Banco Central baja la tasa a su mínimo histórico y mercado ve mantención al menos por un año

19 Marzo 2020 El Consejo Banco Central encabezado por su presidente Mario Marcel, caminan por la esquina de las calles Morande con Moneda. Foto : Andres Perez

La entidad decidió de forma unánime reducir la tasa de interés en 50 puntos base para situarla en 0,5%, igualando el nivel que tuvo para hacer frente a la crisis subprime. Afirmó además que la economía “comenzó un proceso de contracción severa en la segunda mitad de marzo que se extenderá durante el segundo trimestre”.




En 16 días, el Banco Central recortó su Tasa de Política Monetaria (TPM) en 125 puntos base. El objetivo es uno solo: inyectar expansividad en los créditos para ayudar a paliar los efectos que está tiendo la pandemia del coronavirus, que sigue causando estragos a nivel mundial y por cierto en Chile en la actividad económico.

Si en la reunión extraordinaria, que tuvo lugar el pasado 16 de marzo, llamó la atención que la decisión esa vez de reducir en 75 puntos base la instancia rectora no fuera unánime, esta vez la reducción de 50 puntos base para situarla en 0,50% sí contó con el apoyo de los cinco consejeros.

“La decisión del Consejo de ubicar la TPM en su mínimo técnico de 0,5% se enmarca en un escenario en que las presiones inflacionarias de mediano plazo se han reducido de manera sustantiva y en que la superación de la crisis sanitaria tendrá efectos importantes en la actividad y el empleo, entre otras variables”, señala el comunicado del ente emisor.

Asimismo, se menciona que “el Consejo estima que la convergencia de la inflación a la meta de 3% requiere que la política monetaria se mantenga en esta posición altamente expansiva por un extenso período de tiempo”.

¿Cuánto tiempo? Los economistas esperan que la tasa de mantenga en este nivel al menos durante un año, es decir, hasta el primer trimestre de 2021, aunque otros advierten que puede extenderse hasta fines de 2021.

Marco Correa, economista de Bice inversiones, señala que en su escenario base espera que el nivel de 0,5% se mantenga hasta fines del próximo año para luego comenzar a normalizar de manera pausada. Esa misma perspectiva tiene el economista de BCI, Antonio Moncado. “Una tasa en 0,5% de manera prolongada da cuenta de la profundidad de la crisis y de la poca efectividad que tendría la tasa de interés para estimular la economía en esta coyuntura. Además, hay que considerar que el estímulo fiscal será más acotado hacia el próximo año”.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica, subraya que “como mínimo esperamos que se mantenga en estos niveles por lo menos un año, un tiempo prolongado dado lo severo de la actual crisis”. Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa sostiene que “a lo menos hasta fines de año”.

La reducción que ha hecho el BC de su política monetaria se compara con la que han realizado los principales institutos emisores del mundo, entre ellos Canadá que ha reducido en 150 puntos base su tasa dejándola en 0,25%. La Reserva Federal también la ha recortado en 150 puntos base y hoy se ubica entre 0% y 0,25%. Nueva Zelanda con 0,75 puntos base para dejarla en 0,25% y Australia con un recorte de 0,50 puntos para situarla en 0,25%.

En su comunicado, el ente rector indica que el nivel de 0,5% es su mínimo técnico. Este concepto se refiere a que este existe un piso mínimo para permite compra los papeles del BC y luego intermediarlo teniendo alguna ganancia, ya que si baja de ese nivel puede generar tasas negativas interbancarias. “Técnicamente la tasa no puede seguir bajando, ya que este actual nivel de la TPM es el mínimo requerido para no afectar la tasa de facilidad de depósito (interbancaria), la cual se compone de un canal que involucra TPM-0,25% y TPM+0,25%”, precisa Ogaz.

Mensaje del Central

A nivel interno, el BC afirma que “si bien los indicadores de actividad de enero y febrero dieron cuenta de una recuperación más rápida que la prevista en el IPoM de diciembre, el brusco cambio en el escenario macroeconómico que está provocando el Covid-19, incluida la propagación de la pandemia a Chile, lleva a estimar que la economía comenzó un proceso de contracción severa en la segunda mitad de marzo, que se extenderá durante el segundo trimestre”. En este punto resalta que “el mercado ha ido recortando sus proyecciones de crecimiento para este año y las estimaciones más recientes apuntan a una caída anual”.

Los economistas coinciden con la visión del BC. Ya se anticipa en este comunicado la visión del próximo Informe de Política Monetaria a revelarse hoy. En Scotiabank “esperamos que la proyección de PIB 2020 en esté centrada en una contracción del PIB anual. Proyectamos una caída del PIB 2020 de 2,1%, que no considera una recesión técnica, pero sí al menos dos trimestres de contracción interanual de la actividad”.

A nivel del mercado financiero local, el instituto emisor asevera que “se han observado importantes correcciones en el IPSA y el tipo de cambio, mientras la liquidez y las tasas de interés de renta fija también han tenido vaivenes que reflejan la búsqueda de activos seguros”.

Acota que “para facilitar el flujo normal de crédito y el adecuado funcionamiento de los mercados, el consejo, entre otras medidas, amplió el acceso a los programas de liquidez previamente establecidos; inició la compra de bonos bancarios a participantes del sistema SOMA; estableció la Facilidad de Financiamiento Condicional al Incremento de Colocaciones (FCIC), ampliando los colaterales elegibles; activó la Línea de Crédito de Liquidez (LCL) y flexibilizó los requerimientos de liquidez en materia de descalce de plazos. A la fecha, todas estas medidas se encuentran operativas”.

Junto con lo anterior, el Banco decidió ampliar el programa vigente de compra de bonos bancarios en US$4.000 millones y eliminar la restricción de plazo de los instrumentos elegibles. Con ello, el saldo de compra remanente de dicho programa ha pasado a ser de hasta US$5.500 millones.

En cuanto a la inflación, el mensaje del Consejo apunta a que, si bien la inflación anual en febrero subió a cerca de 4% y la medida subyacente se mantuvo levemente sobre 2,5%, el nuevo escenario que se ha ido configurando reduce de forma relevante las presiones inflacionarias de mediano plazo, dada la apertura de la brecha de actividad que se está produciendo”. A ello, el BC suma la significativa caída del precio del petróleo, que contrarresta las presiones de costos derivadas de la depreciación cambiaria. Y destaca que las expectativas de inflación de mercado conocidas en los últimos días han reducido los valores esperados a un año plazo, mientras que a dos años plazo se mantienen en 3%.

Comenta