunque en gran parte se debe al salto de 75,9% de SQM, cuya ponderación en el IPSA supera el 10%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.