Un virus inquieta a los exportadores chilenos de cerezas a China: “Estamos haciéndonos cargo del problema, no hay que sobredimensionar”

En octubre comenzó a regir un nuevo protocolo con China para enfrentar el virus PNRSV y hasta el momento se han requisado 300 cajas de cerezas en ese país, una cifra menor en relación a los 7 millones de cajas que exporta Chile. Aunque ha crecido la inquietud, en el sector prefieren la cautela. "Es una historia en desarrollo. Hoy la situación es de normalidad", dicen los gremios. En el peor de los casos, dicen, pueden desviar el producto a otros destinos.




Hace un mes comenzó una de las temporadas más relevantes para el sector frutícola nacional y partieron los primeros embarques de cerezas a China, el principal destino para el producto: de los cerca de 70 millones de cajas que se exportan, un 91% va a ese mercado.

Hoy, sin embargo, existe cierta preocupación en el sector. Las exigencias para enviar el producto al gigante asiático han aumentado de la mano de la detección de un virus fitopatógeno detectado en cerezas nacionales con prohibición de entrar a China…no al resto de los mercados.

“Estamos por cierto preocupados, haciéndonos cargo del problema, no hay que sobredimensionar las cosas”, señala el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela. “Estamos ocupados más que preocupados. Es una noticia en desarrollo. Existe un protocolo y lo estamos cumpliendo”, refuerza el presidente del Comité de Cerezas de Asoex, Cristián Tagle.

En un mes –destaca Valenzuela- se han encontrado alrededor de 3 a 4 códigos que dicen alusión al virus. También ha habido detección en Chile. Se han requisado 300 cajas de cerezas, comenta, un porcentaje muy menor –insisten en Fedefruta- si se considera que en total se envían 70 millones, y que ya se deben haber despachado unas 10 millones de cajas.

No fue posible obtener una versión de la Embajada chilena en China. Y en la Cancillería, en tanto, admiten que había un problema por un virus endémico que viene desde el año pasado, pero que no es un problema mayor como el que registraron hace ya un año.

Entre enero y octubre, se han exportado US$ 4.546 millones de productos no mineros a China. Los envíos de frutas y frutos representan el 33% ese total: US$1.498 millones, un alza de 12,4% frente a igual lapso de 2020, explicado en gran parte por un avance de 19,3% anotado justamente por las cerezas, según datos del departamento de estudios del Servicio Nacional de Aduanas.

Un nuevo protocolo

En la temporada pasada, las autoridades agrícolas chinas detectaron, por primera vez, el virus Prunus necrotic ringspot (PNRSV) en partidas de cerezas chilenas. Si bien es un virus fitopatógeno, normal en las cerezas, que no impacta al ser humano y tiene baja repercusión en el producto, se suspendieron envíos de cerca de 15 plantas exportadoras. Ante tal situación, los gremios y el SAG junto a sus homólogos del gigante asiático empezaron a elaborar un protocolo que implicaba monitorear la fruta en terreno y en las plantas procesadoras para poder enviar el producto a China. El documento se publicó el 18 de octubre, a días de que comenzara la temporada.

“En la historia exportadora de Chile ha pasado esto, han surgido plagas y es normal que al principio haya una alarma, pero luego existen mecanismos de solución y protocolos”, explica Jorge Valenzuela.

En el sector concuerdan que el protocolo es exigente. Todas las plantas que quieran exportar deben, por ejemplo, monitorear sus predios cada 15 días, desde floración a la cosecha, para verificar la existencia de plagas; realizar labores de prospección del 10% de la superficie del huerto con análisis en laboratorios; eliminar todas las plantas que presenten PNRSV y volver a medir. Si tras el análisis en laboratorio no hay presencia del virus se puede seguir el proceso de exportación con las consiguientes mediciones adicionales en el packing, pero si el virus se detecta en dos o más variedades, el huerto queda suspendido para exportar a China durante el resto de la temporada…y es ahí donde radica la preocupación.

Al 2 de diciembre eran 264 las plantas –ubicadas desde la Región Metropolitana al sur- las que habían pasado todas las barreras y que estaban autorizadas por el SAG para exportar cerezas a China. El listado de quienes han pedido autorización para poder hacerlo, asciende a 569 establecimiento, 300 de ellas radicadas en el norte del país, según el registro oficial del SAG.

Hoy, todas las plantas están haciendo los trabajos para conseguir el pase.

“El llamado es que la situación está normal, estamos exportando, se está consumiendo la fruta. Vamos de a poco, entendiendo el problema”, explica Valenzuela.

Desvió a otros mercados

Durante la temporada 2020-2021, se exportaron 352.783 toneladas de cerezas, un alza de 54,3% respecto a la campaña pasada. El 94,9% del total fue a Oriente, siendo China el principal mercado, con más del 90% de lo enviado. Estados Unidos recibió el 1,8% del volumen, seguido de Latinoamérica con el 1,5%, y Europa con el 1,3%.

Hoy, el protocolo actualizado tras el virus Prunus necrotic ringspot rige sólo para China, por ende, la diversificación hacia otros países es una de las posibilidades que se evalúa si es que se detecta el patógeno en la fruta.

“Hay prospecciones en huerto, en packing, son muestreos independientes, y cuando hay un lote positivo hay que desviarlo a otro mercado”, reconoce Cristián Tagle. “El protocolo lo estamos cumpliendo …además, tenemos otros mercados”, enfatiza.

De hecho, las proyecciones no han variado. El Comité de Cerezas estima que en la temporada 2021-2022 los envíos aumentarán 9,8%, hasta las 77.453.626 cajas o 387.268 toneladas. Y ya en noviembre apuntaban a ampliar los mercados, diseñando campañas puntuales en EE. UU., Corea del Sur, Vietnam, Tailandia, India, Rusia, Canadá y Taiwan. La estimación era que China pasara de representar el 91% del total de los envíos al 87%. Dado el peso de China, por lo mismo, la redestinación de la producción, si ocurre una suspensión mayor por parte de ese país, podría generar un problema de proporciones a la industria local.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.