En medio de nueva arremetida alcista del dólar a casi $930 el Banco Central insiste en defender su no intervención cambiaria

07/04/2022 FOTOGRAFIAS A FELIPE CESPEDES Mario Tellez / La Tercera

Este miércoles el consejero Luis Felipe Céspedes se sumó a la visión que la semana pasada entregó el vicepresidente del instituto emisor, Pablo García, argumentando que el alza actual de la divisa se debe a sus “fundamentales”, entre ellos, el alza de tasas de la Reserva Federal y la caída del precio del cobre.




En lo que va de junio, el dólar en Chile ha experimentado una fuerte tendencia alcista que la semana pasada lo llevó a superar los $900. Frente a ello, el viernes el Ministerio de Hacienda irrumpió anunciando que vendería activos por US$5.000 millones durante los próximos 60 días, con un máximo diario de US$ 200 millones. Si bien ese anuncio tuvo un efecto inicial en la apertura del dólar del martes, cayendo hasta ubicarse bajo la barrera de los $900, luego la divisa norteamericana moderó su descenso, cayendo sólo $5,41 y cotizando a un valor de $912,91.

Y este miércoles, la tendencia nuevamente se revirtió retomando una acelerada senda de incrementos. Hasta el cierre de esta edición, la moneda estadounidense escalaba $16,2 hasta los $929,10. De terminar la jornada en esos niveles, sería un nuevo máximo histórico. En junio, la moneda acumula un incremento de $104,7 y se encamina a su mayor alza mensual desde octubre 2008 ($118,5). En el año, en tanto, acumula $76,6 de incrementos.

Todo este escenario alcista mantiene los ojos puestos en si el Banco Central intervendrá en el mercado cambiario. Sin embargo, los mensajes que ha enviado el ente rector han sido claro en que no hay espacio todavía para una acción como aquella. Y este miércoles lo volvió a ratificar el consejero Luis Felipe Céspedes.

Ya la semana pasada el vicepresidente de la institución, Pablo García, dijo que “la decisión de intervenir habitualmente se hace cuando uno detecta que hay un movimiento que está siendo no solamente inusual, sino que además fuera de fundamento o dañino para la macro”. Ahora Céspedes, en la charla “Panorama económico de Chile y el contexto internacional: análisis y proyecciones”, organizada por la Cámara Chilena Norteamericana de Comercio, AmCham Chile, reafirmó dicho mensaje, explicando que no están las condiciones para intervenir en el mercado del dólar y defendiendo el sistema de flotación cambiaria.

Dólar extiende su caída y se consolida bajo la barrera de los $900 ante avance del cobre

“La pregunta que nos hacemos es si lo que está moviendo el tipo de cambio son razones fundamentales o no: si son factores de variables reales que explican o tienen efectos sobre el tipo de cambio real”, dijo Céspedes.

En esa línea, argumentó que “lo que vemos hoy día es que hay factores que explican el comportamiento del dólar asociados, por ejemplo, a la acción de política monetaria de la Reserva Federal y también a lo que ha pasado con el precio de algunos commodities, que son consistente con la evolución del tipo de cambio y, desde ese punto de vista, es importante el contextualizar qué es lo que está detrás de los movimientos del tipo de cambio”.

El también exministro de Economía del gobierno de Michelle Bachelet aseveró que “nosotros hemos intervenido en situaciones cambiarias cuando hemos visto que se han generado efectos muy particulares, muy excepcionales, porque como principio, el de flotación cambiaria es muy importante y es consistente con la lógica de que nosotros analizamos los shocks externos en la medida que afecte la proyección de inflación en el horizonte de política”.

Sobre lo mismo, apuntó que ese mismo análisis es el que se hace con todas aquellas variables que tienen un impacto en la economía con el objetivo de evitar sobrerreaccionar a movimientos que pueden ser de corto plazo y, de esa forma, disminuir los efectos sobre la economía.

En la presentación, el economista defendió el sistema de flotación cambiaria que rige en Chile. “Una de las cosas que ha sido una virtud dentro de nuestro esquema es que la flotación ha permitido a la economía ajustarse cuando las condiciones externas son menos favorables, eso significa un tipo de cambio más depreciado, lo que permite, por ejemplo, mejores condiciones de competitividad de la economía”.

Este mecanismo, según Céspedes, “es muy relevante para un país como el nuestro, que es una economía pequeña y abierta, para poder disminuir los efectos sobre la actividad económica de shock externos negativos y por eso esta flotación cambiaria es una flotación que ha sido virtuosa desde el punto de vista de la capacidad contraciclica que tiene la política macroeconómica en Chile”.

Más en Pulso

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso