Claudio Melandri, presidente de Santander Chile, por Fogape: “A veces es necesario subsidio directo más que créditos”

Imagen Claudio Melandri _15

El ejecutivo sostuvo que si bien los bancos han estado haciendo provisiones adicionales, hay riesgos latentes en la economía, principalmente en el turismo y el sector de servicios.




En conversación con el programa Información Privilegiada de Radio Duna, el presidente de Santander Chile, Claudio Melandri, hizo un balance de lo que fue el año pasado, refiriéndose además a lo que ha sido el Fogape, fondo con garantía estatal que creó el Gobierno para que los pequeños y micro empresarios tuvieran acceso a créditos con el sistema financiero durante la pandemia.

En un contexto donde empiezan a caducar los seis meses de gracia para quienes se beneficiaron con este instrumento, el ejecutivo si bien advirtió que tanto los créditos hipotecarios como de pymes han tenido buen comportamiento hasta ahora, aún está por verse cómo será la performance de la economía chilena hacia delante.

Bancos destinan US$800 millones a provisiones adicionales para enfrentar 2021

En ese sentido, el máximo ejecutivo de Santander en Chile sostuvo que “el Fogape cubre sólo una parte de los créditos, entre el 80% y el 60%, es decir los bancos están poniendo capital ahí. No es como se ha dicho de que a los bancos se les está ayudando y se está poniendo el 100% del capital. Hay que mirar con cuidado eso y ver qué otras medidas se pueden ir tomando, no tiene que ser esto té con leche para todos, sino que hay que llegar con ayudas concretas a los sectores que más se necesita y a veces es necesario subsidio directo más que créditos”.

Para Melandri, si bien los bancos han elevado sus provisiones financieras para enfrentar posibles pérdidas si es que la economía no funciona bien, igual hay riesgos latentes. “El turismo y los servicios son los sectores yo veo más complicados, porque cuando se miran las reglas de Fogape estas indican que se puede hacer un préstamo de tres meses venta y para un restaurante de margen pequeño pagar esos tres meses venta en seis meses, es imposible. Ahí los bancos, poco podemos hacer”, sostuvo.

En el caso de Santander, las provisiones extraordinarias alcanzaron los $100 mil millones, más otros $35 mil millones como deducible del Fogape exigido por la autoridad. “Entonces estamos bien preparados en la eventualidad de que las carteras no respondan. Hasta aquí han respondido bien porque ha habido apoyo con los créditos Fogape, ha habido apoyo con moratorias, pero todavía el temporal no baja: la economía creció levemente, el Imacec de noviembre fue solo 0,3% y se pronostica una caída del producto del 2% para diciembre”, dijo.

“Vamos a terminar con una contracción del producto en torno al 6% y esas son malas noticias porque los bancos tienen una correlación de 1 con el desempeño económico para sus resultados, entonces, los bancos tenemos que ser conservadores y hacer las cosas como corresponde para no tener ningún sobresalto y que la economía funcione bien”, agregó.

Revisa la conversación completa en este link.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.