A pesar del atractivo de las acciones locales, debate constitucional mantendrá los flujos en silencio: Julius Baer

Protesters commemorate the one year anniversary of the start of massive anti-government protests triggered by increased subway fare, which led to demands for social change nationwide in the Plaza Italia, Santiago, Chile, Sunday, Oct. 18, 2020. The protests led the government to schedule a constituent plebiscite, set for Oct. 25, that seeks to change the country's constitution written during the nation's military dictatorship. (AP Photo/Esteban Felix)

El banco privado suizo cree que la incertidumbre podría acelerar la tendencia a la baja del PIB, la cual se observa desde el fin del superciclo de las materias primas.




La visión de Julius Baer sobre el futuro de la economía local está lejos de ser optimista. Es que el banco privado advierte que el mercado se debe alistar para el inicio de un clima de incertidumbre institucional que se extenderá durante los próximos meses, sino años.

El estallido de la crisis social generó un fuerte golpe para las acciones locales, lo cual explica el atractivo de los precios respecto a su historia. Sin embargo, Julius Baer indica que el proceso para definir una nueva Constitución y la incertidumbre en torno a los cambios regulatorios, impedirá el retorno del apetito de los inversionistas. (Ver gráfico)

Activos internalizaban recorte en nota soberana de Chile, pero mercado ve un llamado de alerta
¿Chile más riesgoso tras el 18-0? Cómo cambió la percepción de los inversionistas después de la crisis social
Gremios rechazan violencia y empresas reportan daños en sucursales tras protestas

Si bien Julius Baer reconoce que la magnitud de los estímulos fiscales y monetarios, en respuesta al coronavirus, ayudará en la reactivación de la economía en el corto plazo, el banco suizo cree que el debate constitucional podría acelerar la tendencia a la baja del PIB.

“Las perspectivas del debate constitucional han tenido un impacto macroeconómico significativo, incluso antes del estallido de Covid-19. La calidad de la nueva Constitución podría acelerar la tendencia a la baja en el crecimiento del PIB observada desde el final del superciclo de las materias primas”, dice Mathieu Racheter, analista de Mercados Emergentes de Julius Baer.

En ese sentido, el banco de inversión agrega que el 25 de octubre supone el inicio a una fase de incertidumbre institucional, la cual que terminará con el plebiscito final en abril de 2022. Esto, en un escenario marcado por la fuerte disminución de gasto de capital de las empresas chilenas y la confianza del consumidor en mínimos históricos.

Además, Julius Baer destaca su preocupación en torno al impacto de los mayores derechos sociales sobre las finanzas públicas y el dinamismo en los flujos de capitales hacia el mercado local.

“Los mayores derechos sociales asociados probablemente pesarán sobre las finanzas públicas de Chile. Los activos chilenos, especialmente las acciones, se valoran de forma atractiva en relación con su historial. Sin embargo, el debate constitucional seguirá siendo un exceso sobre los precios de los activos locales durante los próximos meses, si no años, manteniendo los flujos en silencio”, indica el analista de Mercados Emergentes de Julius Baer.

Los analistas del banco suizo consideran un 70% de apoyo de la población para una nueva Constitución, donde las pensiones, la salud y los salarios, son las principales demandas sociales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.