Economía chilena extiende periodo de extraordinario crecimiento y en noviembre supera las proyecciones más optimistas

Imacec

Los analistas estiman una desaceleración en los próximos meses.




La economía extiende su periodo de extraordinario crecimiento, y en noviembre el imacec se expandió levemente por encima de las expectativas más optimistas del mercado. Además, por octavo mes consecutivo, el crecimiento fue de dos dígitos. En el mercado eso sí, esperan una desaceleración en los próximos meses.

El Imacec creció un 14,3% en noviembre, en comparación con igual mes del año pasado. La serie desestacionalizada aumentó 0,3% respecto del mes precedente y 13,3% en doce meses, según explicó el Banco Central en un comunicado.

“Todos los componentes del Imacec crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, destacando la contribución de las actividades de servicios y, en menor medida, del comercio. Este resultado se explicó, en parte, por la mayor apertura de la economía, las medidas de apoyo a los hogares y los retiros parciales de los fondos previsionales”, explicó el ente emisor.

El mercado esperaba una expansión entre 11% y 14% para el undécimo mes del año. Es decir, el crecimiento se ubicó levemente por encima de las expectativas más optimistas entre los expertos. Las estimaciones se basaron en los datos sectoriales que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadísticas el viernes pasado.

El mes pasado, la economía había experimentado un salto de 15%, pero ya comenzaba a mostrar señales de enfriamiento.

Análisis del Imacec por actividad

1. Producción de bienes: Hubo un alza de 3,3% lo que se explicó por la agrupación resto de bienes, que creció 5,0%, asociado al desempeño de la construcción, y por la industria manufacturera que aumentó 5,8%. En tanto, la minería registró una caída de 0,3%.En términos desestacionalizados, la producción de bienes cayó 1,0% respecto del mes anterior. Este resultado fue determinado, principalmente, por la caída de la industria manufacturera y de la minería.

2. Comercio: la actividad comercial experimentó un salto de 16,7%, impulsada por las ventas minoristas de supermercados y vestuario, calzado y equipamiento doméstico, y las ventas mayoristas de enseres domésticos. En menor medida, el comercio automotor también contribuyó al resultado de la agrupación. En tanto, cifras desestacionalizadas muestran una caída de 0,8% respecto del mes precedente.

3. Servicios: anotaron un incremento de 20,0%, resultado explicado principalmente por el desempeño de los servicios personales, en particular de educación y salud. En menor medida, los servicios empresariales, los restaurantes y hoteles y el transporte también contribuyeron al resultado. Acorde con cifras ajustadas por estacionalidad, las actividades de servicios crecieron 1,8% respecto del mes anterior.

Reacciones del mercado

La cifra de noviembre sin duda se ubicó muy por encima del promedio. Algo con lo que coincidieron desde Scotiabank, donde a través de un informe señalaron que el “IMACEC de noviembre se ubica sobre nuestra expectativa (13% a/a) y la de consenso (Bloomberg: 12,9%; EEE: 12,1%) impulsada principalmente por Servicios de Salud y Educación. Estos últimos tuvieron una expansión interanual de 20% a/a (1,8% m/m) que más que compensó el menor crecimiento mensual del resto de las actividades”.

Los expertos apuntan además a una desaceleración de la actividad tras fuertes crecimientos en los meses previos.

“Pensamos que este proceso de desaceleración de la actividad es coherente con cierto desvanecimiento del impulso que ofrecían las crecientes cifras de movilidad (que ya se normalizaron) junto con la reducción de las transferencias a los hogares. Además, prevalece una creciente sustitución de bienes por servicios por parte de los consumidores. Así, la actividad agregada continuó creciendo por sobre su potencial acumulando presiones inflacionarias, las que estarían sesgándose hacia los servicios”, sostuvo el analista macroeconómico de Pacífico Research, Sebastián Díaz.

Además, hay analistas que plantean que la desaceleración va a continuar este 2022.

“Mantenemos nuestra visión de que la actividad continuará en una senda de desaceleración para converger a niveles más cercanos a su tendencia, moderando el crecimiento hasta 2% en 2022, luego de haber alcanzado una velocidad cercana al 12% en 2021. La estrechez en las condiciones financieras (locales y externas), la respuesta de la inversión al contexto político y la moderación del gasto fiscal serán elementos clave para determinar la velocidad del ajuste”, dijo Santander en un informe.

NOTICIA EN DESARROLLO

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.