Director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales UC: “Luego de una crisis, el empleo independiente es el primero en recuperarse”

Santiago 12de julio 2016. Entrevista los economistas David Bravo y Jere Behrmann para el diario Pulso FOTO: VICTOR TABJA - CENTRO DE ENCUESTAS Y ESTUDIOS LONGITUDINALES UC - DIRECTOR - DAVID BRAVO URRUTIA - ECONOMISTA - EX PRESIDENTE COMISION DE PENSIONES -

David Bravo agregó que "se requiere mucho liderazgo y claridad para hacer compatible el retomar la actividad económica y laboral con la supervigilancia del virus y su trazabilidad y testeo".




Las cifras muestran alguna recuperación del mercado laboral, sin embargo, la pérdida ha sido bastante fuerte, ¿cómo se deben interpretar estas cifras? ¿Punto de inflexión o aún es pronto para señalarlo?

-Si se considera que, desde que comenzamos estos levantamiento, había habido un sucesivo empeoramiento de la situación con cada dato nuevo, el que en este mes que reportamos se haya detenido dicho deterioro y se haya revertido la caída, creo que hay que destacarlo. Puede ser un punto de inflexión, por cierto. Otra cosa es cómo sigue este proceso en los próximos meses, porque va a depender de cómo las actividades económicas podrán ser adecuadamente retomadas y la actividad laboral reactivada con toda la incertidumbre asociada a este proceso para contener rebrotes del virus.

¿La creación de los 312 mil empleos son nuevos empleos o también hay quienes estaban en suspensión y pasaron a realizan nuevamente sus funciones?

-Son nuevos empleos netos. Los empleos en suspensión se consideran ocupados en estas encuestas.

Encuesta UC: se frena deterioro del mercado laboral en agosto y ocupados anotan leve mejoría
Ofertas de trabajo en internet anotan una recuperación en agosto tras desconfinamientos
Empleo profundizó caída en julio con especial impacto en jóvenes y mayores de 65 años

¿A qué se debe que la tasa de desempleo haya bajado considerando que la participación laboral subió?

-En todo este tiempo, hemos insistido en que el indicador más importante que se debe usar para evaluar el deterioro del mercado del trabajo es la tasa de empleo u ocupación y no la tasa de desempleo. La obsesión con esta última es dañina, porque la tasa de desempleo no es un indicador adecuado por cuanto las personas, por la crisis sanitaria, no están buscando trabajo; no obstante, reconocen que sin la pandemia estarían haciéndolo, y por lo tanto, calificarían como desempleados. Entonces, sugiero no mirar la tasa de desempleo hasta nuevo aviso. Lo que nos diga este indicador no es creíble, da lo mismo qué institución lo calcule. Otro es que si alguien considerara querer utilizarla, añada a su comentario una advertencia como la que se pone en las cajetillas de cigarrillos, algo así como que el uso de esta tasa puede ser dañino para la calidad del análisis del mercado laboral y para la adopción de políticas públicas.

De acuerdo con las cifras, el empleo por cuenta propia fue el que más creció. ¿Esto se debe al inicio del desconfinamiento?

-Sí, esa es mi impresión. Pero también en las fases de recuperación, luego de una crisis, es el empleo por cuenta propia o independiente el primero en recuperarse, y luego el asalariado.

¿La recuperación del empleo será compleja y con altos y bajos?

-De la información que tenemos, que no es mucha, este período será complejo. Se requiere mucho liderazgo y claridad para hacer compatible el retomar la actividad económica y laboral con la supervigilancia del virus y su trazabilidad y testeo. Si no, el proceso puede ser muy costoso. Esto configura un escenario con mucha incertidumbre.

¿El rol del Estado a través de los planes de subsidios laborales es clave para esa recuperación?

-El Estado juega un rol clave en esta recuperación. Sin embargo, creo que se requiere mucho más que esto. Chile es un país de terremotos, lo sabemos. Y en los grandes terremotos, después de la tragedia, prosigue un período especial. Es como si la calamidad que se hace visible para todos nos transforma como país en los meses siguientes. Se da mucha cooperación y solidaridad. Las prioridades se reordenan. Las disputas entran en una tregua. Lógico, cómo seguir en lo mismo frente al drama a la vista. Esta gigante caída en los empleos y la crisis del mercado laboral es un verdadero terremoto. Sin embargo, estamos muy distantes de abordarlo con el espíritu anterior. No se ve la generosidad y la colaboración es escasa entre los distintos actores. Esta situación requeriría tener este espíritu para poder abordarlo correctamente. De esto dependerá que la recuperación en el empleo pueda ser sostenida, a mi juicio, más allá de todas las medidas que se puedan considerar.

Comenta