Gremios rechazan violencia y empresas reportan daños en sucursales tras protestas

En Plaza Italia y sus alrededores fue el lugar donde hubo más disturbios y destrucción. No obstante en sectores periféricos también se reportaron saqueos y robos

Locales destruidos y vandalizados fue el primer catastro que realizaron ayer los afectados. Desde BancoEstado lamentaron la destrucción de una sucursal en Lo Espejo. El sector comercio y la industria llamaron a condenar los hechos.




Algunas empresas tuvieron un balance negativo tras los disturbios que se registraron en el marco de un año del 18-O, mientras que otras indicaron no se vieron afectadas. Walmart fue un caso emblemático el año pasado, ya que fue una de las firmas más afectadas, y este domingo el balance fue de tres supermercados saqueados, ubicados en Melipilla, Maipú y Peñaflor. También hubo otros intentos de saqueos a la compañía, pero que finalmente no lograron concretarse.

En Peñaflor también se vio afectada una sucursal de Construmart, ya que si bien la fuerza policial durante las primeras horas había logrado contener los incidentes en el local, más tarde se vieron sobrepasados cuando tuvieron que ir también a resguardar un supermercado Lider cercano, comentan desde la empresa, por lo que cerca de las 22:30 del domingo fue saqueado y resultó con daños en la infraestructura.

Desde la Asociación de Bancos dicen que “en términos generales hubo daños menores en varias sucursales, atribuibles a actos vandálicos. También se reportaron daños en algunos ATM (cajeros automáticos) instalados en comercios que fueron vandalizados. Los procesos y servicios bancarios han operado normalmente”.

Por su parte, el presidente de BancoEstado, Sebastián Sichel, condenó “el ataque vandálico y robo de aproximadamente $160 millones que sufrió la sucursal de Lo Espejo, única oficina bancaria de la comuna”, según señaló la estatal mediante un comunicado. El incidente en el banco ocurrió pasadas las 21:00 del domingo, cuando “un grupo de individuos ingresó a la oficina y junto con sustraer dinero desde la bóveda, provocaron cuantiosos daños al mobiliario y a los cajeros automáticos”, agregaron.

Desde Salcobrand reportaron dos farmacias dañadas, la de calle San Isidro que calificaron como daños graves, y calle Portugal, que tuvo daños menores. Por otro lado, desde las AFP no reportaron daños. Asimismo, en Cencosud informaron que operaron en forma normal Jumbo, centros comerciales, así como también Easy, y solo por precaución cerraron antes un par de calle Santa Isabel en Santiago. Tampoco hubo daños en supermercados Tottus, pertenecientes a Falabella.

Los gremios empresariales se sumaron a condenar los hechos. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero dijo que “el sector ha logrado salir adelante gracias al esfuerzo de los trabajadores y miles de pequeños y medianos empresarios”, y por eso mismo reafirmó que “nadie nos va a sacar de esas sendas ni vamos a permitir que nos saquen de ese objetivo”. En la misma línea, Peter Hill, presidente de la Cámara de la CCS, manifestó su “condena enfática a los actos de violencia que no tienen justificación alguna”. Mientras que en Sofofa afirmaron que “pese a que la gran mayoría de las personas que se manifestaron lo hicieron de forma pacífica y democrática, fuimos nuevamente testigos de la acción de una minoría de violentistas que impunemente destruyeron propiedad pública y privada”.

.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.